Nacionales | fiat |

Presidente de Fiat: "Soy optimista de que este problema se puede destrabar"

El presidente por Fiat, Jeep y Ram en la filial local del grupo Stellantis, Martín Zuppi, se mostró hoy confiado respecto de una posible resolución al conflicto sindical

El presidente por Fiat, Jeep y Ram en la filial local del grupo Stellantis, Martín Zuppi, se mostró hoy confiado respecto de una posible resolución al conflicto sindical en las fábricas de neumáticos, y consideró que la posibilidad de abrir la importación de dichos insumos “es un parche dentro del gran problema de fondo”.

“Soy optimista de que este problema se puede destrabar. Estamos hablando de una industria que pierde US$ 40 millones al día de producción para el país si para, 75.000 empleados directos, casi 120.000 en los proveedores; hay una cadena de valor muy grande como para que este conflicto no se destrabe y, por eso, trato de ser bastante optimista”, afirmó esta mañana Zuppi en diálogo con Radio Continental.

Al respecto, enfatizó que la industria automotriz “es muy importante para el Gobierno, el mercado y la exportación”.

Por su parte, el presidente de Fiat señaló que la apertura de importación de neumáticos, si bien puede solucionar la problemática a corto plazo, no lo resuelve “de fondo”.

“No me parece que teniendo plantas en la Argentina que pueden producir, la salida sea importar neumáticos. Puede ser un parche ahora pero no en el futuro porque estas empresas multinacionales pueden producir en cualquier otro país de la región levantando campamento si no encuentran en la Argentina medios para hacerlo”, comentó Zuppi.

Por ese motivo, subrayó que es necesario “cuidar la industria de las empresas multinacionales que apuestan por la Argentina y pueden producir en la Argentina, y no hay que combatirlas”.

La industria del neumático atraviesa un conflicto por mejoras salariales y laborales entre el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) y las principales empresas productoras Bridgestone, Pirelli y Fate.

Frente a la falta de resolución, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció ayer que, si en la reunión pautada para hoy en el Ministerio de Trabajo no se llega a un acuerdo, el Gobierno habilitará “a las empresas fabricantes como importadores de emergencia” para que adquieran en el exterior “todos los neumáticos que necesiten” para continuar produciendo.

La suspensión de la producción en las fábricas de neumáticos impactó en las automotrices, las cuales, en algunos casos, tuvieron que paralizar sus plantas.

Ford suspendió el lunes la producción de picks ups Ranger en su planta de General Pacheco, mientras que Toyota suspenderá desde hoy sus dos turnos en su establecimiento de Zárate.

En el caso de Stellantis (Fiat, Citroën, Peugeot), el stock alcanzará para producir una semana más, según indicaron desde la compañía.

“Nosotros trabajamos normalmente con dos a tres semanas de stock. Estamos mejor que otras terminales que ya están parando su producción por falta de insumos pero nosotros probablemente tenemos para una semana o algo más de producción normal”, detalló Zuppi.

De no resolverse el conflicto, anticipó, Fiat, firma que produce el Cronos –el auto con mayores ventas en el país-, también tendrá que “ir al parate” al no tener insumos.

Asimismo, descartó que se pueda continuar la producción sin dicho insumo.

“Un auto tiene cerca de 2.000 piezas y diría que los neumáticos son tan importantes como el motor. Es 100% necesaria para que pueda transitar en la línea de producción”, aseveró.

Por último, advirtió que el conflicto también “es un problema para el ´after market´, es decir, las empresas y concesionarios que venden neumáticos de reposición”.