Río Cuarto | EMOS | Rentas | Ramiro Congestre

Emos detectó 800 mil metros cuadrados sin declarar y ahora va por los baldíos

Es el resultado de un cruzamiento de datos entre el Emos y Rentas. Son 9.500 cuentas de un total de 80.000, cuyos titulares hicieron ampliaciones pero no las blanquearon. Hay construcciones que figuran como terrenos

En un trabajo de cruzamiento de datos entre el Emos y Rentas, se detectaron 800 mil metros cuadrados de construcción sin declarar, correspondientes a 9.500 cuentas del citado ente municipal, que brinda los servicios de agua y cloacas en la ciudad.

Se trata del 12 por ciento del total de cuentas que hay en el Emos, que ascienden en la actualidad a 80.000.

Sus titulares hicieron ampliaciones que nunca declararon y que, tras el chequeo de datos, saltaron como construcciones ilegales.

Tras este paso, ahora van por los terrenos baldíos que figuran como tales en los papeles pero que, en realidad, hoy en día tienen construcciones de distinto tipo.

Se trata de casos pertenecientes en su mayoría a contribuyentes que forman parte de la clase media que reside en la ciudad.

Por ejemplo, se han detectado casas que declaran 64 metros cuadrados pero que en realidad poseen 100 metros cuadrados de construcción, en virtud de ampliaciones que se hicieron con el correr de los años.

Eso significa que esas viviendas pagan impuesto por la superficie original y no por la real.

Lo mismo ocurre con algunos baldíos que figuran como tales en Rentas pero que en realidad, en la actualidad, ya no son terrenos sino edificaciones.

“En un cruzamiento de datos con Rentas, hemos detectado 800 mil metros cuadrados de construcciones sin declarar”, dijo ayer a Puntal el director administrativo del Emos, Ramiro Congestre.

Y añadió: “Se trata de 9.500 cuentas del Emos cuyos titulares no declararon ampliaciones que hicieron oportunamente”.

Y ejemplificó a renglón seguido:“Estamos hablando de habitaciones y quinchos que se agregaron a la superficie original”.

“Es el 12 por ciento del total de cuentas que tenemos en el Emos, que ascienden a 80 mil”, cuantificó el funcionario.

Congestre también dijo que “ahora se va a ver el tema de los baldíos que figuran como tales en nuestra base de datos, pero cuando uno va al lugar se encuentra con edificaciones hechas”.

Otro de los casos que se detectaron fue el de un inmueble ubicado en un barrio de la ciudad que consta como tal en el registro catastral pero que en la dirección que se reporta hay en concreto 8 dúplex que se han construido con el tiempo.

El cruzamiento de datos permite actualizar la base catastral mediante relevamientos aerofotogramétricos y visitas personalizadas en los domicilios.

las más leídas