Deportes | Estudiantes | torneo | equipo

"Estudiantes volvió a ser el referente de Río Cuarto, la zona y el sur de Córdoba"

En el aniversario 109 del club, su presidente Alicio Dagatti contó los próximos objetivos en lo deportivo y lo infraestructural. Hoy quedará inaugurado el gimnasio de 300 metros cuadrados en el predio Pablo Aimar

Estudiantes cumple 109 años, una vida ligada a la ciudad de Río Cuarto en todos sus aspectos. Que lo hacen ser y lo posicionan como uno de los clubes señeros en la vida social y deportiva de la ciudad.

El sueño de aquellos Estudiantes a comienzo de siglo pasado sigue en plena evolución, transitando de acuerdo a los avatares que nuestro país y el mundo van deliberando. A pesar de ello, con pandemia y crisis económica, los objetivos siempre han sido grandilocuentes, con la premisa clara de seguir escalando.

Mojones en esta centenaria historia hay y de sobra, en todos los niveles y en todas las épocas. Difícil de olvidar son las grandes gestas deportivas, futbolísticas en este caso, que hicieron grande al León. Por lo vivido en décadas gloriosas como los sesenta y los setenta, hasta llegar al pico máximo en ochenta, jugando consecutivamente tres torneos nacionales.

Alicio Dagatti, presidente del club, habló con Puntal y contó lo que se vivirá esta noche en el predio, con la inauguración del gimnasio y la cena aniversario. Luego de la pandemia, de manera presencial y con los protocolos respectivos.

-Desde ya el hecho de poder festejar en forma presencial un nuevo aniversario nos pone muy felices, después de lo que nos tocó vivir con la pandemia. Y como venimos acostumbrados desde que arrancó nuestro mandato en el club, desde hace seis años que todos los aniversarios organizamos y festejamos en forma presencial la fiesta de cumpleaños. Es un placer y un gusto poder hacerlo, en el contexto de un protocolo con todas las medidas, con un cumplimiento determinado de personas en cuanto a la cantidad.

-¿En qué va a consistir el acto de hoy?

-Vamos a mostrar las obras que se han hecho y lo que se ha logrado deportivamente, junto con todas las disciplinas, con los socios y autoridades que han pasado en el transcurso de estos años. Vamos a inaugurar el gimnasio en el predio, una obra de una verdadera envergadura económica, es algo que nos va a potenciar en todo lo que es divisiones inferiores y el plantel superior, para poder hacer los trabajos físicos adecuados a lo que queremos lograr en un plantel profesional. Una obra que cuenta con 300 metros cubiertos, abajo con gimnasio, baños y vestuario más sala de kinesiología y arriba, en el segundo piso, todo lo que es la sala de conferencias del coordinador con los profes, para ver videos de los partidos y hacer todo un trabajo bien profesionalizado con el equipamiento que hace falta. Es una obra que venía de años, que la veníamos esperando y trabajando para eso. El acto principal de hoy va a ser la inauguración.

-Mirando hacia atrás ¿qué es lo que va quedando de todo lo construido?

-Yo creo que hemos construido muchísimo, institucional, deportiva y socialmente. Estudiantes volvió a ser el referente de Río Cuarto, de la zona y del sur de Córdoba. Nos hemos potenciado deportivamente, hemos vuelto a tomar los primeros niveles y hemos superado lo realizado anteriormente, porque llegamos a la segunda categoría del fútbol argentino y estamos asentados. En lo deportivo hemos logrado muchísimo, desde que agarramos el equipo en 2015 navegando y patinando en un Federal B, llevarlo al Federal A y a los dos años ascendimos a la segunda división, que es el sueño de todos los riocuartenses y de toda la familia de Estudiantes. Se logró algo que parecía impensado en 2015 de acuerdo a cómo estaba el club en su momento. Pudimos recuperar la sede, se hizo un complejo de canchas de piso sintético, además una ampliación doble de lo que es gimnasia artística, hicimos una cancha de tenis más, se cambiaron los pisos de la cancha de básquet con los baños y los vestuarios. Las luces del estadio con iluminación LED, quedando dentro de los diecisiete clubes con esta tecnología en el país, además de baños, vestuarios y cantinas nuevas.

Deportivamente hemos logrado muchísimo, desde que agarramos el equipo en 2015 navegando y patinando en un Federal B. Pudimos llevarlo al Federal A y a los dos años lograr el ascenso a la segunda división. Deportivamente hemos logrado muchísimo, desde que agarramos el equipo en 2015 navegando y patinando en un Federal B. Pudimos llevarlo al Federal A y a los dos años lograr el ascenso a la segunda división.

-En este contexto, ¿cuál sería el próximo objetivo desde lo infraestructural?

-Sacando lo del gimnasio y en lo que corresponde al predio, sabemos que estamos con la necesidad de hacer una cancha de piso sintético de once para que practique la Primera Nacional o el selectivo, o las categorías que lo requieran, y a su vez poder trabajar con los chicos de infanto-juvenil, partiendo la cancha esa en dos o en tres con arcos chicos. Por más que llueva o haya alguna inclemencia que impida jugar en las canchas, poder hacer la práctica con normalidad y no perder los días de trabajo, eso es lo que nos está faltando.

-¿Y en el estadio?

