Policiales | Incendio | Renault | Violencia

El incendio en la cochera fue intencional y apuntan a un caso de violencia de género

Un automóvil explotó y otro sufrió graves daños. Fue en Aristóbulo del Valle al 300, a metros del Centro Cívico. La víctima apunta a su expareja y denuncia que es amenazada permanentemente. Reclama el botón antipánico

La Justicia avanza en la investigación del incendio registrado en la madrugada de ayer en una cochera del barrio Santa Rosa como un caso relacionado con violencia de género, a partir de la denuncia de un hecho intencional, las sospechas formuladas por la propietaria de uno de los automóviles afectados y el registro de las cámaras de seguridad, en las que se observa a una persona ingresar al lugar para prender fuego.

A las 3.07 de ayer se registró una fuerte explosión en una cochera ubicada en calle Aristóbulo del Valle al 300, a pocos metros del Centro Cívico, como consecuencia de haber prendido fuego un Renault 19 que quedó destruido en su totalidad. El fuego también afectó a un Renault Sandero que estaba estacionado a la par.

El Renault 19 se quemó por completo y quedó destruido al explotar el tubo de GNC, mientras que un Sandero, estacionado al lado, recibió daños importantes.

La onda expansiva de la explosión alcanzó la estructura de la cochera, donde algunas chapas y las cabriadas se vieron afectadas. Un vecino encontró partes de chapa del R19 en el techo de su casa.

El fuego fue sofocado a las 4.45 por dos dotaciones de bomberos.

El propietario de la cochera, ubicada a metros de los “monoblocks ferroviarios”, al revisar las cámaras de vigilancia observó que un hombre salta por el paredón, toma un elemento que previamente habría arrojado y se dirige hasta el último auto, el Renault 19, al que le prende fuego para luego retirarse de lugar. A los pocos minutos se observa la explosión del tubo de gas.

A partir de esta situación, se inició otra línea de investigación y la damnificada, de 38 años, comenzó a sospechar por las características físicas de la persona que habría ingresado al lugar, ya que podría ser su expareja.

Tras el incendio, personal de Policía Judicial se constituyó en el lugar para realizar las pericias correspondientes y ponerlas a disposición de la Fiscalía.

También se ordenó a Bomberos la realización de las pericias pertinentes para determinar si el incendio fue iniciado en forma intencional y los elementos que se utilizaron para comenzar el fuego.

La cochera cuenta con un espacio para el estacionamiento de diez automóviles y el siniestro solo afectó a los dos últimos vehículos.

“Estoy angustiada, temo por la vida de ella”, señaló la hermana de la dueña del automóvil, al indicar que el principal sospechoso desde hace más de seis meses la viene hostigando y la habría amenazado con incendiarle el automóvil, por lo que reclamó que la Justicia actúe con celeridad.

Las actuaciones judiciales se llevan adelante en la Unidad Judicial N° 1, con conocimiento del fiscal de Instrucción de Cuarta Nominación, Daniel Miralles.

Ayer se sumó una serie de testimonios, se analizaban las cámaras de seguridad de la cochera y también se buscan otras de la zona para corroborar con precisión la identidad del autor del incendio.

Fuentes judiciales indicaron que hay dos denuncias de la damnificada contra su expareja; una de ellas, por amenazas.

Los familiares de la mujer reclaman que se le entregue un botón antipánico como elemento de prevención ante la posibilidad de que pueda ser víctima de violencia por parte de su expareja. La primera denuncia fue realizada en julio del año pasado.

“Es difícil esta situación, todo el tiempo tengo hostigamiento”, denunció la propietaria del Renault 19

La propietaria del automóvil incendiado en la cochera del barrio Santa Rosa reclamó a la Justicia que “abra los ojos”, que la proteja de las reiteradas amenazas que sufre por parte de su expareja y pidió que le entreguen un botón antipánico.

“Es difícil la situación, todo el tiempo tengo hostigamiento”, señaló la mujer de 38 años.

Sostuvo que la Justicia no actúa hasta que pasan estas cosas. “Es triste, el incendio del auto es un llamado de atención, ojalá que ahora pueda tener el botón antipánico para poder protegerme un poquito más”, resaltó la madre de tres hijos.

La damnificada relató que al automóvil siniestrado lo utilizaba para trasladar a su hijo, quien presenta autismo, a los tratamientos médicos y psicológicos.