Río Cuarto | Dova | intendente | Elecciones

Dova: "Recorrí de punta a punta la ciudad y estoy competitivo"

El presidente del Tribunal de Cuentas ratificó su precandidatura a intendente. Señaló que debe conformarse una mesa política porque hay paridad entre dos o tres postulantes y que si no existe acuerdo deberán ir a internas

Mauricio Dova, presidente del Tribunal de Cuentas, ratificó su precandidatura a intendente por el justicialismo y reclamó que se convoque a una mesa política para ordenar el proceso de cara a la elección de 2024. “Me siento competitivo, en condiciones de ser el candidato del PJ primero y el intendente de la ciudad después. Hemos recorrido de punta a punta la ciudad y tenemos un diagnóstico de lo que la gente necesita”, dijo Dova.

“Me parece que todavía falta un proceso de diálogo por realizar dentro del peronismo. De todas maneras no sólo ratifico mi candidatura, sino que además digo que he sido el único que en estos cuatro años ha recorrido de punta a punta la ciudad”, planteó Dova.

- ¿Es indispensable la mesa política para organizar el proceso electoral en el peronismo?

- Sin duda. Es lo que primero hace falta en base a que hay varios compañeros que han manifestado su voluntad de ser candidatos y me parece que hay que ordenarlo al proceso, iniciar un proceso que persiga la unidad y si esto no se logra, porque nosotros venimos planteando que hay paridad entre dos o tres candidatos, dentro de las posibilidades está convocar a una interna.

- ¿Por qué cree que se multiplicó tanto la cantidad de precandidatos?

- Me parece que hay mucha ansiedad. Lo que veo es que hay muchas personas que manifestaron su voluntad de ser pero hay pocos procesos que se han llevado adelante con tiempo, que sean serios y que puedan catapultar posibles candidaturas. En mi caso puntual lo que marco es que venimos haciendo un trabajo de mucho tiempo, que hemos ido agotando las distintas instancias, que mi lanzamiento como precandidato ha sido en el marco de un acto político y estamos compuestos por una serie de organizaciones con mucha militancia social. Recorrimos 90 sectores de la ciudad, hablamos con 3.600 personas y eso nos permitió elaborar una plataforma con propuestas con lo que la gente nos ha ido planteando. Es una de las únicas propuestas serias que uno advierte en el marco de un proceso de creación política que hemos ido desarrollando y que en la mesa de diálogo tiene que pesar.

- ¿Tienen que estar todos los precandidatos en esa mesa?

- Sin duda y después veremos, a través de una serie de herramientas, quiénes están mejor perfilados y en base a eso, y al desempeño y al desarrollo político en el último tiempo, son elementos que tienen que pesar a la hora de tomar una decisión. Si entendemos todos que el objetivo es ganar la Municipalidad nuevamente y si entendemos todos que el objetivo es poner al mejor candidato o candidata, hay que hacer una apreciación de todos los elementos que estén sobre la mesa para tomar la decisión correcta. Si pese a eso persiste la paridad de los perfiles o las encuestas, no quedará otra que hacer una interna.

- ¿Cambia el panorama el hecho de que De Rivas haya sido casi oficializado como el candidato de la gestión?

- No entiendo que De Rivas esté oficializado. Me parece que es un compañero que tiene la voluntad, ha manifestado su intención de ser candidato y sentirse preparado, pero es una opción más. Aquí no hay nadie que termine definiendo quién es el candidato si no que tiene que salir de una mesa de consenso y en este contexto también me considero una de las opciones del oficialismo porque soy funcionario de la actual gestión y me siento competitivo y en condiciones de ser el candidato del PJ.

- ¿Cree que debe participar Llaryora en la definición sobre el candidato?

- Indudablemente. Tenemos que tener en claro que el gran objetivo es que esta gestión, que es reconocida, tenga continuidad.