Regionales | Karen Baldobino | Danae Olguín | juicio

Caso Danae: reclaman elevación a juicio, a 2 años y medio de la muerte de la nena

“Queremos cerrar ese doloroso capítulo”, aseguró Karen Baldobino, mamá de la pequeña que falleció tras presunta negligencia en la atención médica. Hay una doctora imputada

En un desesperado pedido, Karen Baldobino, madre de Danae Olguín, la niña moldense de 6 años que falleció en el Hospital San Antonio de Padua, exige la elevación a juicio del caso en el que una médica está imputada por supuestas por presuntas omisiones y negligencia en la atención médica. La mujer, junto con su familia, busca encontrar justicia para su hija.

El trágico desenlace ocurrió el 8 de enero de 2022, cuando la nena murió después de ser derivada desde el Hospital de Coronel Moldes al nosocomio de Río Cuarto, donde estuvo internada cuatro días. “Queremos cerrar este doloroso capítulo”, expresó Baldobino a Puntal. “Hace meses que llamo para preguntar cómo avanza la causa, para que me digan por el juicio, me dan excusas, me responden que tienen que analizar el expediente, va mi abogado y le dicen lo mismo. Necesito respuestas”, sostuvo.

Manifestó que revivir los hechos en cada conversación es devastador, pero necesario para avanzar en el proceso judicial. “Cada vez que toco ese tema de mi hija, se me viene el mundo encima de vuelta, y es por eso que no me recompongo”, dijo visiblemente afectada.

La tragedia de Danae ha dejado una profunda herida en su familia. “Necesito cerrar ese capítulo, yo sé que ella ya está arriba, está feliz. Pero lamentablemente para nosotros como papás, que no la tenemos y que la extrañamos, nos dan ganas de romper todo, y hasta el día de hoy nos sigue pasando lo mismo, necesitamos justicia”, compartió Baldobino. “Es muy triste, muy doloroso tener que recordar y no poder estar feliz aunque sea un poquitito con lo que tengo”, añadió.

“Queremos que esto no quede como que no pasó nada y que caiga la responsabilidad en quien corresponda. Es lo mínimo que merece Danae”, sostuvo Karen.

Cabe recordar que tras la autopsia al cuerpo de Danae y la realización de una pericia clave por parte de una junta médica coordinada por el Tribunal Superior de Justicia, quedó descartado el diagnóstico de Covid que había sido mencionado en un principio. En cambio, se determinó que el desenlace tuvo que ver con una gran infección o “shock séptico” tras una herida. Del resultado de dicho informe se desprendió la imputación de la médica María Florencia Luchessi.

“Mi hija fue derivada por una infección, con un raspón en la rodilla, y a los pocos días me la devolvieron muerta”, rememoró la mujer.

La investigación judicial ha sido larga y ardua. Actualmente, la causa está en manos del Juzgado de Control, que debe decidir si se eleva a juicio. Baldobino explicó que la imputación contra la médica debe quedar firme para avanzar, pero espera que se confirme la elevación y se defina una fecha para la realización del proceso judicial. “El paso que sigue es que la imputación esté firme y allí se va a saber si va para juicio”, aclaró.

La familia Baldobino no solo busca justicia para Danae, sino también concluir una etapa. “Nosotros no queremos volver a tocar más este tema. Yo recuerdo a mi hija como era ella, feliz, gritando, saltando, amaba pintar. Pero tocar ese tema es como que me revive todo lo que ya pasó, y yo no lo viví porque no estuve ahí (en el Hospital), pero me lo imagino y me destroza el alma”, dijo. “Es un cierre y una necesidad para toda su familia”, añadió con voz entrecortada.

Karen también mencionó que enfrentó críticas y malentendidos durante el proceso. “Nosotros no cobramos ningún dinero de Danae, lo que queremos es justicia. Que no vengan acá comparándonos que nosotros hicimos todo esto por dinero”, subrayó, respondiendo a los rumores y aclarando las motivaciones de su lucha. “A veces la sociedad es muy cruel”, afirmó, haciendo referencia a las veces que sintieron que se les culpaba injustamente por la muerte de su hija.

Además, expresó la dificultad de lidiar con la pérdida en su vida diaria. “Tengo un nene que es igual a ella, es como que Dios me recompensó con lo que se llevó. Pero es muy triste, muy doloroso no poder estar feliz aunque sea un poquitito con lo que tengo”.

La familia de Danae aguarda con ansias la decisión del Juzgado de Control, con la esperanza de que el caso sea finalmente elevado a juicio, permitiéndoles llegar al cierre.

En unos días se cumplen dos años y medio del fallecimiento de la nena y Karen renueva este reclamo por celeridad en el proceso judicial. “Queremos que esto no quede como que no pasó nada y que caiga la responsabilidad en quien corresponda. Es lo mínimo que merece Danae”, concluyó.