Río Cuarto |

La fábrica detrás de las conservadoras de vacunas, los potes de helado y los cafés al paso

Las siete plantas industriales que Grupo Estisol tiene distribuidas desde Tierra del Fuego a Tucumán, pasando por San Luis, Capital Federal y Pilar, producen envases y estructuras de isopor y de polipapel que tienen como destino una obra en construcción, un moderno local de comidas rápidas o una heladería. También tuvieron un rol central durante la pandemia, para conservar la temperatura de las vacunas contra el Covid-19 que se distribuían a cada rincón del país

En medio de la pandemia, garantizar la logística de las vacunas fue uno de los grandes desafíos que afrontaron las autoridades sanitarias del país porque no sólo debían llegar las dosis a cada rincón del extenso país sino que debían hacerlo en condiciones óptimas, y la temperatura era un factor clave. Esa necesidad sanitaria terminó impactando de lleno en las fábricas de conservadoras de isopor que pusieron a marchar a toda velocidad sus líneas de producción para satisfacer una demanda impensada hasta allí. El Grupo Estisol, con sus 7 fábricas distribuidas en el país, fue uno de los responsables de suministrar ese producto clave en plena pandemia.

Oliver Maltz es la tercera generación de una familia de industriales que comenzó a tomar forma con su abuelo, que fundó en 1964 la primera planta y la echó a andar. Aquella primera experiencia está próxima a cumplir 60 años y ya contempla la inserción de los nietos en cargos de dirección. Pero además, Oliver es parte de una camada de jóvenes industriales enrolados en las filas de la Unión Industrial Argentina (UIA) y que intenta desde allí romper ciertos mitos en torno a la producción fabril. Con cuentas en Instagram, Twitter y TikTok acercan los procesos productivos a las redes sociales y cuentan cómo se fabrican miles de elementos todos los días en el país. En diálogo con I+I Córdoba también, claro, el joven empresario hace un alto para analizar el contexto y las dificultades que atraviesan muchas fábricas en un escenario económico extensamente turbulento y allí explica por qué las grandes cadenas de comidas rápidas podrían quedarse sin vasos para servir café o gaseosas.

image.png

¿Qué es el Grupo Estisol?

Es un grupo industrial familiar que lo fundó mi abuelo en el año 1964 y hoy somos el principal fabricante en Argentina de un producto que se llama Poliestireno Expandido, más conocido como isopor o telgopor aunque en realidad eso es una marca.

¿Cómo está integrada la familia en la empresa?

El grupo industrial fue creciendo con el correr de los años y hoy lidera la segunda generación con la participación de la tercera, con primos trabajando en la empresa y con responsabilidad en distintos sectores o unidades de negocios de la compañía.

image.png

¿Cómo es la composición del grupo en cuanto a fábricas y trabajadores?

El grupo cuenta con 7 fábricas en diferentes provincias del país y alrededor de 800 trabajadores. Hay plantas en San Luis, Tucumán, Tierra del Fuego, Capital Federal y tres en Pilar, en la provincia de Buenos Aires.

¿Y cuál es la principal actividad productiva?

La actividad principal es la transformación del poliestireno expandido. Después hay una planta en Pilar en donde se hacen los vasos de polipapel, que son los que se entregan en las cadenas de comida rápida para café o gaseosas. No somos los únicos pero somos una de las que fábrica contenedores o recipientes para bebidas frías y calientes, y para helados. Y también hacemos las tapas de los vasos con poliestireno de alto impacto. Y hace poco en otra de las fábricas de Pilar inauguramos una línea de paneles modulares continuos para la construcción, que se conocen como sándwich porque tienen chapa en las caras y aislación en el medio con poliestireno expandido, poliuretano, lana u otro componente. Pero el principal negocio del grupo es la transformación del poliestireno expandido que se divide en tres unidades de negocios: la construcción con aislantes térmicos con diferentes tipos de productos; en segundo lugar el destino es la industria, para embalar, para packaging, como cuando uno compra televisor, heladera, lavarropas y viene la estructura alrededor sujetando, como una forma de proteger el producto; y por último, el packaging para productos, como el pote de helado por ejemplo, los vasos de telgopor, los portabotellas de cerveza para evitar que se caliente y que en esos casos funciona como aislante térmico.

Pero tuvieron un rol destacado en la pandemia con una demanda impensada…

Sí, sí. Otro producto que fabricamos, relacionado a la pandemia, fue cajas térmicas para laboratorios, entre otras cosas que se usaron para transportar las vacunas del Covid-19.

¿Lo hacían desde antes o a partir de ese episodio?

No, se hace desde hace muchos años porque hay muchas vacunas que se tienen que transportar por todo el país y con una condición térmica que le garantiza la caja junto con otros productos como geles y demás que se colocan en el interior. Y gracias a esa experiencia previa pudimos hacer frente a la alta demanda que se dio en estos años por la pandemia, y asegurar que nunca falten cajas.

image.png

¿Exportan los productos o van todos a mercado interno?

Prácticamente todo lo que es poliestireno expandido es mercado interno ya que es un producto de alto volumen y el flete impacta muy fuerte en el costo del producto y le quita competitividad. En muchos casos vale más el transporte que la carga. Por eso también es que tenemos varias fábricas en las provincias.

