Río Cuarto | Las Delicias | Inundaciones | ambulancias

Vecinos de Las Delicias sufrieron inundaciones en sus viviendas

Aseguran que gran parte del problema se debe a un bordo que levantaron en el perímetro del country lindero, que impide que el agua corra hacia el río. Hubo daños en muebles, colchones y electrodomésticos

Con la primera lluvia intensa de la temporada, los vecinos del extremo este de Las Delicias sufrieron inundaciones en sus viviendas. Los más de 65 milímetros que cayeron entre sábado y domingo anegaron buena parte de esta zona. La explicación de quienes viven en el lugar es que el problema se agravó porque levantaron un bordo en el perímetro del country Riverside, lindante con el barrio.

Una de las afectadas es Valeria Probst, que vive en un pasaje cerca de la calle Rubén Agüero, que separa el asentamiento del barrio privado.

“Se nos inundó la casa anoche y terminamos durmiendo todos mojados. Es la primera tormenta que pasamos este año y sabemos que se vienen peores”, relató la mujer.

Ayer por la noche, varios de sus muebles, los electrodomésticos y, sobre todo, los colchones seguían húmedos. “Pude secar un poco el piso. Pero las cosas siguen húmedas. Vivo en una casilla de madera. La heladera se me quemó, por ejemplo”, comentó Probst.

Según relatan los vecinos de barrio Las Delicias, el problema de las inundaciones no es nuevo, pero se agravó notablemente durante esta última lluvia.

“Todo empezó cuando cercaron el predio del country. Cuando cerraron, se empezó a inundar. La calle queda como un chiquero y las calles quedan intransitables, con decirte que ni los remises ni las ambulancias quieren entrar. En lugar de correr para el río, el agua se va para las casas”, resumió Valeria.

Veinte familias afectadas

En el sector donde ella vive, el extremo este del barrio, a pocos metros del río Cuarto, desagotan la calle Chile, el pasaje Falcone, Colombia y Rubén Agüero.

“Somos alrededor de 20 familias que sufrimos las inundaciones. El problema viene porque en el country pusieron bordos de tierra de 60 centímetros para hacer veredas”, aseguró.

En este sentido, detalló que la semana pasada comenzaron con estos trabajos, elevaron el terreno del otro lado de la calle Rubén Agüero, con tierra y escombros que impiden el paso del agua.

Por su parte, Mercedes Rivadero, otra vecina, remarcó que los problemas de anegamiento en el sector se dan “desde que cercaron el predio del country Riverside. Llueva poco o mucho el agua ingresa a los hogares y arruina todo. Tengo vecinos muy humildes, algunos viven en casillas de madera, otros en piezas hechas de bolsas y chapas”.

“Eso, sin contar que el agua de gran parte del barrio desemboca en esas cuadras y que también se rebalsan los pozos ciegos”, agregó.