Tranquera Abierta | ipcva | Adrian Bifaretti | Eugenia Brusca

Los argentinos confían en que la carne vacuna es un producto saludable

Son 8 de cada 10 los que sostienen esa opinión. El dato se desprende de un estudio de mercado del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA)

Aunque avanzan nuevas conductas alimentarias que sostienen que dejando de comer carne se logra un mejor bienestar físico y mental los resultados de este estudio brindan el marco en el cual la carne tiene todo a favor para revalorizarse.

El estudio de mercado fue realizado por el IPCVA a través de un panel online. Se trata de una encuesta bimensual representativa de todo el país con una muestra de 1100 casos y de la que estuvieron a cargo los profesionales Adrian Bifaretti y Eugenia Brusca.

La investigación señala que el 77 % de las personas tiene una opinión favorable sobre la carne y su salubridad. Sólo un 23% respondieron que la carne no es saludable.

El relevamiento explica que conocer tendencias en estilos de vida, hábitos de la demanda y la forma en que piensa y actúa el consumidor ayuda a entender por qué se producen ciertos fenómenos de consumo. Emergen entonces explicaciones que van más allá de razones estrictamente económicas.

https://twitter.com/IPCVA/status/1351821685310316544

“Las redes sociales hoy en día son un fiel reflejo de la forma de pensar y actuar de la gente. El conocimiento de a quien siguen las personas en las redes sociales permite inferir sobre sus intereses, preferencias y las opiniones de la gente por distintos temas”, señala la investigación y agrega que cuando se le pregunta a la gente si reemplazaría a la carne vacuna al enterarse de noticias negativas vistas o escuchadas en redes sociales, un 21 % de los encuestados opina que podría reemplazarla al tomar conocimiento de noticias que la cuestionen por temas de salud. Además indica que poniendo la lupa en cómo los más jóvenes forman opinión sobre distintos temas, se vislumbra un cambio respecto a las generaciones de más edad. “Así, el ciudadano común y corriente de nuestro país, está convencido de que los adolescentes argentinos le creen más a los influencers que a los médicos cuando de temas de salud se trata. Un 80% de las respuestas confirman esta creencia, versus un 20% de las respuestas que se inclinan por lo contrario”.

Una dieta saludable

Cuando el trabajo indaga en cuál es el grado de asesoramiento profesional, ya sea médico o nutricionista que cree respalda a aquellas personas que deciden inclinarse por una dieta vegana o vegetariana, hay más gente que piensa que no se cuenta con asesoramiento y supervisión desde este punto de vista profesional.

La dieta, en las conductas alimentarias de los más jóvenes, estaría cada vez más asociada a lo que se percibe y se interpreta como posibilidad o alternativa saludable.

La gran diferencia cuando comparamos con lo que un médico o nutricionista puede recomendar en las redes sociales, es que estos profesionales cuentan con respaldo y trayectoria científica. En cambio, muchas veces las recomendaciones de los influencers suelen partir de experiencias personales. El conjunto de todo ello se traduce como un mantra en las nuevas generaciones aunque no sean opiniónes con un respaldo científico que lo avalen.

“Este escenario constituye un verdadero desafío para intentar aprovechar aquella imagen positiva de la carne vacuna argentina. Pensando en el futuro, puede ser preocupante que este punto fuerte pueda ir debilitándose cada vez más. La influencia del uso de las redes sociales en los procesos de formación de opinión de los más jóvenes puede llegar a perjudicarla”, aseguran desde el IPCVA. Sin embargo se comprometen al desafío de trabajar en concientizar a la población sobre el rol de la carne vacuna en una dieta equilibrada.