Policiales | investigación | Policía | abuso sexual

Escándalo en la alcaidía: una pericia clave para el futuro de la causa

El fiscal Di Santo espera el resultado del ADN de las manchas de semen en prendas aportadas por la primera denunciante contra el policía. Las partes tendrán acceso al expediente judicial

A dos semanas de la denuncia contra un policía por abuso sexual en la alcaidía de la jefatura de la Unidad Departamental, se inicia una nueva etapa en la causa: las partes tendrán acceso al expediente y la espera del resultado de una pericia clave para el proceso que lleva adelante el fiscal Javier Di Santo.

Se trata de una prueba central en la denuncia que realizó la mujer de 39 años contra el oficial subinspector cuando se encontraba alojada en la celda de mujeres de la alcaidía de calle Belgrano. Son varias prendas manchadas con semen.

Una campera, una remera y un pantalón fueron secuestrados por el Ministerio Público Fiscal que son analizados para determinar si hay ADN del uniformado que se encuentra detenido en la cárcel.

Además de la ropa, la Justicia sumó una serie de elementos, como la cámaras de seguridad de la alcaidía y los estudios médicos realizados a la denunciante.

Con el testimonio de la víctima y los otros elementos recolectados en la presentación, el fiscal Di Santo imputó al policía del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de funcionario público en ocasión de su función.

Tras la primera denuncia, la Fiscalía de Instrucción de Segunda Nominación comenzó a recibir otras acusaciones contra el oficial subinspector de 38 años, por lo que ya son seis los hechos que se investigan.

El jueves pasado, el detenido se abstuvo de declarar ante el fiscal, en una estrategia del abogado defensor Zacarías Ramírez Rigo.

Ahora, las partes tendrán acceso al expediente, por lo que iniciarán sus estrategias y la incorporación de otras pruebas.

El modus operandi del policía para abusar de las detenidas habría sido similar, de acuerdo al relato que realizaron en los tribunales.

El policía fue puesto en situación pasiva en la fuerza.