Policiales | hijo | militar | fiesta

"Me lo mataron, no hay dudas, lo obligaron a meterse a la pileta con el frío que hacía"

Ezequiel Chirino, el padre de Matías, el joven que falleció tras la fiesta de iniciación en el Escuadrón de Paso de los Libres, afirmó que "con toda frialdad me llamaron y me dijeron: 'Venga que su hijo está muerto'"

Con el dolor de la pérdida de su hijo, que había llegada a cumplir el sueño de ingresar a una unidad militar, Ernesto Ezequiel Chirino aseguró que “a mi hijo lo mataron, no hay dudas”, mientras intenta buscar explicaciones sobre lo que pasó en la noche del sábado pasado en el Grupo de Artillería Nº 3 del Ejército, en Paso de los Libres.

El subteniente Matías Ezequiel Chirino había concluido con su capacitación como militar en Campo de Mayo y se preparaba con todas las ilusiones a su primer destino, en la carrera que había soñado de chico, participó de una fiesta de iniciación o bienvenida en la unidad militar ubicada en la provincia de Corrientes, pero los anfitriones se habrían excedido en el ritual, que ya no está prohibido.

El papá de Matías aseguró que “no hay dudas que lo obligaron a tomar en exceso y también a meterse en la pileta, en una noche que estaba muy fría en Paso de los Libres”, señaló entre lágrimas a Puntal, mientras era contenido por su esposa y su hija en su casa de Holmberg.

Durante las últimas horas fue incesante el movimiento de familiares y amigos en la vivienda de los Chirino, qué todavía no encuentran explicación a lo sucedido, mientras aseguran que llegarán “a las últimas consecuencias para que se haga justicia”.

Según la autopsia, que ya está en poder de la Justicia Federal, Chirino habría muerto ahogado en su propio vómito tras su fiesta de iniciación.

También aportarán una serie de mensajes de whatsapp a la Justicia Federal, aunque algunos quedaron plasmados en la denuncia que el domingo realizó el papá del joven militar en la delegación de Gendarmería de Paso de los Libres.

Chirino, quien acompañó a Matías a su primer destino militar, aseguró que un grupo de superiores exigió que llevaran a la fiesta de iniciación bebidas alcohólicas, cigarrillos y la comida.

En este sentido, Chirino indicó que junto a su hijo también ingresaban a la unidad militar Ezequiel Meza y Jorge Chiale, y le pidieron durante la tarde del sábado que llevara asado, vino y whisky de primera marca y cigarrillos de diferentes nombres comerciales.

Entre los responsables y a quienes apuntó, mencionó a los oficiales Facundo Acosta, Darío Martínez, Franco Grupico, Cayata y Aguilar.

Denunció que los subtenientes que ingresaron con Matías y que participaron de la fiesta le “prohibieron” que hablaran del hecho, “si no iban a ser dados de baja”.

Por los comentarios recolectados durante las horas que estuvo en Paso de los Libres hasta que le entregaran el cuerpo de su hijo, Chirino dijo que éste fue obligado a hacer “fondo blanco” en reiteradas oportunidades.

“Lo embriagaron y después lo hicieron tirar a la pileta”, afirmó.

Agregó que luego de la cena, tuvieron que salir del escuadrón a comprar más bebidas y cigarrillos.

“Luego lo hicieron dormir en una colchoneta, todo mojado”, aseveró.

Chirino se encontraba alojado en el Hotel Alejandro cuando alrededor de las 7.30 "me llamaron por teléfono y me dijeron: 'Ud es el padre de Matías Chirino?... venga que murió su hijo'. Así, con una frialdad absoluta”.

“Allí encontré a mi hijo con la camisa rota, desnudo y muerto, nadie me dio explicaciones de qué pasó, por qué”.

“Hasta el día de hoy no tengo explicaciones, el jefe de Unidad nunca me llamó para darme una explicación”, dijo.

