Deportes | Las Leonas | pandemia | personal

"Arrancamos con mucha expectativa, se armó un lindo preseleccionado"

Victoria Miranda analiza su presente en el equipo que dirige Retegui. Será un año con mucha actividad: por un lado, el Panamericano y el Mundial Sub-21 y, por otro, el deseo de estar en los Juegos Olímpicos

Si el año 2020 pasó con el parate lógico gracias a la pandemia, este 2021 asoma con muchísima competencia para el hockey femenino, amparándonos en Las Leonas -el seleccionado mayor- y Las Leoncitas -el seleccionado sub-21-.

En diálogo con El Deportivo nos cuenta de las sensaciones y los objetivos para este 2021, con el deseo de poder estar presente en los Juegos Olímpicos, su gran meta a concretarse.

-Estamos con muchas ganas, hace diez días empezamos una concentración con Las Leoncitas (seleccionado sub-21), porque tenemos un panamericano en agosto y un mundial en diciembre. Arrancamos con mucha expectativa, hay un grupo muy lindo, se armó un lindo preseleccionado, jugamos contra la India, nos fue bien, así que muy contentas.

-Viviendo hoy una realidad de competencia muy diferente a lo que pasaba meses atrás, ¿cómo lo toman?

-Fue un tiempo durísimo, un proceso personal de entrenamiento de cada una y también mental, parece que pasó hace mucho tiempo y seguimos en este contexto, es más vivir el día a día.

-Por tu paso en las Leonas, ¿te sentís con más experiencia ahora con tus compañeras de Las Leoncitas?

-Lo tomo con mucha tranquilidad, siento que el ritmo internacional me ha servido un montón, seguimos compartiendo con chicas que estuvimos en Las Leonas, nos da otro ritmo a nivel internacional.

-¿Cómo proyectás el año? Hay Juegos Olímpicos, si se realizan, como punto fuerte.

-Ojalá se den todos los torneos que están planeados. A nivel personal, seguir estando en los procesos nacionales; tenemos en vista un panamericano junior y el mundial, como te dije antes, tenemos que defender un título conseguido en 2016 por Las Leoncitas, es un lindo desafío para nosotras. A nivel club, seguir creciendo y poder entrar en playoffs, que fue algo que nos quedó pendiente en 2019 y, a nivel personal, seguir estudiando, avanzando en la carrera, con bastantes objetivos.

-Imagino que muy conforme, si mirás hacia atrás, por la decisión que tomaste de irte a Buenos Aires, ¿lo ves así?

-La verdad que sí, me sigo acostumbrando. Tuve un primer año que me costó por el tema de las lesiones, fundamentalmente, y el año pasado por la pandemia, creo que es un proceso que se me está dando y de a poco, estoy muy tranquila.

-Mentalmente, ¿cómo sobrellevaste el tema de la pandemia con los entrenamientos?

-Por surte, tuve la oportunidad de volver a Río Cuarto, estar con mi familia, sentirme segura desde ese lado. Fue complicado el entrenamiento, fue un proceso personal de no aflojar en el día a día y después tuvimos la suerte de hacer la concentración en Pinamar y en Cariló en la burbuja. Eso nos hizo bien, a pesar de no tener un torneo cerca. Estar entrenando en conjunto se hace distinto.

-No sólo estás vos en la convocatoria, sino también otra riocuartense, como Ana Dodorico, ¿cuánto pensás que esto motivó al resto de las chicas de la ciudad?

-Ojalá seamos el ejemplo con Anita de que ser jugadoras del interior no te impide llegar a un proceso nacional, si se quiere y si se entrena para eso. A fin de año, estuve entrenando con las chicas de la Universidad y la verdad es que las veo muy bien, muy entusiasmadas y con ganas de progresar y entrenar.

-Hay mucha incertidumbre en Córdoba con respecto a las fechas, aún no se sabe cuándo se va a jugar, ¿puede ser perjudicial en el ánimo de las y los jugadores?

-Obvio que puede pasar, nos sólo para los deportistas, sino para cualquier persona. En un momento, te abren algo; en otro, te lo cierran. Eso queda en cada uno, tener objetivos claros para que el equipo y el club vayan creciendo.