Agro | Hay | productor | las

"Hay que parar la violencia porque nunca se sabe dónde termina"

El vicepresidente de CRA, el cordobés Gabriel de Raedemaeker, sufrió esta semana un incendio en su campo y las pericias indicarían que fue intencional. Alertó de que hay productores que "se preparan para defenderse"

Un incendio en el campo del vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Gabriel de Raedemaeker, encendió las alarmas porque se produjo a los pocos días de que la entidad ruralistas advirtiera mediante un comunicado sobre los casos crecientes de vandalismo en los campos, especialmente relacionados a la rotura de silobolsas.

El martes por la tarde, y de acuerdo a los primeros datos de las pericias, un lote de maíz próximo a cosecharse comenzó a arder. Pero el fuego no tuvo origen en un borde sino a unos 30 metros adentro. Ese dato permitió a los peritos descartar la posibilidad de una colilla de cigarrillo o una chispa de un caño de escape que provenga de la vieja ruta 9 que pasa a pocos metros del establecimiento.

“Venimos marcando que hay una consideración contraria desde el Gobierno hacia el productor agropecuario por distintos tipos de declaraciones y de acciones. Declaraciones como las de Cabandié -ministro de Ambiente- del otro día, denostando la producción agropecuaria. Indudablemente que generan un clima hostil o de percepción negativa hacia el productor agropecuario”, remarcó De Raedemaeker a Tranquera Abierta.

El directivo que sufrió el incendio agregó que también hay mensajes negativos hacia el sector “desde algunos otros integrantes del Gobierno y hasta de la propia cadena comercial que dicen que el productor acapara su producción para motivar una devaluación y sacar ventajas económicas, tampoco ayudan y son absolutamente falsas y marcar un desconocimiento profundo o una intencionalidad maligna porque no es así lo que ocurre. No terminamos de cosechar, como muestra ese lote incendiado esta semana”, explicó.

Para el vice de CRA, “son situaciones que se van sumando y que provocan un clima de hostilidad hacia el productor que pueden desencadenar en este tipo de acciones. Y lo peligroso es que esto es algo que puede ir creciendo y al conversar con productores nos manifiestan su preocupación y su intención de prepararse porque cualquiera puede ser el próximo. Y eso nos puede llevar a una escalada de violencia que no se sabe cómo termina”, enfatizó.

¿Qué quiere decir prepararse?

Prepararse puede ser buscar un arma, por ejemplo. En Misiones hace un mes atrás, a un productor al que le entraron a robar hacienda le pegaron un tiro en el pecho y lo mataron. Uno vive en el campo con la familia y tiene derecho a, más allá de la presencia policial y la patrulla rural que ayudan muchísimo, por lo menos encontrarse en igualdad de condiciones con aquel que viene a atacarlo.

¿Habló con el ministro Basterra?

Enseguida que se conoció la noticia, el ministro Basterra se comunicó en dos oportunidades, poniéndose a disposición y manifestando su preocupación, y desvinculando el hecho de cualquier acción política; pero bueno, eso habrá que verlo después.

El propio ministro de Agricultura de la Nación destacó que está “en comunicación permanente con el sector, atendiendo las problemáticas aparecidas con esta pandemia global que estamos enfrentando entre todos, por lo que rechazamos cualquier hecho delictivo que intente generar un conflicto inexistente”.

De Raedemaeker remarcó finalmente que el hecho “encendió alarmas porque además nosotros veníamos denunciando estas situaciones y la casualidad de que existe tras un comunicado que iba en ese sentido. Toda la reconstrucción hace pensar que fue intencional por el lugar en el que arranca el fuego y el modo. No pudo ser un cigarrillo o la chispa de un caño de escapes. Comenzó 30 metros adentro del lote de maíz”, recordó el productor de Oliva.