La Subdirección de Espectáculos Públicos clausuró en la madrugada de este jueves una fiesta clandestina desarrollada en una quinta ubicada en Pje. Las Delicias al 1100, Banda Norte, donde se estaba desarrollando un evento con la presencia de más de 150 menores de distintos colegios secundarios.

Se labraron las actas de infracción correspondientes ya que el espacio no contaba con las habilitaciones municipales ni con adicionales de la Policía de la Provincia, existiendo únicamente, en ese momento, personal de seguridad privada, sin la presencia de mayores responsables. Además, se detectó el consumo de bebidas alcohólicas por parte de los menores.

Por todo ello se procedió al desalojo de los mismos dando prioridad a su integridad física, según indicaron desde el Gobierno municipal.

El procedimiento se llevó adelante con la colaboración del personal de la Policía de la Provincia de Córdoba.