Río Cuarto | Eduardo Aliendo | pandemia | alquileres

La ausencia de universitarios, el dolor de cabeza para el sector inmobiliario

Advierten que el porcentaje de desocupación es elevado, ya que desde la pandemia hubo una fuerte rescisión de contratos. Afirman que la prórroga de congelamiento de alquileres hasta el 31 de marzo es contraproducente

Sin dudas, para las inmobiliarias la Universidad es un factor central. Con las clases presenciales todavía en duda, la ausencia de estudiantes ha hecho que el mercado de alquileres haya quedado muy rezagado.

“Prácticamente, desde hace un año los alquileres se ven seriamente resentidos. Hay muchos departamentos de un dormitorio que tenían destino a estudiantes y hoy están desocupados. También hay gente que desde hace un año viene pagando alquileres y no ocupa los inmuebles por la pandemia. Y a aquellos departamentos que quedaron libres está resultando bastante difícil alquilarlos”, comenta Eduardo Aliendo, directivo del Centro de Corredores Inmobiliarios de la provincia de Córdoba y delegado en Río Cuarto.

En este sentido, añade que “el porcentaje de desocupación es elevado, teniendo en cuenta que la población universitaria es muy numerosa y hoy se nota no sólo en alquileres, sino en la vida económica de la ciudad”.

Por su parte, Marcelo Fichetti, martillero judicial y corredor inmobiliario, coincide en la mirada y cuenta que “el alquiler se cayó muchísimo, se rescindieron muchos contratos, chicos que se volvieron a sus provincias porque estuvieron con el año perdido, otros lo pudieron mantener y también hubo mucha gente que se tuvo que volver a la casa, jóvenes que estaban viviendo solos, algunos trabajaban y perdieron su fuente laboral”.

Para graficar el panorama, el dueño de Inmobiliaria Fichetti dice que aproximadamente perdió un 20% de inquilinos, en general, desde que comenzó la pandemia, momento en el cual todo empezó a modificarse.

Y hablando de los inquilinos que son estudiantes, el 30% de éstos debieron rescindir sus contratos por diversos motivos. “El que no rescindió ha caído en la morosidad, pero se han ido recuperando y acomodando. Se han retrasado en los pagos”, detalla.

Por otro lado, Aliendo se refiere a la prórroga del congelamiento de los alquileres hasta el 31 de marzo y afirma que “es contraproducente, porque atenta contra los intereses particulares, tanto del locador como del locatario”.

“Con la prórroga del decreto se va a hacer cada vez más difícil. El intervencionismo en los alquileres hace que las partes vean resentidos sus intereses y esto no hace más que aumentar el precio de alquileres o retraer inmuebles que estaban dispuestos para el alquiler para ponerlos directamente a la venta. Atenta contra las posibilidades de alquilar”, argumenta.

Por supuesto que el anhelo de las inmobiliarias es la reactivación. En cuanto a lo que está sucediendo, Fichetti expresa que en enero ha habido más consultas que en meses previos y cree que se debe a la posibilidad de volver a clases presenciales.

¿Cuánto sale alquilar en la ciudad?

Dependiendo del tipo de departamento y de la ubicación, Aliendo indica que aproximadamente el departamento de un dormitorio ronda los 13, 14 mil pesos por mes. A esto, hay que sumarle expensas e impuestos municipales.

En tanto, los de 2 dormitorios cuestan entre 17 y 20 mil pesos.

Las casas destinadas a familias están entre 20 y 25 mil pesos las de dos dormitorios. Y las de tres, pueden llegar hasta 40 mil pesos

También señala que las propiedades en barrios periféricos de la ciudad están un 15 o 20% por debajo de los valores que se manejan para el centro o macrocentro.