Deportes | Estudiantes | padilla | Primera Nacional

"Fuimos un rival muy digno, ningún equipo nos pasó por arriba ni nos superó

Estudiantes viene de tres partidos contra candidatos al ascenso en los que, si bien no pudo ganar, dejó una muy buena imagen colectiva. Así lo refleja Maximiliano Padilla, uno de los mejores del Celeste en el campeonato

Para Estudiantes, la recta final del campeonato ha tenido connotaciones de las más variadas. Por un lado, el hecho de cumplir una rueda sin ganar, con todo el peso anímico y emocional que tiene, y, por el otro, el saber que en la mayoría de esos partidos mereció algo más que un empate.

En especial en estos últimos tres, ante equipos como Almirante Brown, San Martín de Tucumán y Belgrano, de los mejores que tiene la zona y, por ende, la categoría.

Allí quedaron plasmadas las falencias y las virtudes del equipo hoy dirigido por Flores. La primera, claro está, es el hecho de convertir, de poder plasmar en la red lo que se genera. Mientras que las virtudes están en el arco y en todo el aparato defensivo, en especial ese núcleo conformado por Pardo, Padilla y Maffini. Entre esos cuatro sin dudas está el podio celeste en este campeonato tan difícil.

Sabe Estudiantes que para 2022 tiene edificadas estas bases sólidas pensando en un equipo con ambición de ascenso a Primera.

En ese sentido, Maximiliano Padilla es un irremplazable; juegue donde le toque, el salteño lo hace muy bien. Jugador técnico, que contagia, con una entrega envidiable, de perfil bajo, se ha podido destacar y quedar entre los mejores.

En diálogo con El Deportivo, así refleja lo que fue el agónico empate en Alberdi.

“La verdad es que estoy muy contento; si bien se empató, era un partido aparte, en una cancha que estaba llena de gente, con todo a su favor. Para nosotros era un clásico y empatarlo sobre el final fue casi un triunfo. Más allá de que tuvimos situaciones más claras que Belgrano.

-Fue un gran partido el que jugaron, ¿cómo lo evaluás?

-Hemos jugado un partido como se debía, lo hicimos muy bien, estuvimos parejos en todas las líneas, cubriendo los espacios. La única que les quedó fue el gol con un par de rebotes, pero después lo más claro fue nuestro. Una de Talpone, una de Müller y otra de Tomi Correa fueron las más claras del partido.

-Vienen de jugar con tres candidatos y ninguno los superó, incluso podrían haber ganado algún partido de esos.

-Los últimos tres partidos jugamos con los que están arriba peleando, fuimos unos rivales muy dignos, ninguno nos pasó por arriba ni nos superó. Creo que en otros partidos tampoco, podríamos haber sacado diez puntos más en el torneo, tampoco tuvimos la cuota de suerte que necesitamos. Quizá fue un torneo de transición, aunque suene incómodo decirlo, más allá de que cuando un torneo arranca todos los clubes quieren ascender, pero más o menos sabíamos que iba a ser así. Ningún equipo ha sido ampliamente superior a nosotros.

-Con la vuelta del público a los estadios ¿requiere para ustedes un reacostumbramiento a la hora de jugar?

-Es un cambio, juega la concentración de cada uno, lo que hay que hacer, comprometerse con uno mismo y el compañero, eso lo hicimos bien en estos partidos con público y con los rivales que nos tocaron enfrentar.

-Se viene Riestra el lunes, ¿considerás que es una oportunidad inmejorable para volver al triunfo?

-Hoy ya arrancamos la semana pensando en eso, trataremos de que se queden los tres puntos en casa, buscando una alegría no sólo para nosotros, sino también para nuestra gente.

-El sistema defensivo parece cada vez afianzado con los cinco en el fondo.

-Me siento cómodo, por ahí soy un jugador que me adapto rápido a la posición y al esquema que quiera jugar el entrenador; estamos nosotros para acatar órdenes y tratar de hacerlo todo de la mejor manera, me siento cómodo en cualquier lugar que me toque.

-¿Cómo toma este momento tu familia en Rosario de la Frontera? Son partidos con mucha repercusión.

-Por supuesto que sí, ya hablé con mi familia y amigos, me han felicitado por el gol y cómo se dio, por la manera. Muy contentos por eso y, en lo deportivo, seguir creciendo a la par de mis compañeros.

-¿Cómo fue marcar a un delantero como Pablo Vegetti?

-Sabíamos que iba a ser una linda pelea con él y con Balboa, son tipos fuertes, grandes, iban a ser muchos mano a mano. Personalmente, me gusta esa clase de duelo, con la pelota y sin la pelota, me gustó cómo se dio.

-Casualmente con Belgrano se dieron partidos con emociones hasta el final.

-Son partidos que tenés que jugarlos concentrados en un cien por cien, todo el equipo tirando para el mismo lado y tener la fe de buscarlo hasta el último, dio la casualidad de que los chicos la pelean y me queda para el gol.

-A pesar de las buenas producciones, contra Riestra van a cumplir una rueda sin ganar, ¿cómo lo toman?

-Es duro, estamos en un país donde mandan los resultados, hemos tenido muchos empates. Queda ese sabor amargo de que siempre nos podíamos haber quedado con algo más. Damos el cien por cien y no nos está alcanzando, laburamos de la misma manera para poder lograr ese triunfo que tanto anhelamos y es lo que más queremos.