Deportes | Estudiantes | equipo | club

"Es un sueño que se me hizo realidad", dijo Matías Mellano

El joven DT se refirió a la posibilidad que se le presenta de dirigir el equipo de Estudiantes que juega en la Liga

“Fue una noticia que no esperaba tan temprano. Era un objetivo que tenía, es un sueño tener esta posibilidad a la edad que tengo. Es un sueño que se me hizo realidad”, expresó Matías Mellano, el director técnico de Estudiantes en el equipo que participa en la Liga Regional, además de integrar el cuerpo técnico de Seferino Flores en el plantel de Primera Nacional.

“Todos sabemos la importancia que tiene la primera local de Estudiantes, y que hayan confiado en mí es un sueño, un objetivo cumplido”, expresó.

Al hablar de los objetivos que tiene en este desafío dijo: “Siempre es que los chicos cuando terminen el ciclo, sea cuando sea, sean mejores. Trabajar lo más profesional posible para que cuando lleguen a primera en estén preparados y no se sorprenda a la hora de entrenar o cuando tenga que ver un video, para que no los sorprenda el profesionalismo. Es continuar lo que estaba haciendo el Chepe (Flores)”.

Ya metido en lo que será el partido de mañana ante el líder Juventud Unida expresó: “A uno le gustan estos desafíos, ante un rival duro. Lo asumo con mucha responsabilidad y como una gran oportunidad. Estamos confiados, tuvimos tiempo de trabajo que es lo importante para ver cómo enfrentamos el partido. Estamos preparados. Somos el club más grande la Liga, somos locales, y si bien no estamos en un buen momento en la tabla, vamos a jugar, tratar de ganar porque así lo demanda la historia del club. Estoy muy ilusionado”.

Sobre el estilo de juego que pretende para el equipo afirmó: “La idea es mantener lo que busca el club desde hace tiempo. Que el equipo vaya al frente, que haga que las cosas pasen y no las espere. Un equipo que se haga cargo de la pelota y que sea protagonista. Los hinchas y dirigentes quieren eso, un equipo que haga las cosas para ser protagonista y que entienda que la pelota no es el problema, sino la solución. Si los otros no la quieren, nosotros la vamos a tener y cuidar como manda la historia del club.

Mellano, pronto a cumplir 23 años, contó que “jugué en la Universidad hasta los quince años y dejé. Fue un golpe duro porque quería cumplir el sueño de ser jugador. Me alejé completamente del fútbol por un tiempo. Hasta que mi papá me regaló un libro de Bielsa y leyéndolo me cambió la vida, me despertó el deseo de ser entrenador”.

“Lo primero que hice fue ayudar a Facundo Ponce, en la B, con el video análisis. Después me contacte con el cuerpo técnico de Estudiantes de Marcelo Vázquez, en el Federal A y empecé con ellos. Dirigí inferiores, hasta que me salió la propuesta de Godoy Cruz como ayudante a principio de año. Estuve nueve meses y nos fue muy bien. El proyecto estaba por terminar cuando me llamó el club y no lo dudé. Además de dirigir la primera local estar en el cuerpo técnico del plantel profesional es una gran oportunidad. Además de volver a la casa que me ayudó”, finalizó el director técnico.