Río Cuarto | lectores | planeta | Tormenta

Editorial Planeta publicará otro libro de la riocuartense Ana Moglia

Luego de editar "La Ruta de los Sueños", ahora hará lo propio con su desprendimiento, "Después de la Tormenta". Estará disponible desde agosto. La escritora se mostró expectante por el próximo lanzamiento

Luego de publicar “La Ruta de los Sueños”, editorial Planeta editará ahora “Después de la Tormenta”, un desprendimiento del primer material de la escritora riocuartense Ana Moglia, quien en diálogo con Puntal agradeció el acompañamiento de los lectores y dijo que tiene grandes expectativas.

-¿De qué trata el nuevo libro que editará Planeta?

-“Después de la Tormenta” es un desprendimiento de “La Ruta de los Sueños”. No es su continuación, porque aquel tiene su final, pero sí esta historia arranca con la vida de personajes de “La Ruta de los Sueños”, que tendrán que pasar por muchas cosas que les depara la vida, sobre todo Arami, personaje central alrededor de quien girará la historia. Es un libro que amé escribir (N. de R. Los dos libros fueron publicados originalmente por El Emporio Ediciones).

-¿Qué expectativas tiene con la edición del segundo libro?

-Como siempre, las mejores, en el sentido de que “Después de la Tormenta” fue escrito con mucho amor, con la intención de llevar un mensaje esperanzador a quien lo lea. Con la intención, como dice la sinopsis, de que quien lo lea acepte la fragilidad de los planes humanos y, sobre todo, crea en que los milagros suceden después de las tormentas.

-¿Cuál fue la repercusión del primer material que sacó Planeta?

-¡Muy buena! Para un escritor, creo que tener mensajes de lectores de distintos puntos del país es muy gratificante y eso sucedió. Por otro lado, aprovecho la oportunidad para agradecer los mensajes de afecto que llegan de mi tesoro más preciado: los lectores.

-Este año se reanudó la Feria del Libro de Buenos Aires y usted estuvo presente, ¿qué significó ese reencuentro con los lectores?

-Una emoción profunda. Creo que todos, lectores y escritores, necesitábamos abrazarnos. Como dije una vez: el mundo no quiere guerra, el mundo quiere volver a abrazar.

-¿Le sorprende que gente de distintas partes del país y del mundo consuma lo que usted escribe?

-La verdad, me emociona muchísimo, porque no solo me lee, sino que me lo hace saber a través de las redes por distintos mensajes y son increíbles las devoluciones que hacen. Te diría que lo que me sorprende es que agradezcan que les respondo. ¡No puedo entender que alguien no responda a sus lectores! Eso sí me sorprende. Soy muy lectora también y para mí, cuando un escritor tiene la deferencia de responder, es una alegría enorme.

-¿Es una motivación adicional al momento de escribir?

-Para mí, escribir es un regalo del cielo. Es mi cable a tierra, una manera de ayudar a otros, mi programa favorito después de mi familia, una fuente inagotable de aprendizaje, porque lo que disfruto en el proceso de investigación es inexplicable, un camino de serenidad... en fin, es el don que me tocó en el reparto: lo tomás o lo dejás y yo lo tomé para siempre.

-¿Qué cree que encuentra la gente que opta por leer sus libros?

-Sobre todo, la simpleza. Siempre digo que no es mejor escritor el que escribe difícil, porque lo que yo pretendo es que aquellos que no leen se acerquen a la lectura. Lo simple no es lo burdo y por eso la delicadeza siempre es un hilo que atraviesa mis libros; pero cuidado, los personajes no son perfectos, trato de que sean “humanos”, con todas sus vacilaciones, con todas sus equivocaciones, con sus arrepentimientos, tal como es en la vida real. En definitiva, creo que encontrarán respuestas y, sobre todo, la certeza de que, mientras hay vida, hay posibilidades y esperanza.

-¿Está trabajando sobre una novela nueva?

-Sí, en una novela inédita que también saldrá publicada por Planeta. Es una historia que me sumergió en un gran proceso de investigación y me cautivó desde el minuto cero.

-¿Cómo es un día de Ana Moglia? ¿Le dedica algún momento en especial a la escritura?

-¡Creo que te marearía!, pero básicamente el de cualquier persona que es mamá (primero siempre mis hijos), luego mi trabajo en la docencia, ¡el cual desempeño desde hace casi casi treinta años! Sigo estudiando -lo cual me gusta mucho- y, por supuesto, el momento más esperado: el que dispongo, según las circunstancias, para escribir. No tengo una hora especial, sino que al momento que dispongo para escribir lo transformo en especial. Soy muy feliz porque aprendí por dónde pasa la vida y soy una bendecida por haberlo aprendido. No todas las personas pueden descubrirlo, así que solo me resta agradecer.

Nicolás Cheetham. Redacción Puntal