Nacionales | inflación | Indec | Precios

Aunque aún es alta, la inflación se desaceleró y fue de 11% en marzo

En los últimos 12 meses, ascendió a 287,9 por ciento y en el primer trimestre de 2024 acumuló 51,6 por ciento. El rubro que más subió fue educación (52,7%), seguido por comunicación (15,9%). Alimentos aumentó 10,5%

La inflación fue del 11% en marzo y acumuló 287,9% en los últimos doce meses, informó el Indec.

En el primer trimestre, el índice de precios al consumidor registró una variación del 51,6%.

La división de mayor aumento en el mes fue educación (52,7%), por los incrementos de las cuotas en los distintos niveles educativos al inicio del ciclo lectivo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/INDECArgentina/status/1778860721020788978&partner=&hide_thread=false

Le siguieron comunicación (15,9%), por las subas en servicios de telefonía e internet, y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (13,3%), por alzas en el servicio de electricidad. La división con mayor incidencia en todas las regiones fue alimentos y bebidas no alcohólicas (10,5%).

Al interior de la división se destacan las subas de carnes y derivados, leche, productos lácteos y huevos, verduras, tubérculos y legumbres y pan y cereales.

Como en febrero, el rubro de alimentos y bebidas, con un 10,5% de aumento, se ubicó por debajo del índice general y por su peso en la ponderación le pone un ancla al índice general, respecto de los aumentos de los servicios que de la mano de la desregulación y la estacionalidad van impactando con números mayores.

Las dos divisiones que registraron las menores variaciones en marzo fueron restaurantes y hoteles (8,3%) y equipamiento y mantenimiento del hogar (5%).

A nivel de las categorías, regulados (18,1%) lideró el aumento seguido por estacionales (11,1%), mientras que el IPC Núcleo registró un incremento de 9,4%.

Lechuga y tomate, por las nubes

La lechuga, con una suba del 66,7%, y el tomate redondo, con un alza del 56,3%, fueron los alimentos que más subieron en marzo.

En la misma línea, la cebolla aumentó 24,3% y completó el podio de las mayores subas.

En el área metropolitana (Capital y conurbano) el índice de precios subió 11,5 por ciento, por encima del nivel general.

La inflación se viene desacelerando, luego de haber subido 25,5% en diciembre, 20,6% en enero y 13,2% en febrero, de acuerdo con las cifras oficiales.

Algunas consultoras estiman que el costo de vida de abril podría ubicarse en un dígito, en caso de mantenerse esta tendencia.

El ministro de Economía, Luis Caputo, analizó el 11% de inflación de marzo y valoró el “sendero de desaceleración que se viene verificando desde diciembre”.

En una publicación en la red social X, el titular del Palacio de Hacienda destacó que “la inflación núcleo, que excluye los componentes regulados y estacionales del índice, fue de 9,4%, ubicándose en un dígito mensual por primera vez desde octubre del año pasado”.

Además, remarcó que las bajas del nivel general de precios continúan ubicándose por debajo de las estimaciones de los analistas del mercado que informan al BCRA en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), “reflejando una sobreestimación de la inflación proyectada de 27 puntos porcentuales versus la inflación real acumulada para el período diciembre/marzo”.

Según el análisis del ministro, la desaceleración de la inflación es consecuencia del programa económico implementado, cuyos pilares son el equilibrio fiscal y la recomposición del balance de la autoridad monetaria.

Dada “la combinación de ancla fiscal, monetaria y cambiaria, y las medidas que se vienen implementando para desburocratizar el comercio interior y normalizar el comercio exterior, son fundamentales para sostener este sendero de desinflación”, finalizó.

Cálculos para abril

Para la proyección de lo que podría ser el índice de abril, Eugenio Marí, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso, indicó que en la progresión, sumando la primera semana de abril, el índice de precios minoristas creció un 10,2% mensual. Es decir, el índice de precios se sigue desacelerando.

“Sobre la base de estos datos, proyectamos que abril cerrará con una suba mensual del 9,5%; incluso ante el impacto de la suba de las tarifas. Esto porque el impacto de actualización de los precios regulados se ve compensado con una fuerte desaceleración de los no regulados, que ya en marzo viajaron a un ritmo mensual de un dígito y que en abril podrían subir en torno al 6-7%”, concluyó.

En tanto, desde C&T Asesores Económicos, sostuvieron en un informe "que, para abril, los datos del relevamiento de precios minoristas para la región del Gran Buenos Aires muestran un fuerte impacto de los ajustes en gas y el servicio de agua, pero una importante moderación en la gran mayoría del resto de los rubros, incluidos alimentos y bebidas. Así, la inflación del mes próximo podría ubicarse en un dígito".