Regionales | lluvias | anegamientos | región

La lluvia generó anegamientos en viviendas de la región

En Holmberg hubo calles inundadas y el agua alcanzó a cubrir vehículos. En Huinca Renancó cayeron más de 70 milímetros, y hubo inconvenientes en algunos barrios. Y en Río Tercero precipitaron más de 90 milímetros y varias familias debieron ser evacuadas

La copiosa lluvia que se abatió ayer en algunas localidades del sur de Córdoba en medio de un alerta meteorológica por tormentas fuertes generó diversos problemas como anegamientos de calles, ingreso de agua en las viviendas, e incluso hubo personas evacuadas debido al temporal.

En Santa Catalina Holmberg, se registró una intensa precipitación en un corto período de tiempo, lo que provocó importante acumulación de agua en varias arterias, tal es así que algunos vehículos quedaron con cubiertos casi al nivel de sus ventanillas. Una fotografía de dos autos afectados se hizo viral a los pocos minutos de iniciarse el fenómeno.

Al respecto, el intendente Maximiliano Rosetto, compartió en sus redes el panorama de situación y lanzó críticas hacia el gobierno anterior por falta de obras de infraestructura adecuadas. “La localidad se encuentra asfaltada en un 90% pero sin planificación, nunca se hizo una corrección en la canalización de los desagües en 40 años de la gestión anterior”, señaló.

Asimismo agregó que “a 70 días de gestión nos encontramos con esta problemática, que con una copiosa lluvia, el agua va por y para donde quiere sin lugar de escurrimiento”.

A la vez, expresó que realizaron un relevamiento de “los lugares afectados para poder conocer cómo circula, se escurre y trabaja el agua y, en base a eso, tomar las mejores definiciones para llevar adelante las obras que sean necesarias”.

No obstante, confirmó que “no hubo personas evacuadas, sí enojos, malestares por el ingreso de agua en algunos hogares”.

En tanto Huinca Renancó, fue otra de las poblaciones damnificadas por el meteoro, ya que cayeron 70 milímetros en dos horas, lo que generó anegamientos y casas inundadas. La fuerte precipitación sorprendió a los huinquenses en el mediodía y causó algunos inconvenientes en el tránsito.

El fenómeno se dio de manera ininterrumpida y algunas calles se abarrotaron de agua rápidamente. Una dotación de bomberos debió trabajar en al menos cinco domicilios por desagües anegados e ingreso de agua en las casas, afortunadamente no hubo la necesidad de evacuar gente. Por su parte, el Municipio estuvo presente a través de funcionarios para relevar necesidades de las familias afectadas.

Tras el temporal, se podían visualizar sectores más complicados, principalmente en calles de tierra, donde la acumulación de agua dificultaba la circulación.

Cabe agregar que en zona rural los registros fueron menores a los casi 70 mm caídos en esta ciudad. Y en Villa Huidobro distante a 17 kilómetros la medición alcanzó los 30 milímetros.

En tanto, en Río Tercero precipitaron más de 90 milímetros en solo media hora, de esta forma la acumulación de agua en la zona céntrica causó serios problemas para la circular y varias familias debieron ser evacuadas por los bomberos y personal de Defensa Civil. De manera preventiva, se retiró a las personas de sus hogares, tanto por el ingreso de agua como porque uno de los techos comenzó a ceder por el peso del líquido.