Para Chirino, los que estuvieron en la fiesta de iniciación “tienen que ir presos, abusaron de su autoridad; mataron a un chico de 22 años, todo el esfuerzo que hizo en estos 5 años lo destruyeron en una noche, le exigieron que tome y así terminó, ellos me lo mataron”.

chat Chirino.jpg

La novia de Matías posteó: “Espero que te hayan alcanzado los te amo que dije”

“Espero que hayan alcanzado los te amo que te dije para que te fueras sabiendo que eras mi persona favorita, mi complemento y siempre mi mejor elección”, posteó ayer en su cuenta de Instagram Valeria Palma, la novia del subteniente Matías Ezequiel Chirino.

Agregó: “Nunca pensé que la semana pasada, al despedirnos, iba terminar siendo la verdadera despedida. Todavía no lo puedo asimilar, ni lo quiero hacer”.

Chirino fue encontrado casi sin signos vitales el domingo a la madrugada en el Grupo de Artillería Monte N°3 de la ciudad de Paso de los Libres, después de una fiesta de iniciación o bienvenida.

Valeria agregó: “No sé cómo seguir sin tu sonrisa gigante, tus mimos, tu apoyo en las noches en las que parecía que estudiar una hoja más era lo peor; pero cómo me equivocaba, estar sin vos es lo peor del mundo”.

“Teníamos tantas cosas planeadas, congeniábamos tan bien que todo el mundo nos lo repetía seguido”, agregó la joven.

El médico Jorge Ferreyra, director del Hospital San José de Paso de los Libres, confirmó ayer que el joven militar oriundo de Holmberg llegó sin vida.

El fiscal Fabián Martínez inició la investigación al reconocer que hay muchas dudas de cómo fue la fiesta y el trato que recibieron los tres subtenientes que ingresaban a la unidad militar.

La muerte de Chirino fue por broncoaspiración

La autopsia realizada al cuerpo de Matías Ezequiel Chirino, el joven de 22 años de Holmberg que murió tras una cena de bienvenida en un cuartel del Ejército en la ciudad de Paso de los Libres, determinó que la causa del deceso fue una broncoaspiración, informó ayer el fiscal que interviene en la causa.

Sobre el fallecimiento de Chirino, que se aprestaba a iniciar su carrera militar en la ciudad correntina, el representante del Ministerio Público Fiscal, Mauro Casco, informó además que "no surgen factores externos en el deceso".

En tanto, señaló que se está reuniendo toda la documentación de pruebas y pericias realizadas, incluido el protocolo de autopsia, para ser elevadas a la Justicia Federal.

Casco manifestó además que en el marco de la investigación "se tomaron siete testimoniales", entre ellas a sus dos compañeros de habitación, y que "se ordenó un peritaje, inspección del lugar, croquis y la autopsia al cuerpo del joven".

En cuanto a los hechos, el fiscal detalló que "la víctima participaba de un asado de bienvenida, compraron queso y bebidas alcohólicas, como una reunión normal, esa es la información con la que se cuenta".

En tanto, el Ejército, a través de su Secretaría General, comunicó ayer que el jefe del Estado Mayor de la fuerza, general de división Guillermo Olegario Pereda, "ordenó en forma inmediata se instruyan las actuaciones de Justicia Militar tendientes a esclarecer el hecho y determinar las responsabilidades individuales que correspondan, en el marco de lo establecido en el Código de Disciplina de las Fuerzas Armadas".

"En función al citado cuerpo normativo, ya se ha procedido a la suspensión del servicio, en forma preventiva, de todo el personal involucrado en los hechos que son motivo de investigación, entre ellos 11 oficiales, ante la presunta comisión de faltas gravísimas", agregó.

"Asimismo, en forma paralela a la investigación ordenada, el Ejército Argentino continúa a disposición del Juzgado Federal de Paso de los Libres, a los efectos de brindar toda la información que sea requerida, en el marco de las actuaciones judiciales correspondientes", concluyó el comunicado.

El hecho tuvo lugar el pasado domingo 19 de junio, en horas de la madrugada, el subteniente Chirino sufrió una descompensación, por lo cual debió ser trasladado al hospital San José de Paso de los Libres, donde llegó sin vida, confirmó el director.

Ezequiel Chirino, padre del joven de 22 años, oriundo de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, dijo hoy que a su hijo "lo mataron" y que fue un hecho de "abuso de autoridad" de oficiales del Grupo de Artillería Nº 3 del Ejército Argentino, con sede en la ciudad distante a 370 kilómetros al sureste de la Capital provincial.