Regionales | General-Cabrera | electricidad |

Cabrera inyecta al país energía producida con cáscara de maní

Con una inversión de más de $ 350 millones, Prodeman pondrá en marcha mañana la primera planta de biomasa de Córdoba a base de esa materia prima. Generará 10 megavatios y casi 30 puestos laborales.

General Cabrera.- Desde mañana, la empresa Prodeman de General Cabrera comenzará formalmente a inyectar energía eléctrica a la red nacional de energía producida a partir de la cáscara de maní.

Tal proyecto será una realidad a partir de la materialización de la primera planta de biomasa de la provincia que trabaja a base de esa materia prima y que a partir de un convenio con el gobierno nacional generará potencia de hasta 10 megavatios, de los cuales 9 se venderán al mercado eléctrico argentino.

El ingeniero Jorge Ciravegna, responsable de la coordinación general del proyecto, dijo a PUNTAL que se trabaja desde hace cinco años en la ejecución de esta planta, que demandó una inversión superior a los 350 millones de pesos, con un aporte nacional que supera los 7 millones de dólares. 

La puesta en marcha del emprendimiento demandará la generación de entre 25 a 30 nuevos puestos de trabajo con personal que fue capacitado previamente a tal fin. 

“Estamos haciendo pruebas para que esta semana podamos interconectarnos a la red. Quedan por terminar algunos aspectos comerciales, habilitaciones y papeles menores, pero lo más importante es conectarnos a la red bajo esta forma de contrato que se llama Renovar Ronda 2”, señaló Ciravegna.

El ingeniero destacó la apuesta en capacitación de los trabajadores hecha por la empresa, al tiempo que comentó que un 80 por ciento de los componentes que demandó la construcción de la planta proviene de la producción nacional. 

“Sólo el 20 por ciento llegó desde afuera y es brasilero, constituido por la turbina y el generador, porque no se fabrican en el país. Prodeman compró todo lo que se pueda comprar en el país, y lo demás lo compró en Brasil”, precisó Ciravegna.



Trabajo previo



“Durante todo el 2017 hemos estado conectados a la red, haciendo pruebas, pero es ahora cuando entramos en la etapa de fijaciones de precios, con un contrato que establece aspectos comerciales y técnicos durante 20 años”, aclaró el ingeniero.

“Se trata de una planta que genera energía a través de la cáscara de maní y que tiene un poder calorífico importante porque tiene muy baja humedad. Este es un sistema en el que la ecología es lo que prima. Nosotros no tenemos ningún manejo de combustible de origen fósil, a la caldera la prendemos con un fósforo. No tenemos combustible. Lo que sale por la chimenea pasa por una serie de filtros, secos, y lo único que se mide es el particulado”, detalló el coordinador responsable del proyecto.

Para agregar: “Las normas europeas establecen como normal entre 150 y 250 miligramos de cenizas por metro cúbico. Nosotros estamos en 50 miligramos, muy por debajo de lo que fijan normas europeas, y no a nivel de contaminación, sino a nivel de particulado. No tiramos nada al aire que contamine”.