En rigor, se clausuró una en el macrocentro, con unos 40 jóvenes, y se desactivaron otras pero con menor número de personas.

Los operativos fueron llevados a cabo por el Área Espectáculos Públicos y la Policía de la Provincia.

En estas intervenciones también participa la Fiscalía de turno, que ya dispuso dos imputaciones para sendos organizadores de reuniones masivas no autorizadas, hechas en la ciudad, por no cumplir con la normativa vigente que las prohíbe.

En la edición de ayer, Puntal informó que los responsables de una fiesta clandestina realizada en la ciudad de Córdoba irán a juicio por haber violado la cuarentena.

Ayer fue también un día frío como para hacer encuentros sociales masivos.

“Fue una noche tranquila en la ciudad. Sólo hubo una sola intervención en una fiesta clandestina del macrocentro”, dijeron fuentes consultadas por este diario.

Y añadieron: “También se produjeron otras, pero muy menores, con poca cantidad de jóvenes, que fueron disuadidas”.

“Quizá la explicación de esto se encuentre en, por un lado, el frío reinante y, por el otro, las medidas judiciales que se han ido tomando en los últimos días”, indicaron.

Además de las imputaciones que se definieron oportunamente, las multas aplicadas subieron a casi un millón de pesos.

Para la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto, en la ciudad existe un mercado de la fiesta clandestina que hay que desactivar.

Y desde el Municipio se pidió colaboración porque la acción del Estado sola no alcanza.