Deportes | equipo | domingo | partido

Talpone y Abraham, los nombres del gol de Estudiantes ante San Telmo

El mediocampista y el defensor analizaron el presente del León tras el triunfo del domingo

Estudiantes avanza con tranquilidad y astucia en el Torneo de Primera Nacional 2022 y festeja nuevamente la vuelta del triunfo al equipo. Los conducidos por Marcelo Vázquez le ganaron en el Antonio Candini a San Telmo por 2 a 1 el último domingo por la fecha 15. Lo que sigue será Gimnasia de Mendoza en condición de visitante y con la misma premisa a corto plazo: mantenerse en zona de clasificación al reducido.

Nicolás Talpone abrió el marcador en el primer tiempo, mientras que Luna (del rival) empató a los 10 del complemento. Dos minutos más tarde, Ignacio Abraham fue quien dio el triunfo total al Celeste. El equipo supo ser efectivo y quedarse con los tres puntos en casa.

El plantel descansó el día de ayer y hoy retomará los entrenamientos y trabajos regenerativos en el Predio Pablo Aimar; en ese marco, los protagonistas de los últimos goles cuentan a Puntal sus sensaciones y lo que sigue para los leones del imperio en este campeonato que se pone cada vez más intenso. Dos visiones del presente del León.

- ¿Cuál creen que fue la mayor virtud del equipo que salió a enfrentar a San Telmo el domingo?

Nicolás: Yo pienso que en el primer tiempo nos costó tener la pelota y así y todo generamos dos o tres claras situaciones de gol; eso es una gran virtud del equipo llegar y tratar de convertir en peligro o con mucha gente. Llegamos y cuando lo hacemos lo podemos convertir en gol, eso no es poca cosa como equipo.

Ignacio: Yo creo que la mayor virtud del equipo fue la entrega. Sin bien no pudimos hacer pie en la cancha y arrancamos un poco “dormidos”, porque nos ganaron un par de veces los duelos por afuera, creo que la mentalidad estuvo en tener confianza entre todos y tirar para el mismo lado. Empujamos todos para el mismo lado siempre, a pesar de que por momentos las cosas no salían. Con ese ímpetu conseguimos el primer gol, los espacios se abrieron hasta el empate, y más tarde convertir nosotros nuevamente; ahí el partido se hizo un poco más favorable para nosotros. Tenemos entrega, es como si en cada minuto fuera la última pelota.

- ¿Imaginaban estar en el puesto al que llegaron en la tabla? ¿Marcelo Vázquez tiene que ver entonces en este cambio de mentalidad?

Nicolás: Tenemos 24 puntos, siempre estamos para pelear y como imaginarlo yo lo imagino siempre. Tenemos un gran equipo, tal vez al principio del torneo no fue todo como lo pensamos o se complicó, pero estar acá es el objetivo de todo. Claramente Marcelo es parte de ese cambio de mentalidad en el grupo. Se está viendo.

Ignacio: Cada vez que arranca un torneo, ya sea por un objetivo personal o grupal siempre queremos estar arriba, peleando para ser protagonistas. Si nos va bien como grupo, lo lógico es que uno crezca en lo individual; desde el día uno nos planteamos este objetivo y por más que tal vez no comenzó todo como queríamos, hoy las cosas se están dando a fuerza de trabajo y sacrificio. Es un conjunto, la llegada de Marcelo Vázquez nos dio el “shock” anímico del que todos hablan, es real y sin dudas esto no es casualidad, sino trabajo para estar donde estamos hoy.

- ¿Las propias son sus posiciones de origen en la cancha y en las que se sienten cómodos, como fue el domingo?

Nicolás: En mi caso puedo decir que jugar con alguien como Fernando (Belluschi), como fue el domingo, hace que lo mío se haga un poco más fácil. Yo me sentí muy cómodo. Es un gran jugador y persona, nos ayuda y aconseja y el domingo fue así más allá de la posición. Yo sentí que tuvimos todos un gran partido respetando el esquema del técnico.

Ignacio: Yo siempre fui más volante delantero, pero hace varios años que juego en esta posición y ya le encontré el “gustito” de ir al ataque, aunque soy muy consciente de que tengo mucho por mejorar; trato de escuchar a los más grandes y con experiencia. Coincido en que por ejemplo Fernando lo da todo y también esa claridad y respaldo en toda la cancha. El domingo fue un caso de tomar esos consejos dentro de la cancha para mentalizarme.

-El gol, ¿cómo lo vivieron?

Nicolás: En mi caso fue una jugada rápida, el cinco de ellos controló mal y me adelanté a sacársela. Por suerte pude robarla y cuando vi que tuve el espacio traté de apuntar ahí y salió, a veces no sale (ríe). Fue todo muy rápido, estoy muy contento y se cruzaron muchas cosas por la cabeza.

Ignacio: Hacer un gol siempre es lindo. En mi caso sirvió para darle el triunfo al equipo y esa es la mayor alegría o lo importante. Lo importante es que sirva para sumar, que valga y que nos genere esta adrenalina de querer seguir así. Yo estoy muy contento con tod; en esos ratos uno piensa en el sacrificio, en la familia y las personas que están detrás de uno acompañando. Una felicidad enorme.

- ¿Cómo definen este equipo, este “Estudiantes de Río Cuarto”?

Nicolás: Somos un equipo que sabe “sufrir” cuando no tiene la pelota. Salimos a marcar y no nos gusta cuando nos tocan la pelota. El domingo se notó en todos. Tal es el caso de Joaco Bigo (arquero) que supo sacar muchas pelotas. Somos un equipo que sufre, pero entrega y deja todo. Estamos todos para ganarnos el lugar y trabajando a pleno sin relajos.

Ignacio: Yo lo defino con la palabra solidaridad. Somos un gran equipo que está al cien, tratando de ayudar al otro en la cancha de la manera en que se pueda. Cubriéndonos las espaldas, sin importar quién corre más o menos. Tiramos todos para el mismo lado y lo demostramos partido a partido. Hay entrega y sacrificio para sacar cualquier partido adelante, a pesar de las circunstancias o el rival. Tenemos la mentalidad de salir a ganar en cualquier cancha.