Rostros y Rastros Ensamble Vocal Femenino | Melisa Álvarez | método Rabine

Mujeres que cantan desde el cuerpo y el ser

Melisa Álvarez es la coordinadora de Ensamble Vocal Femenino, 'Cantoras'. En su instrucción aplica el innovador método Rabine que concibe el cuerpo disponible para el canto. Se presentan hoy en la Biblioteca Mariano Moreno

Una mujer con raíces en el canto popular, sobre todo en el folclore. “Mi papá cantaba y me enseñó a cantar y a tocar la guitarra, siempre fui coreuta, y al mismo tiempo siempre estuve cerca de la música lírica, de la música académica. A los 30 años decidí empezar a estudiar canto y así comienza un segundo camino en la música”.

Oriunda de Río Tercero, Melisa Álvarez, ingresó al Coro del Seminario de Canto del Teatro del Libertador en Córdoba capital, ciudad que la vio recibirse de profesora de Música. Luego, en 2018, decide vivir en Río Cuarto para incorporarse al Coro Polifónico Delfino Quirici.

“En este último tiempo estuve tomando clases y empezando a conocer el método Rabine, que se le llama también método funcional de la voz. Con mi maestro aprendí esta hermosa metodología. Primero porque involucra todo el cuerpo, no solo el cuerpo físico, sino todo el ser. Es un método muy nuevo, que recién está conociéndose y abriéndose camino. Mi intención es seguir formándome y de apoco trato de transmitirlo a mis alumnos, creo que es potencialmente una muy buena manera de encarar el canto, una manera de estar en el mundo con el cuerpo y con la voz”, dijo Melisa Álvarez cuando recibió a Rostros & Rastros.

¿Cuál es la dinámica de una clase con este método?

Todo parte de cómo estás hoy. La dinámica tiene una primera parte que se llama fase de contacto, en donde primero se hace un escaneo del estado del cuerpo, de en qué estado están los músculos, cómo estás parado, cómo está la columna, cómo está la cabeza, hacia dónde estás mirando. A partir de cómo estás hoy, se van haciendo intervenciones muy sutiles, guiadas por el maestro con muchas preguntas, para lograr un trabajo muy conversado, si se quiere. Dónde estás mirando, cómo es la inspiración, hay mucho aire, hay poco aire, cómo está la columna, estás parado, con todas esas preguntas se va generando esta primera fase de contacto, que es distinta en cada ser humano, por eso es tan innovador. Es una mezcla de acción y postura para el canto, es poner el cuerpo disponible para el canto, llegar a un estado de disponibilidad total, inclusive auditiva, para el canto. Eso es lo que me parece hermoso, que es como una preparación para...

Eso dará un rendimiento particular de la voz…

Sí, yo lo vengo experimentando desde hace muy poquito tiempo, un año, y noté diferencias totales, sentí algo que no había sentido hasta ahora, que era que mi cuerpo es el instrumento. Muchas veces los cantantes tenemos asociado el canto con el sector del cuello, donde están nuestros pliegues vocales, nuestro oído y cerebro, solo centramos ahí el canto. Pero de repente, desde la punta de los pies hasta la coronilla, es lo que está haciendo que mi cuerpo sostenga este canto que yo quiero hacer. Por eso me interesa mucho este método.

¿De qué se trata Ensamble Vocal Femenino?

Hoy es el grupo de mujeres que coordino; ‘Cantoras’. Extraño dar clases pero por suerte me puedo dedicar a cantar. Además, formo parte de otro grupo que se llama Affectus Ensamble, donde hacemos música antigua, música barroca. Volviendo a ‘Cantoras’, nace este año, pero lo veníamos gestando desde 2022. Yo estuve dando un taller en la Casa de la Poesía sobre creación de canciones y canto colectivo, desde allí se concibe la idea de armar un grupo de mujeres que canten. Ese taller se llamaba ‘La Habitación Propia’ y pude conectar con mujeres que tenían este anhelo de encontrar un espacio para ellas, un espacio para escribir, para crear, para cantar. Muchas son madres, trabajadoras, a muchas les costaba, y nos cuesta todavía a las mujeres, encontrar ese espacio donde decimos, ‘este espacio es solo mío, esta habitación es propia’. Cuando terminamos ese taller pensé en seguir potenciándolo, hice una convocatoria y así empezó a funcionar ‘Cantoras’ desde abril de 2023, hoy somos 14 mujeres, es un grupo que va mutando, obviamente, pero siempre un maravilloso grupo.

¿Técnicamente qué tiene y qué no tiene un cuerpo vocal femenino, sin voces masculinas?

Los coros con voces femeninas y voces masculinas, así logran una riqueza indudable. El cuerpo masculino tiene sus frecuencias, y la voz femenina lo mismo. Sin embargo, pasa también en los elencos de niños, en donde se cantan todas voces iguales; desde hace ya un tiempo, se vienen gestando grupos con voces femeninas, solamente. Nosotras podemos abordar todas las frecuencias dentro de los distintos tipos de voces en los humanos. Se logra un trabajo lindísimo, con mucha proliferación de arreglos vocales para grupos de voces femeninas que hoy están disponibles. En ‘Cantoras’ hacemos eso, a mí me gusta mucho la tarea de buscar un repertorio que tenga un despliegue melódico con un mensaje para nosotras y para el público al que se lo vamos a entregar. Yo misma hago algunos arreglos vocales, a veces hacemos una voz y un acompañamiento, a veces a dos voces, a veces al unísono, que quiere decir cantar todas en la misma voz. Más allá de lo técnico, no existe el ‘yo no sé cantar’, todos podemos ser parte de esta experiencia.

¿Cómo es ese repertorio?

Es un repertorio, un cancionero, que hemos podido armar durante todo este año y que vamos a presentar ahora. Son ocho canciones con las que sucedió algo muy lindo, sin darme cuenta, son todas canciones de compositoras mujeres, excepto por una sola, pero que en la música habla de una mujer. Creo que las compositoras mujeres tienen alguna sensibilidad particular, no digo que no la tengan los compositores masculinos, pero hay algo que nos llama, hay una manera de decir y de encontrarse en esta ‘habitación propia’ que está presente. Cuando me gusta una canción, la propongo en el grupo y es como estar hablando en la misma sintonía.

Melisa Álvarez, además, toca la guitarra y algunos instrumentos de percusión. Le gusta la poesía, escribe y avanza en un libro propio. Hoy la presentación de ‘Cantoras’ se basará en un concierto poético-musical con una narradora invitada para la lectura de esos poemas combinados con canciones en una especie de conversación entre canciones y poemas. Será hoy, 26 de noviembre, a las 20.30 horas, en el auditorio de la Biblioteca Popular Mariano Moreno. A futuro, Melisa asegura que quiere seguir adelante con este cuerpo de voces que es ‘Cantoras’, “ojalá que podamos formar parte de esta ciudad, salir a cantar, mostrarnos, crear cada vez más repertorio e ir avanzando en entender nuestro cuerpo como un instrumento. Mi intención es que el año que viene pueda venir mi maestro a formarnos y continuar este proceso de formación musical y vocal”.

Por Fernanda Bireni