Policiales | fiscal | elementos | El Andino

Crimen en El Andino: tras la liberación de los dos detenidos, pedirán nuevas pericias

El crimen de Mónica Ordóñez volvió a foja cero a partir de la liberación de los dos detenidos. Después de 70 días, el fiscal Fernando Moine no encontró elementos que permitan mantenerlos presos, por lo que ahora la investigación toma un nuevo rumbo.

La mujer, de 35 años, fue asesinada en la mañana del 5 de agosto en una casilla del predio de El Andino, unos 25 metros hacia el sur de la pasarela, con un fuerte traumatismo de cráneo.

Ordóñez fue encontrada sin vida a media mañana, con la cabeza totalmente ensangrentada, y a los pocos minutos la Policía detuvo a dos hombres, de 37 y 40 años, quienes estaban durmiendo en un vagón.

Durante estos más de dos meses el fiscal avanzó en la investigación del homicidio, pero no encontró pruebas suficientes para seguir teniendo a Andrés Ramón Funes (37) y a Ernesto Raúl Grassano (40) en la cárcel.

El fiscal Moine sumó diferentes elementos al proceso, como las imágenes de las cámaras de seguridad y los testimonios de los implicados y de familiares y amigos de la víctima.

La principal hipótesis que se tenía sobre los sospechosos era que no pudieron justificar qué hacían en el vagón abandonado del amplio predio del ferrocarril y que uno de ellos se había puesto nervioso cuando se acercó la Policía, a los minutos de haberse encontrado a Ordóñez sin vida.

Gustavo Dovis, querellante en representación del padre de Mónica, señaló que, ante la falta de elementos que involucren a los detenidos, pedirán al fiscal que se lleve adelante un inspección en el lugar del crimen, que se verifiquen todas las cámaras de seguridad próximas al predio de El Andino y que tomen algunas otras indagatorias.

“Concretamente, ellos son los únicos imputados en la causa y luego de haber estado más de dos meses detenidos obtuvimos el cese de prisión”, explicaron los abogados Jacqueline Cattaneo y Kevin Tamiozzo.

Agregaron que Funes y Grassano siguen acusados y están “trabajando para su sobreseimiento y así desvincularlos de la causa”.

Cattaneo precisó: “Todos los elementos probatorios recabados hasta el momento apuntan hacia otra línea de investigación y no hacia nuestros defendidos”.