Regionales | incertidumbre | colectivo | servicio

La incertidumbre de los alumnos de zona rural para llegar al colegio en Alpa Corral

Las mamás de estudiantes que residen en Río Seco y La Invernada aseguraron que la empresa Lep corta permanentemente el servicio sin explicación y muchas veces pierden clases. "Resulta muy estresante esta situación para los chicos", subrayaron

Los chicos que residen en el paraje La Invernada y Río Seco y estudian en Alpa Corral viven en la constante incertidumbre de si podrán llegar a clases o no. Según aseguraron las mamás, la empresa Lep corta permanentemente la prestación sin previo aviso y sin explicación. El pasado miércoles, unos doce chicos esperaron casi una hora el colectivo que nunca pasó. Señalaron que desde hace años la situación se repite y no hay solución.

“Eran las 12.30, muchos habíamos ya sacado el pasaje o algunos habían hecho reserva, empezamos a escribir porque se hacía el horario y no pasaba. Hablamos con la empresa y nos dijeron que no iba a salir, pero sin darnos una explicación de nada. Tampoco la hay porque no llueve y el camino está arreglado”, señaló Cintia Felici a Puntal.

La mamá contó que el panorama se dificulta aún más dado que en esa zona hay muy poca cobertura de telefonía celular y algunos papás y niños no tienen posibilidad de saber si habrá o no transporte. “Ayer, nenes de 6 y 5 años estuvieron esperando hasta la 1 y media porque no tenían señal para enterarse de que el colectivo no pasaba. Nosotras tenemos un grupo de mamás y por WhatsApp nos avisamos si pasa o no, si se rompió o si hubo algún problema”, explicitó la vecina de La Invernada.

Sentimos que de a poco nos van sacando el servicio. Pasan los lunes, los martes y los viernes, nada más; los miércoles y jueves no pasan o si hay una mínima lluvia no vienen. Todos los días lidiamos con la incertidumbre. Sentimos que de a poco nos van sacando el servicio. Pasan los lunes, los martes y los viernes, nada más; los miércoles y jueves no pasan o si hay una mínima lluvia no vienen. Todos los días lidiamos con la incertidumbre.

En este sentido, manifestó que muchas veces deben apelar a la solidaridad de algún vecino para que acerque a los niños o hacer solicitudes a la escuela para que los alumnos se queden ya que el centro educativo tiene albergue. “El colegio siempre entiende la situación y hace una excepción, pero el albergue se paga aparte y hay que hacer un acuerdo previo. No podemos estar dependiendo de esto”, fustigó.

A su vez, señaló que si bien la prestación de transporte se restituyó en la jornada de ayer, previamente tuvo que apelar a la delegación del Gobierno de Córdoba en Río Cuarto para plantear la problemática. “Después de hablar y pedir explicaciones por todos lados nos dijeron desde la empresa que ayer (miércoles) estaba roto el colectivo y que hoy (jueves) ponían un refuerzo. No puede ser que todos los días tengamos que movernos para que cumplan, tuve que presentar una nota en el Centro Cívico y de repente aparece el colectivo. Sentimos que de a poco nos van sacando el servicio. Pasan los lunes, los martes y los viernes nada más; los miércoles y jueves no pasan o si hay una mínima lluvia no vienen. Todos los días lidiamos con la incertidumbre”, afirmó.

Por su parte, Emilse, una mamá de Río Seco cuyas dos hijas asisten al secundario, contó: “Me quedo esperando todos los días por las dudas porque esto es constante, nunca sabés si van a pasar o no. Nunca llega a horario, los chicos siempre llegan tarde, nunca pueden estar a la una. Desde que agarró la línea la Lep siempre hemos tenido problemas”.

Asimismo, dijo que si bien muchas veces un papá o vecino lleva a los chicos a la escuela “es imposible hacer esto todos los días. Primero porque son muchos y no los podemos llevar a todos; y segundo porque es una gran responsabilidad, algunos son muy chiquitos”.

En tanto, Mariana Bechi, otra mamá de La Invernada, apuntó que “resulta muy estresante esta situación para los chicos”. “Tenés que reservar el pasaje todos los días y muchas veces ni así estamos seguros de que pase el colectivo”, aseveró.

Precisó que si bien son más de 10 los estudiantes que hoy toman el transporte público, esa cifra podría aumentar dado que muchos alumnos aún no pudieron completar el trámite del BEG y por eso se hospedan en el colegio. “Hay que tener en cuenta que muchos chicos tienen en trámite el Boleto Educativo y por el momento se están quedando en el albergue, pero cuando tengan el boleto van a viajar todos los días”, aclaró.