Provinciales | Llaryora | Mesa de Enlace Córdoba | Ministerio de BioAgroindustria

Caminos, retenciones y biocombustibles, en la reunión de Busso y la Mesa de Enlace

Fue el primer encuentro entre la dirigencia provincial del campo y el ministro de Bioagroindustria en la que se analizaron distintos temas, pero muchos de incumbencia nacional. Igual, evaluaron los avances de la Agencia Córdoba Agro y la concentración que se dará allí de la Policía Rural y los consorcios. Se habló de la transición

Los integrantes de la Mesa de Enlace Provincial se reunieron ayer, por primera vez bajo la gestión del gobernador Martín Llaryora, con el ministro de Bioagroindustria, Sergio Busso, para analizar un abanico de temas que fueron desde los nacionales hasta los de índole provincial. En el almuerzo, realizado en el predio de la Sociedad Rural de Río Cuarto, se montó una larga mesa para una docena de comenzales.

Entre los temas que priorizan por estas horas los productores están los caminos rurales, que con la intensidad de las lluvias sufren un acelerado deterioro. Por eso el tema consorcios camineros, recursos y el paso de esa estructuta a la nueva Agencia Córdoba Agro ocupó parte de la conversación. Un punto de preocupación allí fue la transición que implica el traslado al nuevo organismo y las demoras que pueden originarse, especialmente en materia de pagos. De todos modos, Busso llevó tranquilidad al destacar que solo es un tema burocrático porque los recursos están asegurados.

La Agencia, que será un apéndice del Ministerio, tendrá además bajo su órbita la seguridad rural, por lo cual se analizó el equipamiento, la dotación de personal y las necesidades de la Policía Rural, que ayer también inauguró dentro del predio de la Sociedad Rural riocuartense un taller de reparación para sus vehículos.

La Agencia aún está en vías de conformación y se espera que en los próximos meses esté plenamente en funcionamiento. Incluso aún resta definir formalmente quién estará al frente de esa nueva estructura, cuyo nombramiento realizará el propio gobernador.

“También estuvimos analizando cómo avanzar con los consorcios únicos, bajo la órbita de la agencia, para tratar problemas de agua, caminos y suelos de forma integral”, explicaron fuentes que participaron del almuerzo.

A primera hora, el ministro Busso estuvo con la comisión directiva de la Sociedad Rural, con la que también se debatieron parte de esos temas.

Otro capítulo importante del ministro con los dirigentes agropecuarios se desprendió del megaproyecto de ley que envió el presidente Javier Milei al Congreso, en el que un apartado se ocupa de los biocombustibles. Se sabe que Córdoba es una de las principales productoras a nivel nacional y de allí que el tema sea central para la provincia y sus intereses. En la mesa se explicó que la propuesta elimina los mínimos obligatorios de corte que rigen actualmente y que alcanzan el 12% para el etanol en naftas y el 7,5% para el biodiésel en gasoil. Al quitar ese piso, el proyecto deja liberadas a las petroleras a comprar solo lo que necesiten o les sea conveniente en cada momento. Con ese escenario, las empresas productoras de Córdoba se encuentran ante un escenario de máxima incertidumbre.

Por supuesto que las retenciones también estuvieron en la agenda. Allí hubo plena coincidencia en un punto: los derechos de exportación deben ser cero. Sin embargo, en el escenario actual, en el que el gobierno de Milei puso retenciones del 15% a economías regionales, las subió para derivados de soja, maíz y trigo, la primera exigencia es tener un calendario de eliminación para las primeras y de baja escalonada para el resto de las producciones.

“Coincidimos todos con que el campo hace mucho tiempo que viene dando una mano y que la salida no es más presión tributaria sino más producción. Que se corre el riesgo de jugar con la rentabilidad de los productores si ceden los precios internacionales y tenemos este nivel de retenciones”, explicó un dirigente luego del encuentro.

Por último, hubo un tema que la Rural de Río Cuarto le acercó al ministro Busso:la idea de complementar el accionar de la Policía Rural con la creación de fiscalías específicas de delitos rurales, algo que se podría avanzar en el terreno del Ministerio de Justicia de la Provincia.

Se inauguró el primer taller mecánico para patrullas rurales

El ministro de Bioagroindustria, Sergio Busso, encabezó junto al intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas; el presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto, Heraldo Moyetta y el director general de Patrulla Rural, Ariel Vargas; el acto de inauguración del primer taller mecánico para patrullas rurales, ubicado en el predio de la rural local.

El objetivo de este espacio de trabajo será agilizar la reparación de las unidades, en lo que respecta a mecánica ligera, optimizando los recursos y centralizando la atención de toda la flota que presta servicio en la zona sur de Córdoba. De esta manera, fortalecen las acciones de seguridad de los campos y sus habitantes.

El taller está totalmente montado con equipamiento de última tecnología y dispone de elevador, balanceadora, alineadora y todas las herramientas necesarias para realizar el mantenimiento periódico de los vehículos. El lote donde fue construido fue cedido por la Sociedad Rural de Río Cuarto.

Por otra parte, el titular de la cartera, entregó repuestos por un monto total de $ 5.146.000 para las camionetas. Todas estas inversiones forman parte de las acciones que se ejecutan a través del Fondo de Desarrollo Agropecuario (FDA), el cual tiene la facultad de disponer y ejecutar diferentes objetivos que surgen de los acuerdos alcanzados entre el sector rural y el Estado provincial.

“Las demandas son varias, pero hay dos que repiten: infraestructura y seguridad rural. Fuimos trabajando y hemos avanzado con políticas en ese sentido. Una política sirve si los beneficiarios dicen que está bien, y los productores valoran lo realizado”, dijo Busso.

Y agregó: “A través del FDA pudimos comprar las camionetas y avanzar con los talleres, uno aquí, en el sur, y otro en el norte que se inaugurará pronto y sumamos una partida para mantenimiento de las patrullas el año pasado. Ahora se licitará la compra de cubiertas por 70 millones. Los recursos son escasos y hay que ser eficientes”.

Cabe recordar que, al cierre del 2023 sumaban 100 unidades en total, entre las delegación norte y sur de la dirección general de Patrulla Rural. Estas camionetas fueron adquiridas en el marco del trabajo articulado entre el sector público y privado. Una acción estratégica que fortaleció el patrullaje, el cuidado y la prevención del vasto territorio rural.