Río Cuarto | jubilaciones | Milei | ajuste

Las jubilaciones, el punto central por donde pasó la tijera de Milei

En términos generales el recorte de fondos mostró un pico máximo en el inicio de la gestión, durante el mes de enero. Luego aflojó levemente. Es el pilar sobre el que se montó el equilibrio fiscal que pregona el Gobierno

El gobierno nacional inició su gestión con la intención de transmitir una fuerte señal de austeridad en el gasto y por eso avanzó decididamente con un ajuste fiscal extremo que tuvo algunos capítulos como los más relevantes. Dada la incidencia de las jubilaciones y pensiones en el total del gasto nacional, era de esperar que buena parte de la tijera pasara por allí; y así fue.

Sin embargo, ese arranque tuvo una módica relajación luego, con porcentajes de ajuste que fueron cediendo muy levemente en febrero y marzo.

De acuerdo a un informe de Instituto de Análisis Fiscal (Iaraf) que conduce el economista cordobés Nadin Argañaraz, “el Gobierno está ejecutando una importante reducción del nivel de gasto público en lo que va del año. En su búsqueda de eliminar el déficit fiscal, la reducción del gasto viene siendo lo más relevante”, enfatiza el trabajo, que explora la intensidad de ese recorte con el correr de los meses.

Las jubilaciones y pensiones representan el 32% del total del gasto primario y tuvieron un comienzo de recorte del 38,1% en enero y cerró el trimestre con 35,7% en marzo.

Una de las primeras conclusiones a las que arriba es que “puede apreciarse cómo viene disminuyendo la intensidad de la reducción a partir de enero. En efecto, desde una reducción interanual del 39,4% del gasto en enero, se pasó a una del 35% en el primer trimestre. Hubo una desaceleración de la intensidad del ajuste del gasto”, remarcó.

Luego se detalla: en lo que respecta al gasto nacional en intereses de deuda, en el primer mes del año crecía al 26% real interanual, mientras que en el trimestre sólo tuvo un incremento real del 5%. Es decir, hubo una desaceleración significativa de la intensidad de la suba.

En términos generales, el Iaraf explica que “el gasto total nacional mantuvo su descenso interanual acumulado en alrededor del 30% a lo largo del primer trimestre”.

Siguiendo con el detalle, hay un grupo de gastos formado por aquellos que tuvieron una desaceleración en la intensidad del ajuste entre enero y el primer trimestre del año. Por ejemplo, el gasto en jubilaciones y pensiones contributivas tuvo un descenso real interanual desde el 38,1% en enero al 35,7% en el primer trimestre. El resto de los gastos de este grupo fueron el gasto en Salarios, en Programas sociales, en Subsidios a la energía, en Transferencias a universidades, en Bienes y servicios y en Asignaciones familiares. La participación de este grupo en el gasto primario del año 2023 fue del 73%, lo que lo ubica claramente como central en la estrategia. Por otro lado, “esto implica que la mayoría del gasto primario tuvo una desaceleración en su ajuste a lo largo de los primeros tres meses del año”, indica el trabajo del Iaraf.

Hay un segundo grupo de gastos que está formado por aquellos que tuvieron una aceleración en la intensidad del ajuste. Por ejemplo, el gasto en Inversión real directa tuvo un descenso interanual real del 81,2% en enero y en el primer trimestre pasó a ser de 82,5%. El resto de gastos de este grupo fueron el gasto en Transferencias corrientes a provincias, Pensiones no contributivas, Subsidios al transporte y Otros gastos corrientes. La participación de este grupo en el gasto primario del año 2023 fue del 17,3%.

El tercer grupo está formado por los gastos que tuvieron un cambio en su signo de variación entre enero y el acumulado a marzo. A este grupo lo integran el gasto en Prestaciones del INSSJP que comenzó el año con un incremento real y terminó el trimestre con una caída, y el gasto en asignaciones universales para la protección social, que tuvo un inicio de año con baja real y cerró el primer trimestre con un incremento interanual real del 10,6%.

La participación de este grupo en el gasto primario del año 2023 fue del 6,6%.

El cuarto y último grupo, está formado por el gasto en transferencias de capital a provincias, que mantuvo constante su intensidad de ajuste a lo largo del periodo. La participación de este gasto en el gasto primario del año 2023 fue del 2,3%.