Río Cuarto | juicio | Tribunales | acusado

Con Macarrón ausente con aviso, declara una de sus hermanas

La contadora Gabriela Macarrón ya estuvo en los Tribunales riocuartenses el día que comenzó la audiencia. Fue en la marcha de apoyo al traumatólogo. Ahora, frente a los jueces, insistirá en proclamar la inocencia del viudo

Con la probable presencia de una de las hermanas de Marcelo Macarrón entre los testigos, arranca hoy una semana atípica en el juicio por el crimen de Nora Dalmasso.

Será la duodécima desde que se inició el proceso en los Tribunales locales y tendrá la particularidad de que el acusado no estará sentado en el banquillo de los acusados. Un certificado médico desaconseja la presencia de Macarrón en los Tribunales luego de que la semana pasada sufriera una descompensación que lo tuvo internado en el Instituto Médico.

La ausencia del acusado coincidió con la citación de una de las personas más nombradas en el juicio, el empresario Miguel Rohrer.

Tras su paso frente a los jueces, el testigo a quien los hijos de Macarrón señalaron como el principal sospechoso del crimen de Nora Dalmasso dijo que no creía en las casualidades.

Lo concreto es que el jueves, a la misma hora en que Rohrer concluía su largo testimonio, Macarrón abandonaba el centro de salud donde había estado internado desde la noche del domingo.

Por ley, el acusado tiene la posibilidad de pedir que el juicio continúe en su ausencia y así lo hizo Macarrón.

Entretanto, para esta mañana está prevista la presencia de una de las hermanas del viudo, la contadora Gabriela Macarrón.

Ella ya estuvo en los Tribunales locales el 14 de marzo cuando se inició el juicio, pero no en el interior de la sala de juzgamiento sino en la entrada del polo judicial donde se reunió una veintena de allegados al traumatólogo para transmitirle su apoyo.

En esa oportunidad, la mujer que se desempeña como contadora de su hermano negó que Macarrón haya sido testaferro de alguna persona o que haya tenido muchas propiedades. “Mi hermano es inocente. Siempre siguió trabajando acá, no cambió de vida”, dijo.

Sobre la postura inexpresiva del acusado, ensayó una justificación. “A lo mejor uno se arma de fuerzas y parece frío, pero no es así. Esperamos que esto se cierre y que salga la verdad”, dijo en diálogo con La Voz del Interior.

“El juicio ha ido para

cualquier lado”

En una causa con fuerte repercusión, no pasaron desapercibidas las expresiones del juez Emilio Andruet, quien se mostró preocupado por el humor social en relación con el juicio.

"Las críticas no van a ser a la Cámara Primera del Crimen sino al Poder Judicial de Río Cuarto y ahí nos vemos envueltos todos", dijo en diálogo con Así son las cosas.

"Me llamó la atención que no hayan llamado al fiscal de instrucción (Pizarro) porque es quien elevó la causa a juicio, quien tiene conocimiento acabado del expediente pero el fiscal de cámara (Rivero) no lo convocó. Es raro", opinó.

Andruet arriesgó: “En un juicio de esta envergadura, me inclino a pensar que fiscal va a acusar”.

Sobre la marcha del proceso, el camarista no ahorró críticas. "El juicio ha ido para cualquier lado. Ingresa un testigo y empieza a contar la historia de su vida pero no habla sobre la raíz de la acusación", remarcó.

Alejandro Fara. Redacción Puntal