Deportes | ezeiza | test | brote

Boca, con un "brote" de contagios en su burbuja, suspende los entrenamientos

Frente a esa situación, los miembros del plantel y de todo el staff xeneize fueron aislados en sus habitaciones del hotel Howard Jonhson en Ezeiza y las prácticas no se realizarán por 72 horas hasta un nuevo test.

Boca Juniors informó ayer sobre un "brote" de contagios de coronavirus, que incluiría a 14 futbolistas y cinco integrantes del cuerpo técnico, dentro de la burbuja que había montado en la localidad bonaerense de Ezeiza, por lo que resolvió suspender los entrenamientos por 72 horas, a dos semanas del reinicio de la Copa Libertadores.

En un comunicado oficial, en el que no oficializó la cantidad de personas afectadas, el club xeneize detalló que, "a excepción de un jugador, se pudo identificar previo a la aparición de síntomas a aquellos que dieron positivo".

"Al día de la fecha están aislados en la concentración, bajo estricta supervisión médica, kinésica, nutricional y psicológica. El estado de salud es excelente en todos los casos, esperando los tiempos sanitarios y médicos para el pronto retorno a la actividad", remarcó.

Por este "brote", tal como lo calificó el club, el entrenador Miguel Ángel Russo fue enviado a su casa, ya que tiene 64 años, se recuperó de un cáncer hace poco tiempo y forma parte del grupo de riesgo.

"Por estos motivos, y para extremar las medidas de seguridad sanitarias, se aísla en sus respectivas habitaciones a toda la delegación y se suspenden los entrenamientos por 72 horas, tras lo cual se realizarán nuevos test PCR", agregó el comunicado sobre los pasos a seguir.

El Xeneize, que obtuvo un triunfo y un empate en el Grupo H de la Libertadores, tiene previsto su reestreno para el jueves 17 a las 21 como visitante de Libertad de Paraguay, que contará con el entrenador Ramón Díaz en el banco de suplentes.

Los dirigidos por Miguel Ángel Russo, campeones de la última Superliga, viajarán después a Colombia para chocar ante Independiente Medellín (24/09) y esperarán en la Bombonera los cruces con Libertad (29/9) y Caracas de Venezuela (22/10), en busca de la segunda fase de su principal objetivo deportivo.

La crónica

Desde el lunes pasado, el plantel se encuentra alojado en el hotel Howard Johnson de Ezeiza, donde come y descansa, y sólo se desplaza para ir al Centro Deportivo ubicado a pocos kilómetros de distancia, en el que lleva adelante las prácticas.

El objetivo fue poder realizar prácticas grupales sin restricciones, como entrenamientos de fútbol, ante la proximidad del reinicio de la competencia.

"El plantel profesional del club ha sido evaluado dos veces por semana desde el reinicio de la actividad presencial y ya se cumplieron más de 500 testeos. Los días 18, 21 y 26 de agosto todos presentaron PCR negativa y el día 24 de agosto los test rápidos enviados por AFA también resultaron negativos", explicó el club, según la información del Departamento Médico.

En ese sentido, detalló que la evaluación "incluyó a todo el personal del Centro de Entrenamiento de Ezeiza, así como también al personal del hotel donde la delegación se encuentra alojada".

Pero durante la noche del viernes 28 de agosto "se detectaron síntomas compatibles con Covid 19, por lo que el día siguiente se realizaron test de hisopado rápido, que a algunos integrantes del plantel les dio resultado positivo, por lo que el domingo 30 se repitieron los test PCR a todos los integrantes de la delegación, arrojando la aparición de un brote de contagio".

La burbuja xeneize de Ezeiza se mantuvo cerrada e incluso la dirigencia resolvió que ni siquiera se reintegren al plantel el juvenil Agustín Lastra y Agustín Almendra (ambos recuperados de coronavirus) ni Gonzalo Maroni (cumplió la cuarentena tras regresar desde Italia), quienes trabajaron diferenciados del grupo principal.

Tampoco estuvo el colombiano Edwin Cardona, que continúa con el aislamiento obligatorio después de haber arribado al país desde México.