Salud | Gabriel Pauletti | Neurocirugía | Traumatismo de cráneo

Traumatismo de cráneo, la epidemia que se manifiesta todos los fines de semana

El Dr. Gabriel Pauletti advierte que los primeros minutos son cruciales cuando una persona tiene un accidente con traumas craneoencefálicos, qué hacer ante una situación de este tipo y cuál es el mensaje para la sociedad

Un instante que cambia la vida para siembre y puede prevenirse, así podría ser descripto el accidente de tránsito que provoca traumatismos de cráneo que son la causa de muerte o discapacidad de muchas personas.

El Dr. Gabriel Pauletti es neurocirujano (MP 15324), Jefe de Servicio de Neurocirugía de Instituto Médico Río Cuarto, señala que “el trauma de cráneo constituye la primera causa de muerte en personas menores de 40 años y en pacientes politraumatizados, los que sobreviven originan un grupo elevado de individuos con secuelas incapacitantes, con una enorme repercusión socio sanitaria”. La Organización Mundial de la Salud definió al TCE (traumatismo craneoencefálico) en siglo XX como la “Epidemia Silenciosa”, dado que fallecen 5 millones de personas cada año como resultado de un trauma. Actualmente un miembro de cada 200 familias es víctima de un trauma grave.

Profesionales como Dr. Pauletti, indican que si bien no cuentan con estadísticas certeras, pueden estimar una incidencia de 600 pacientes por año con traumatismo de cráneo, de los cuales un 80 a 90 % serían leves y un 20 a 10 % moderados a graves, y un total de 20% van a recibir internación.

“Los traumatismos de cráneo son una epidemia silenciosa y se ve todos los fines de semana. No solo afecta nuestra ciudad sino también países desarrollados y subdesarrollados, donde se hace prevención también”, dijo el Dr. Pauletti en diálogo con Salud & Ciencia de diario Puntal.

¿Cuáles son las causas que lo producen?

Principalmente son accidentes viales (moto, auto), caídas, accidentes deportivos, violencia y armas de fuego y el l consumo de alcohol participa en un 30 % o más como causa asociada.

¿Qué hacemos si vemos un accidente de este tipo en la vía pública?

La mayoría de las veces, quien primero ve al accidentado en la calle es el peatón, en ese caso esa persona tiene que llamar al 911 para que llegue la ambulancia y asista al herido, o bien a un sistema de emergencia que hoy en la ciudad es muy bueno, asiste y socorre a la gente.

Gabriel Pauletti, neurólogo.

¿Todos los traumas son iguales?

Hay traumatismos leves, moderados y graves; los que normalmente vemos los neurocirujanos son los moderados y graves. Pero los leves se pueden transformar en graves. Es importante destacar que trauma de cráneo no es sinónimo de secuelas ya que un grupo importante de estos pacientes se recuperarán totalmente, por el contrario, otros con trauma más severos, con largos períodos de coma prolongado deberán ser abordados en forma multidisciplinaria pudiendo quedar con secuelas neurológicas.

¿Cómo se afecta nuestro cerebro?

Se producen lesiones primarias como resultado directo del traumatismo (contusión, laceración, hematomas y hemorragias subaracnoideas), y secundarias, que aparecen más tarde y que suelen estar relacionadas con la baja de tensión arterial y de oxígeno.

¿Hay algún avance en los tratamientos?

Lo que avanzó mucho, más allá de la cirugía al paciente, es el rescate de la persona herida. La reanimación del paciente es crucial, tanto como su traslado a un centro adecuado para traumatismo y que sea visto por un profesional. Sin embargo es fundamental seguir guías o protocolos de la Brain Trauma Foundation que se van actualizando anualmente, hay una etapa de cuidado prehospitalaria donde la atención especializada se realiza en el lugar del incidente y durante el transporte, otra hospitalaria donde los equipos de emergencias están preparados, organizados para estabilizar y tratar al paciente, se realizan estudios de tomografías, resonancias etc.

Los primero minutos son cruciales…

El cerebro es extremadamente vulnerable y frente a un daño provocado por un trauma el tiempo es oro para su recuperación; por eso lo más importante es la pronta atención por un equipo multidisciplinario y experimentado.

¿Cómo son esos equipos?

En todo el proceso intervienen más o menos 30 personas, entre el equipo de emergencia que lo socorre, el equipo de rayos, el servicio de terapia intensiva que es fundamental porque son pacientes que van a cuidados intensivos y después el servicio de neurocirugía, con el neurólogo a la cabeza, y finalmente la rehabilitación. El paciente tiene que reincorporarse socialmente.

También hay un abordaje hacia las familias

Los tratamientos neuropsicológicos son tanto para familiares y como para el paciente afectado, porque esto también golpea mucho a las familias, ya que la persona tiene una secuela que puede ser motora o psicointelectual.

¿Cuál es el mensaje que tenemos que llevar a la sociedad?

El primer mensaje es hacia los jóvenes, que usen casco y no tomen alcohol si van a manejar; y el segundo es a los sistemas de prevención, en este caso policía y municipio durante los fines de semana, porque cuando más recibimos urgencias y traumatismos de cráneo grave o lesiones de columna, es durante los fines de semana. Un trauma de cráneo puede costarle a la sociedad entre 3 o 4 millones de pesos entre la internación del paciente en terapia intensiva más la rehabilitación.

Por Fernanda Bireni