Río Cuarto | fiscal | imputaciones | documento

Para el fiscal, el médico trucho podría tener más imputaciones

"Si los elementos de prueba acreditan los relatos de los denunciantes, Martín sumaría nuevos delitos", dijo Jávega. La causa contempla dos acusaciones en torno de sendos pacientes que murieron.

“En sí, las denuncias no agravan la acusación. Depende de la evolución que tenga la investigación. Si los elementos de prueba acreditan los relatos de los denunciantes, podría tener un impacto en su situación, toda vez que sumaría nuevas imputaciones”, dijo Jávega.

Y añadió: “Cuando hablo de imputaciones me refiero a nuevos delitos. Esto depende, reitero, de la instrucción, o sea de los elementos de prueba que se colecten, con lo cual podría eventualmente atribuírsele nuevos delitos”.

Como informó Puntal, Martín está imputado en torno a los delitos de falsificación de documento público y ejercicio ilegal de la medicina.

En rigor, la imputación comprende ejercicio ilegal de la medicina, usurpación de título, uso de documento público falso agravado, uso de documento privado falso, defraudación calificada, falsificación de documento público y defraudación calificada en grado de tentativa.

Pero paralelamente el fiscal también tiene que investigar si la acción de Martín fue determinante en los decesos de dos pacientes riocuartenses, un joven de 29 años y una mujer de 82 años, según sendas denuncias que se radicaron en la Fiscalía.

Tras la indagatoria, Jávega encabezó ayer una jornada de trabajo evaluatoria de lo acontecido durante la semana y con foco en la videoconferencia con el médico trucho.

También se continuó con la recolección de información clave para la investigación judicial.

El jueves pasado, el fiscal tomó declaración indagatoria a Martín, pero éste se abstuvo de declarar, por consejo de sus abogados.

La indagatoria fue por medio de una teleconferencia que comunicaba Tribunales, en la que estaba Jávega, con la Unidad Penitenciaria 6, donde se encontraba Martín.

La Municipalidad no pudo participar en la persona del fiscal municipal, Ricardo Muñoz, porque se argumentó que se trataba, lisa y llanamente, de un acto netamente inherente a la defensa.

Ahora el fiscal debe definir si le dicta la prisión preventiva o lo deja en libertad.

Lo que se lee ahora