Río Cuarto | Juan Pablo Caeiro | Europa | pandemia

Juan Pablo Caeiro: "Esta vez puede que no repitamos lo que está ocurriendo en Europa"

El médico infectólogo Juan Pablo Caeiro afirmó que el comportamiento diferente frente a las vacunas puede otorgar una ventaja a la Argentina, incluso con respecto a Estados Unidos. Asegura que es necesario aplicarse los refuerzos a los 6 meses

La mayor aceptación de las vacunas por parte de los argentinos podría comenzar a darle al país cierta ventaja frente a las escenas que se observan por estos días en Europa o los Estados Unidos, donde sigue habiendo una porción importante de la población que rechaza la inmunización. De esa manera, los especialistas creen que esta vez el espejo de Europa podría romperse.

Así lo consideró el infectólogo cordobés Juan Pablo Caeiro, asesor de la Provincia desde que comenzó la pandemia, al destacar que “si Argentina sigue a este ritmo y logramos niveles de vacunación más altos, deberíamos tener una pandemia diferente. Seguramente con gente infectada, pero no tan gave, no con tanta necesidad de cama o de terapia intensiva como se ve en Europa”, agregó en declaraciones al programa radial Buen Día Río Cuarto que se emite por la Digital 91.9.

Por otra parte, destacó la política de refuerzos que se lanzó y remarcó que el plazo para aplicarse la tercera dosis es de 6 meses luego de la segunda, “porque es el tiempo que la mayoría de los estudios han definido como lo que dura la protección más importante de las vacunas. Eso está claro y ya se comenzó con los trabajadores de la salud. Muchos médicos y enfermeros están vacunados y ahora corresponde al resto de la población”.

¿Se va a aplicar siempre Astrazeneca?

No, hay otras, pero la que más disponible está es Astrazeneca. Es lo que más se va a utilizar, pero después se puede ir colocando Sinopharm o Sputnik si hay.

¿Es combinable con cualquiera?

Sí, eso ya está claro también. Las vacunas son muy buenas con la misma plataforma o con otra distinta. Lo más importante es tener el refuerzo porque no dura tanto la inmunidad como ya se ha demostrado y es importante estar protegido.

Es decir que más allá de las amenazas de Delta u Ómicron, la necesidad de refuerzos tiene que ver con la caída de efectividad de las vacunas después de los 6 meses...

Exactamente. No se pierde toda la efectividad, pero sí un nivel importante y el refuerzo recupera un montón de anticuerpos y a veces inclusive más. Por eso es importante que la gente entienda esto y vaya a vacunarse.

¿Y hacia adelante habrá que seguir con la vacuna cada 6 meses?

Creo que el tiempo nos va a ir dando respuestas, pero eventualmente habrá un parate cuando haya mayor cantidad de gente vacunada con las dosis iniciales y el refuerzo, pero los primeros años me parece que sí porque no toda la gente se puede vacunar o se quiere vacunar. Entonces eso de que uno no está a salvo hasta que todos están a salvo va a ser así en los primeros años.

¿Lo dice a nivel nacional o pensando a escala mundial?

En el mundo. En Argentina va a depender de los lugares porque por suerte en el país la gente se quiere vacunar y eso es muy bueno. Pero hay lugares en donde los niveles de vacunación son más bajos. Y hay que pensar que la pandemia en 2021 y sobre todo 2022 es de los no vacunados.

¿Cómo ve esta idea del pase sanitario?, ¿se va a aplicar en Córdoba?

Todavía no está definido en la provincia pero es una medida extra para que la gente se vacune y pensada para aquellos lugares con riesgo de contagio alto. En Estados Unidos y en países de Europa piden el carné de vacunación para entrar a un bar o a un lugar de acceso de mucho público. Ya hay una aplicación en Argentina con 18 millones de personas que la descargaron y que busca también incentivar la vacunación. No debe ser algo discriminatorio pero sí una forma de cuidar a la gente.

A Ómicron la tenemos que usar para advertir que la pandemia no terminó A Ómicron la tenemos que usar para advertir que la pandemia no terminó

¿En Argentina hay menos resistencia a las vacunas, más cumplimiento?

Sí, yo creo que en Argentina por suerte hay mucho menos cantidad de personas que no quieren vacunarse. En general lo que se ve en el día a día es que la gente pide vacunas; puede haber alguna preferencia por una u otra, pero pide vacunas. Hay alguna población que todavía no quiere, pero son una minoría.

¿Eso puede generar una diferencia con respecto a Europa y que aquellos países ya no anticipen los escenarios como hacían hasta acá; y en definitiva que no lleguemos a la situación que tienen hoy?

Sí, yo creo que sí. Inclusive comparado con Estados Unidos, si Argentina sigue a este ritmo y logramos niveles de vacunación más altos, deberíamos tener una pandemia diferente. Seguramente con gente infectada, pero no tan grave, no con tanta necesidad de cama o de terapia intensiva como se ve en Europa. Si seguimos así, podemos estar un poco mejor.

¿Por lo que se ve en Europa, la mayor parte de las camas en hospitales están ocupadas por personas no vacunadas?

Absolutamente. Es mucho mayor la relación de personas no vacunadas que la de vacunadas en los hospitales. Eso es contundente. También hay personas vacunadas que fueron hospitalizadas porque pasaron hasta 10 meses de la segunda vacuna y perdieron protección. Y en esto, hay gente que ya está hablando científicamente sobre qué se entiende por bien vacunado; porque el que tiene dos dosis pero más de seis meses desde la segunda aplicación no está bien vacunado.

¿Qué se sabe de Ómicron?

Por suerte no hay impacto en la mortalidad ni en la severidad de la enfermedad. Es más contagiosa que la Delta, pero esta lleva la ventaja, como ocurrió en su momento con Manaos, que fue dominante. Y creo que la tenemos que usar para advertir que la pandemia no terminó y debemos seguir protegiéndonos.

¿Puede cambiar el buen momento actual después del verano?

Sí, puede pasar. Tenemos que aprovechar este momento porque puede cambiar en el otoño-invierno. Podríamos tener más casos en esa época. Por eso es importante llegar con la mayor cantidad de refuerzos aplicados y la mayor cantidad de gente vacunada para que no sea tan complejo.