Innovación inteligencia artificial | Machine learning | Chatbots

Las 4 herramientas que dominarán la experiencia del cliente en 2024

La Inteligencia Artificial, el machine learning, la realidad virtual y la computación cuántica son algunos de los avances y desarrollos que prometen revolucionar el escenario comercial. Esto, sin embargo, acompañado de otras estrategias como la buena formación de personal, prometen ser la garantía de éxito para cualquier compañía.

En el vertiginoso mundo empresarial, la atención al cliente se erige como un pilar fundamental para el éxito de cualquier compañía y en el panorama del venidero año, no es la excepción. La creciente importancia de la experiencia del cliente ha llevado a las empresas a repensar sus estrategias, y en este contexto, las tecnologías emergentes desempeñan un papel crucial para mejorar y transformar estas interacciones.

“Hoy, la omnicanalidad y la personalización, se fusionan con la automatización para la mejora de procesos y potenciar la excelencia de la atención, pero para el 2024 esto no será suficiente. En este sentido, la adaptación a las preferencias digitales y hábitos de los clientes se convierte en una prioridad, donde la inteligencia artificial y el aprendizaje automático son los catalizadores de la personalización, anticipando necesidades y proporcionando soluciones a medida. Asimismo, los chatbots basados en IA, capaces de brindar respuestas automáticas y agilizar procesos, son tan solo una mínima parte de los infinitos beneficios que traen las nuevas tecnologías.” explicó Javier Fernández, CEO de Kenwin.

En el horizonte del próximo año, 4 tecnologías emergentes están destinadas a revolucionar la gestión de la atención al cliente:

La inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (ML): estas tecnologías permiten automatizar y optimizar los procesos de atención al cliente, así como personalizar y anticipar las necesidades y preferencias de los clientes. Algunas de las aplicaciones de la IA y el ML son los chatbots, los voicebots, los asistentes virtuales, el reconocimiento de voz, el análisis de sentimientos, la generación de contenido, la segmentación de clientes, la detección de anomalías, la predicción de comportamientos, la recomendación de productos o servicios, etc.

La realidad aumentada (RA) y la realidad virtual (RV): estas tecnologías permiten crear experiencias de atención al cliente más inmersivas, interactivas y dinámicas, así como ofrecer soluciones de soporte y asistencia más eficaces y visuales. Algunas de las aplicaciones de la RA y la RV son las demostraciones de productos, las pruebas virtuales, los juegos, las simulaciones, los tutoriales, las visitas guiadas, las videoconferencias, por ejemplo.

La computación cuántica: esta tecnología permite procesar la información de una manera radicalmente diferente a la computación clásica, lo que implica una mayor velocidad, capacidad y seguridad. La computación cuántica podría tener un impacto en la atención al cliente al permitir resolver problemas complejos, mejorar la criptografía, acelerar el aprendizaje automático, generar datos sintéticos, optimizar las cadenas de suministro, junto a otras opciones.

Blockchain y la criptografía: estas tecnologías permiten garantizar la autenticidad, la transparencia, la trazabilidad y la seguridad de las transacciones y los datos. La blockchain y la criptografía podrían tener un impacto en la atención al cliente al permitir reducir el fraude, proteger la privacidad, mejorar la confianza, facilitar los pagos, agilizar los procesos, entre otros.

“En 2024, cabe resaltar, que las expectativas de los clientes evolucionarán hacia la hiper personalización, la interacción por voz y la integralidad en el customer journey. Por ende, las empresas deben prepararse invirtiendo en tecnología, innovación y comprensión del cliente. La recopilación y análisis de datos, la implementación de soluciones de IA y el diseño de estrategias omnicanal serán esenciales para satisfacer estas demandas en constante cambio.” agregaron desde Kenwin.

Sin duda, en contexto mundial bastante complejo, para garantizar la resiliencia en la atención al cliente ante cambios económicos y sociales en 2024, las empresas deben priorizar no solo la implementación de soluciones tecnológicas innovadoras, sino también, optimizar la formación continua del personal, establecer una cultura de feedback con los clientes y la mejora continua de todos los procesos. Además, actuar con responsabilidad social y ambiental, entendiendo los valores de los consumidores es una forma de construir no solo una buena reputación de marca sino una atención personalizada y transparente enfocada en el éxito.