¿Y el resto?

En cuanto a la planta de paneles para la construcción la intención es apuntar a otros países y en los vasos de polipapel ya vendemos en Brasil, Chile, Uruguay y algún otro país, pero mayormente la producción es para consumo interno.

Hay alto riesgo de que las cadenas de comidas rápidas se queden sin vasos de polipapel Hay alto riesgo de que las cadenas de comidas rápidas se queden sin vasos de polipapel

¿Cómo es la situación actual de la actividad?

El contexto es complicado, por todas las nuevas disposiciones del Banco Central y todo lo que está sucediendo en general. Sobre todo en lo que hace a insumos de materias primas importadas. Yo manejo la unidad de negocios del packaging que incluye los vasitos de telgopor, los potes de helados, los vasos de polipapel. Y este en este último caso la materia prima no se produce en Argentina. Pero no sólo eso, sino que además por el contexto mundial escasea en el mundo, hay mucha más demanda que oferta de polipapel. Eso hace que sea muy dificultoso conseguirla, y si aparte le sumamos las nuevas restricciones para importar, te diría que es casi imposible contar con esa materia prima y producir actualmente. Por lo cual estamos ante un alto riesgo de abastecimiento de esos productos para todas las cadenas de comidas rápidas.

Es decir que se están comiendo el stock…

Tampoco teníamos mucho stock porque al escasear en el mundo esa materia prima no teníamos disponibilidad abundante ni mucho menos. Por eso estamos ante un peligro muy grande de empezar a desabastecer a clientes en el muy corto plazo.

image.png

Y esa escasez además habrá aumentado los costos…

Tal cual, la escasez disparó los valores de esa materia prima. Y como adicional, el Banco Central te permite importar un 5% más en dólares que el año pasado. Y la materia prima subió más de un 70% en dólares por lo cual puedo traer en toneladas alrededor de la mitad de lo que trajimos el año pasado. Y todas las inversiones que teníamos previstas en maquinaria para seguir desarrollando, creciendo y exportar más de lo que veníamos realizando quedó en la nada porque no tenemos ni materia prima suficiente para cubrir el mercado interno.

¿Y no hay alternativas de materia prima?

No hay alternativas locales del mismo producto. Las casas de comidas rápidas deberán dejar de usar estos productos y echar mano a otras opciones, pero no hay muchos sustitutos disponibles.

Los nuevos industriales, en TikTok

image.png

Oliver Maltz es vicepresidente del espacio joven de la UIA y representa a la Cámara del Plástico. “La UIA joven está conformada por más de 120 chicos y chicas sub 40. Tenemos el objetivo de formarnos como personas, como empresarios, como dirigentes. Y en busca de ese objetivo es que hacemos múltiples actividades y conformamos un grupo que crece mucho, que trabaja mucho y que disfruta. Decimos que somos una nueva dirigencia industrial, propositiva y antigrieta donde tratamos de empatizar más con la sociedad, de mostrar más lo que hacemos, los distintos procesos y líneas productivas para que se conozca la industria argentina, la tecnología con la que contamos, cómo se producen los bienes”, explica el joven empresario a I+I Córdoba.

¿Cómo es el trabajo de ese grupo?

Una actividad muy importante que realizamos todos los meses es un viaje a alguna de las provincias; el año pasado recorrimos más de 17 mil kilómetros entre 12 provincias argentinas para conocer el entramado productivo del país, las diferentes industrias y zonas. Eso nos hace crecer mucho como dirigentes y empresarios, a la vez que hace crecer mucho al grupo.

Hay una idea de difundir más lo que hacen puertas adentro…

Sí claramente. Tenemos el objetivo de empatizar más con la sociedad para que nos conozcan más y mejor. Para eso contamos con diferentes herramientas y mecanismos para abrir las fábricas. En las generaciones anteriores las plantas eran más herméticas, como secretos de Estado para no revelar secretos y que el otro no pueda ver nada. Hoy eso cambió, ya no hay muchos secretos y además hay procesos tan complejos que no es tan fácil replicar algunas cosas.

¿Cómo lo hacen?

Tenemos algunos canales de comunicación para llegar a la sociedad como “Che Alta Industria” que creamos hace cuatro años con la intención de mostrar lo que se hace y produce en el país y cómo se lo hace. Nos está yendo muy bien con esa herramienta, hacemos memes y videos muy interesantes para reflejar la producción. En Instagram ya tenemos más de 50 mil seguidores, en Twitter superamos los 20 mil, en TikTok más de 10 mil y tenemos videos con más de 2 millones de reproducciones. Y todo eso es un granito de arena para ir acercándonos más a la sociedad para que vea qué hay detrás de la industria.

Las plantas de Estisol

Estisol Capital Federal - Bs. As.

Novapol, Pilar - Buenos Aires

Edilteco, Pilar - Buenos Aires

Estisol San Luis - San Luis

Ecosol - Tierra del Fuego

Estisol - Famaillá - Tucumán

Paperfood - Pilar - Buenos Aires