Policiales | incendio | bomberos | cuarteles

Cerca de 30 hectáreas quemadas en un incendio en Alpa Corral

El fuego, que afectó bosque nativo, se desarrolló hacia el este de la localidad. Intervinieron bomberos de cuatro cuarteles y un avión hidrante. Hubo otro caso en un campo cerca de Las Higueras.

Un incendio originado ayer en la zona de Alpa Corral arrasó con unas 30 hectáreas de bosque nativo, advirtieron Bomberos de esa localidad. Fue uno de los focos de mayor magnitud que registró la provincia durante el lunes.

En el caso reportado en las sierras del sur trabajó personal de cuatro cuarteles y un avión hidrante del Plan Nacional de Manejo del Fuego, el cual operó desde una pista en Berrotarán.

Anoche el foco estaba controlado, pero con una guardia de ceniza, explicaron.

En la región, bomberos de Las Higueras extinguieron un incendio registrado a la altura del kilómetro 272 de la ruta 158, al norte de la localidad. El hecho ocurrió en un establecimiento rural.

Preocupación en Punilla

La preocupación, al cierre de esta edición, pasaba por el Valle de Punilla. Ayer a las 18.30 se declaró un incendio en la localidad de San Esteban, al oeste de la ruta 38.

Diego Concha, titular de Protección Civil de la Provincia, indicó a Puntal que había siete cuarteles de bomberos abocados a trabajar en este lugar.

Indicó que la temperatura se mantuvo muy alta, en torno a los 23º, con fuerte viento norte y para hoy esperaban una posible rotación desde el noreste.

Por otra parte, lograron controlar y dejar en guardia de cenizas un foco desarrollado en el barrio La Campana de La Calera, adonde intervinieron dos aviones hidrantes del Plan Provincial del Fuego.

Además, las autoridades provinciales confirmaron otros casos en Molinari, Pampa de Olaen y Los Cóndores, los que se suman a la intensa actividad que vienen registrando los bomberos de distintas localidades por incendios de menor envergadura.

Concha advirtió que el índice de riesgo de incendio continuará siendo extremo hasta el jueves.

Las elevadas temperaturas, la escasa humedad en el suelo y los vientos cálidos que pronostican para gran parte de la semana se convierten en factores favorables para los incendios forestales. Los cuarteles, por ese motivo, siguen en alerta máxima.