-Como obra importante se está trabajando y seguimos fuertemente en el proyecto de la tribuna oeste, algo que dependerá primero de que se habilite el público en los estadios, de acuerdo al aforo que tengamos y a que se pueda proyectar a futuro también, porque si empezamos con un treinta por ciento este año y el año que viene lo podemos extender a un cincuenta o sesenta, va a ser diferente a que si esto sigue así por mucho tiempo. Es el fútbol la única actividad que no lleva público, hay en los teatros, bares, confiterías, hipódromos, recitales, tenis, todos tienen público y el fútbol es el único que no. Entonces, ojalá que pueda venir lo antes posible y eso va a hacer que podamos llevar adelante nuestro proyecto más allá de que no tenemos un plazo preestablecido. Sabemos que es algo que está y es la próxima obra que viene en el estadio.

Como obra importante en el estadio, se sigue trabajando en el proyecto de la tribuna Oeste, algo que dependerá primero de que se habilite el público en los estadios. Como obra importante en el estadio, se sigue trabajando en el proyecto de la tribuna Oeste, algo que dependerá primero de que se habilite el público en los estadios.

-En cuanto a lo futbolístico y lo que es esta campaña, ¿cómo la están evaluando y cómo planifican el próximo torneo?

-Este es un torneo de transición, que mientras no empezó a transcurrir no sabíamos dónde íbamos a estar; después, a medida que fueron pasando los partidos y nos fuimos acomodando, supimos qué es lo que tenemos que buscar y tratar de lograrlo para el que viene en 2022. Tenemos que dejar la mejor base posible, a lo que se van a sumar los refuerzos que el técnico crea necesarios en los puestos correspondientes. Si lo evaluamos estadísticamente y miramos hacia fines de enero, todos aquellos equipos que llegamos a las finales o instancias decisivas del torneo anterior estamos hoy en la misma situación. Atlanta está un poquito mejor que nosotros y es el que mejore se posiciona, Estudiantes de Caseros está como nosotros, Temperley también. En la otra zona, Atlético de Rafaela. Todos lo que llegamos hasta ahí estamos iguales, esto denota claramente que no pudimos hacer una pretemporada como corresponde, muchos jugadores habían tenido una gran vidriera y se fueron. Prácticamente el plantel entero nuestro se fue a la primera categoría de nuestro fútbol. Eso es muy difícil si tenemos en cuenta que en veinte días teníamos que armar algo y traer jugadores para formar un equipo que realmente se consolide. Lo mejor que hemos logrado en este último tramo del torneo es empezar a proyectar los jugadores del club, de inferiores, para que sean la base del año que viene, sumados a los que podamos traer de jerarquía en los puestos que consideremos necesarios.

-A la luz de los resultados, ¿considera que lo de Acuña fue una apuesta que no prosperó?

-A mí me quedó la sensación de que Gerardo no pudo plasmar en Estudiantes todo lo que él sabe y todo lo preparado que está. Es un técnico muy formado y que trabajó muy bien. Con poquito tiempo de pretemporada y un plantel totalmente nuevo, además de algunas cositas que pasaron, que se suscitaron en el plantel, de algunos jugadores que tenían su expectativa de poder subir a primera y que no lo habían hecho. Eso hizo que su rendimiento mermara en su faz personal, fue costando desde ese lado. Y cuando pareció que el equipo iba a arrancar con el partido de Nueva Chicago en Mataderos, con triunfo 2 a 1, nos volvió a agarrar la pandemia. En ese parate se van Néstor Ortigoza, Álvaro Cuello, Kevin Gissi, y se diezmó cada vez más el plantel. Nos costó muchísimo, pero más allá de eso, en ningún partido fuimos superados por más de un gol, sacando el partido con Quilmes (2 a 0 en la tercera fecha del campeonato en el Candini). Los demás partidos fuimos superados por un solo gol y en muchos de ellos injustamente. Creo que Estudiantes merecería tener ocho o nueve puntos más de los que tenemos, los cuales nos permitirían seguir expectantes de poder llegar a un cuadrangular. No se logró y creímos que era lo conveniente cortar la relación, no esperar hasta fin de año para volver a generar nuevas expectativas y trabajar con Seferino Flores y este cuerpo técnico en forma interina, pero también sabiendo que tienen posibilidades de continuar si los resultados se dan y de acuerdo al trabajo que se venga haciendo, que nosotros vamos a evaluar.

Me quedó la sensación de que Gerardo (Acuña) no pudo plasmar en Estudiantes todo lo que él sabe y todo lo preparado que está. Es un técnico muy formado y que trabajó muy bien. Me quedó la sensación de que Gerardo (Acuña) no pudo plasmar en Estudiantes todo lo que él sabe y todo lo preparado que está. Es un técnico muy formado y que trabajó muy bien.

-Finalmente, ¿qué mensaje tiene para el hincha y el socio?

-Al hincha le quiero decir que nos tenga paciencia como lo ha tenido siempre durante el torneo. Que ha sido un certamen de transición, obligadamente de acuerdo a cómo quedamos expuestos después de las dos finales, con una vara muy alta, pero que a su vez era imposible sostener ese plantel y ese equipo. En este torneo donde no tenemos grandes obligaciones podemos hacer una transición sin que el club se sienta afectado, económica y deportivamente. Donde vamos a capitalizar a los chicos de inferiores, que durante mucho tiempo han estado relegados y ahora han tenido la oportunidad, porque de acá hasta que termine el torneo seguro va a haber un par de debuts más, lo cual va a dejar bien sentado el trabajo que se viene haciendo en inferiores. Que se queden el hincha y el socio tranquilos, que en 2022 vamos a tratar de volver a tener un equipo competitivo en el torneo. Esa es la idea, como no lo ha sido en este certamen por distintas situaciones, que hicieron que no pudiésemos ser. Tenemos ahora el tiempo suficiente para trabajar y lograr los objetivos.

Javier Albarracín. Redacción Puntal