Río Cuarto | farmacia | autotest | demanda

Farmacias locales empezaron a vender los autotest para el Covid-19

El kit tiene un precio de 1.650 pesos y se consigue en los comercios que están incorporados al sistema de trazabilidad. El farmacéutico y el usuario se responsabilizan de informar el resultado. No hubo alta demanda

El kit de autotest Covid-19 se empezó a vender a partir de ayer en las farmacias de la ciudad y, aunque por el momento no hay gran demanda, se espera que vaya en aumento durante los próximos días. El producto, de dispensa libre para mayores de 18 años, se comercializa en RíoCuarto a un precio establecido de 1.650 pesos por unidad. De momento, se consigue una sola marca comercial.

Según indicaron desde la delegación local del Colegio de Farmacéuticos Córdoba (Colfacor), las droguerías hicieron una primera entrega de productos para cubrir la demanda de la preventa, y se espera que la provisión sea mayor a partir de la semana que viene.

"No hay muchas unidades disponibles ahora, pero la semana que viene habría un ingreso mayor para dar cuenta de una demanda que se amplió con la difusión de estos días", indicó el presidente de la delegación de Colfacor, Mariano Rosas.

Cabe recordar que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó a cinco marcas comerciales para distribuir el producto dentro de territorio argentino, y dentro de esa oferta hay uno de fabricación nacional.

De todos modos, al menos en Río Cuarto y por ahora, sólo se consiguen los de una única denominación comercial, a un valor de venta al público de 1.650 pesos por unidad.

Trazabilidad

No cualquier farmacia puede vender los autotest. Solo aquellas que adhirieron previamente al sistema de trazabilidad Siafar, para la dispensa y registro de resultados de las pruebas, están habilitadas para hacerlo.

"La farmacia y el usuario son responsables de cumplir con la exigencia de trazabilidad. La farmacia tiene la obligación de informar los datos de a quién se le dispensó el test, y el usuario de reportar el resultado a la farmacia y al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS)", dijo el titular de la delegación de Colfacor, Mariano Rosas.

Los autotest de antígenos que se pusieron en venta en las farmacias locales tienen la opción de obtener la muestra vía hisopado nasal o de saliva.

Pero el papel del farmacéutico no termina con la venta del producto. Una vez que eso ocurre, debe encargarse de realizar un seguimiento, que entre otras cosas implica contactar al usuario para instarlo a que informe el resultado. En caso de que éste se niegue, el farmacéutico tiene la obligación de informarlo al Sistema Nacional de Vigilancia de Salud.

Consultado sobre cuál fue la demanda de los autotest, Rosas indicó que "crecieron las consultas a medida que se hablaba del producto, y de la mano del movimento turístico y la necesidad de algunas personas de testearse antes de viajar, o por cuestiones laborales".

Más allá de que cada kit de autoevaluación contiene un prospecto que detalla el uso correcto del producto, la propia farmacia debe ejercer un rol pedagógico para orientar al cliente en este sentido.

Respecto a la fiabilidad de la tecnología de autoevaluación, Rosas recordó que es "superior al 95 por ciento y por eso fue autorizada por la Anmat".