Río Cuarto | Homenaje | mujer | personas

"Norma era una mujer entregada las 24 horas del día a las personas"

Lo dijo Marcelino Estefanía, esposo de Norma Ortiz, quien fue reconocida ayer en el Día de la Mujer Trabajadora por su ardua tarea en el hogar y comedor María Madre de Dios. El homenaje fue propuesto por la Defensoría

En emotivo y sentido acto, la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto homenajeó ayer a Norma Ortiz, en el Día de la Mujer Trabajadora, por sus casi 26 años de trabajo en el hogar y comedor María Madre de Dios. La mujer, quien falleció hace poco menos de dos meses, es un ejemplo por su compromiso con los más vulnerables. Por eso, su reconocimiento es más que justo y merecido.

Marcelino Estefanía, esposo de Norma, agradeció el recuerdo y destacó a las mujeres que siguen adelante con las tareas de cocina para brindar alimentos a cientos de personas que, de otra forma, no tendrían cómo acceder a un plato de comida.

“Quiero agradecer a todos, especialmente a las chicas que siguen con la obra. Nos sentimos muy acompañados por el espíritu de Norma. El homenaje es muy especial para nosotros. Norma era una mujer entregada las 24 horas del día a las personas. Ella atendía a la gente y yo andaba por las calles buscando cosas para el comedor y el hogar. Norma era quien recibía a las personas, especialmente a mujeres y niños y a los que estaban en situación de calle. Estuvo casi 26 años en el hogar”, relató Marcelino.

“En conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Defensoría del Pueblo rinde homenaje a Norma Beatriz Ortiz por su valiosa entrega y servicio a la comunidad de RíoCuarto y región”, es lo que reza la placa que se descubrió en honor a Norma.

Por la pandemia, la posibilidad de brindar alojamiento a quienes no tienen lugar para pasar la noche se limitó, pero ahora se está evaluando la reapertura del espacio. Sin embargo, nunca se dejó de brindar alimentos.

“Ella se ocupaba de hacer la comida. Después, con el paso de los años aceptó que más gente participara, pero ella organizaba todo. Sus días arrancaban a las 6 de la mañana y terminaban a las 9 de la noche, aunque siempre estaba pendiente por si llegaba alguien que no tenía un lugar para dormir. Su muerte fue un golpe muy duro. Duele su ausencia, pero seguiremos adelante”, manifestó Marcelino.

Defensoría

Por su parte, el defensor del Pueblo, Ismael Rins, expresó que, más allá de reconocer a Norma, el homenaje es extensivo al equipo de trabajo que Ortiz lideraba.

“Quisimos venir a rendir un pequeño homenaje a Norma, pero también a todo el gran equipo, a su familia, a esta obra que nos dejó, que no significa solamente los materiales que están puestos aquí, sino la cadena irrompible de amor, de fortaleza entre personas. Veíamos al equipo, a su familia y a los vecinos del barrio, y justamente eso es lo que significa Norma para Río Cuarto. Es decir, poder entender que se puede construir una sociedad mejor, una sociedad de buena convivencia”, indicó Rins.

A su turno, Patricia Muñoz García, responsable del Área de Género de la Defensoría del Pueblo, también le brindó unas palabras a Norma: “Dedicó más de 20 años al servicio de los demás y fue una de las fundadoras del comedor hogar. Cualquier reconocimiento es poco. Lo que ha hecho ella fue ad honorem. Abrió su casa a quienes pasaban la peor parte de sus vidas, sin alojamiento, sin techo, sin alimento, sin vestimenta. Queremos recordarla y reconocerla en un momento tan emotivo como el de hoy (por ayer)”.

Placa

Finalmente, es importante decir que, más allá de la reunión, el homenaje consistió en el descubrimiento de una placa con la siguiente frase: “En conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Defensoría del Pueblo de Río Cuarto rinde homenaje a Norma Beatriz Ortiz por su valiosa entrega y servicio a la comunidad de Río Cuarto y región”.