Deportes | liga | clubes | Coronel Moldes

Toro Club ya tiene todo listo para la vuelta a las canchas

Rubén Crespo, presidente de la entidad de Coronel Moldes, dialogó con El Deportivo sobre lo que será el tan ansiado regreso de la actividad

Para los clubes de la Liga, la tan ansiada vuelta al ruedo parece cada vez más cerca. El 28 de febrero es la fecha decretada para el retorno del certamen local y uno de los animadores históricos de la Primera División que buscarán revalidar esa condición será Toro de Coronel Moldes. Además, el conjunto azulgrana podrá retornar una semana antes, ya que el 21 de este mes se reanudará el Campeonato Provincial, del cual está participando. En diálogo con El Deportivo, el presidente de la institución, Rubén Crespo, analizó el presente de la entidad en la antesala del regreso a las canchas.

-¿Cómo anticipa que será este 2021 en materia futbolística?

-Lo que pasó en el 2020 hay que olvidarlo rápidamente. No pudimos hacer nada. Fue un constante esperar y se nos fue el año. Ahora parece que las cosas pueden cambiar. Anoche (por el martes) nos pusimos de acuerdo, después de haber tenido varias diferencias, con todos los dirigentes y vamos a poder comenzar el campeonato de la Liga el 28 de febrero. Nosotros junto con San Martín de Vicuña Mackenna y Deportivo Municipal de Adelia María tenemos que regresar el 21 con el Torneo Provincial. Nos han permitido el ingreso de 200 personas y con eso los clubes tenemos un aliciente para poder jugar al fútbol, porque jugar sin público es una locura. Por lo menos, ahora con esto tenés una manera de recuperar.

-¿Cómo ve el presente de Toro y del fútbol de Coronel Moldes?

-Nosotros en el 2020 habíamos apostado a una camada de chicos de divisiones inferiores. Eso se cortó por la pandemia. La idea es jugar con esos chicos y sumarles a algunos de los hombres con más experiencia que tenemos en el club.

-¿Cree usted que esa realidad se replica en los demás clubes de la Liga?

-Es muy difícil tomarse compromisos anuales con jugadores de otro nivel, porque vos no sabés cuánto tiempo vamos a jugar. Ojalá no nos paren nunca, pero no se sabe qué va a pasar en mayo o junio. Por ahí nos paran 15 días o 20. Nosotros vamos a empezar. Hicimos un campeonato de 34 fechas por las dudas que nos paren por algún brote de coronavirus.

-¿Qué le sugiere una Primera División de 26 equipos y una Primera Nacional con 35?

-No me parece que sea un problema la cantidad de equipos. Los que marcan la diferencia son Boca y River, los demás ganan y pierden de igual manera. Nosotros tenemos una Primera División en la Liga con 18 equipos. Van a ascender tres y descender uno. Yo había propuesto que ascendieran cuatro, porque no está mal una Primera A de 22 equipos. La B de la Liga tiene 25 equipos y la verdad que no da para una división C. Cosa que ya existió alguna vez. Hay una diferencia en la B, hay seis o siete equipos que son de Primera A y los tenés varios años retenidos ahí. Son equipos que tienen infraestructura para jugar en Primera A.

-A la distancia, ¿cómo ve aquella experiencia de la Alianza?

-Ahora con mucha nostalgia, pero yo tengo la esperanza de que se vuelva a formar alguna vez, porque las localidades chicas, como la nuestra, tienen muchas dificultades para tener tres clubes competitivos. Es costoso, no se llega, se generan diferencias, etc. Yo creo que los diez años de la Alianza fueron muy exitosos. Uno lo añora y quienes estuvimos en el día a día, vemos cosas que hicimos, que ahora ya no podemos hacer y eso nos da un poco de nostalgia.

-¿Cómo vivió la campaña de Estudiantes en la Primera Nacional?

-Fue una lástima que terminará así, porque en las dos finales fue superior a su rival, sobre todo en la primera con Sarmiento. Hizo muy bien las cosas. Hay que destacar que en el equipo titular tenía muchos jugadores nacidos en la provincia de Córdoba. Eso quiere decir que se hizo un buen trabajo. Haber aguantado a esos jugadores durante todo ese proceso es muy valorable.

-¿En qué punto se hubiesen beneficiado los clubes de la región?

-Hubiese sido muy importante. Porque los chicos saben que tienen un lugar rápido para llegar. No tienen que irse a Córdoba o a Buenos Aires. Motiva mucho, porque los chicos ven que no están lejos de llegar a eso.