Río Cuarto | Lucía | Agustín Camargo | juicio

Para la abogada de Lucía, no hay dudas de que sufrió un ataque sexual

Rosa Sabena, letrada de la querella, indicó que la joven no estaba consciente al momento de la relación y además tenía lesiones compatibles con una violación. Hoy declara César Mañez, el padre. El acusado es Agustín Camargo

Tras la primera audiencia del juicio contra Agustín Camargo, presunto autor de la violación de Lucía Mañez, la abogada querellante Rosa Sabena sostuvo que hay suficiente prueba para respaldar la acusación y acreditar los hechos. Por un lado, asegura que el imputado reconoció informalmente su participación y, por el otro, considera que son claras las evidencias de violencia sexual contenidas en el expediente. En tal sentido, explicó que Camargo admitió, en un chat con la denunciante, la existencia de la relación, algo que la joven no recordaba en absoluto. Para Sabena, esto confirma que ella no pudo dar consentimiento de ningún tipo, porque no estaba consciente durante el hecho.

Al término de la primera jornada del debate oral, la abogada querellante aseguró que “los hechos están probados. Mediante mensajes que él (por Camargo) los aceptó”.

“Lucía le preguntó qué había pasado esa noche, en un chat de Instagram y él le contestó abiertamente que habían tenido sexo. La relación existió y lo que está en discusión es el consentimiento”, amplió Sabena.

Lucía le preguntó qué había pasado esa noche, en un chat de Instagram y él le contestó abiertamente que habían tenido sexo. La relación existió y lo que está en discusión es el consentimiento Lucía le preguntó qué había pasado esa noche, en un chat de Instagram y él le contestó abiertamente que habían tenido sexo. La relación existió y lo que está en discusión es el consentimiento

-¿Pero podía dar su acuerdo Lucía para tener relaciones aquella noche?

-No podría haber consentimiento porque no estaba lúcida. Ella estaba privada de darlo por estar bajo los efectos del alcohol o de la droga que supuestamente le dieron en un trago. Perdió el conocimiento y después ocurrió el hecho.

-¿Fue una relación sexual no consentida?

-Las lesiones que tenía Lucía también hablan de una relación no consentida, por supuesto. Es evidente por las fotos, por las lesiones que tenía en su cuerpo, como por ejemplo en el cuello, por la sangre. La accedieron de manera brusca, animal. Además, una de las testigos dijo que Lucía trató de defenderse, y Camargo tenía rasguños, arañazos.

-¿Qué es lo que se sabe sobre aquella noche en el boliche, hace tres años?

-A Lucía y a sus amigas les ofrecen un vaso con fernet y desde que lo tomó, se desconectó. Ella y una amiga dijeron que “se les apagó el tele”, pero a diferencia de Lucía, su amiga estaba con su novio y se fue con él.

-¿Qué es lo que queda para las próximas audiencias?

-Ya pasaron varios testigos que propusimos nosotros y hoy esperamos el testimonio del padre de Lucía. Pero faltan todos los propuestos por los abogados defensores Jorge Valverde y Osvaldo Narcisi.

Protocolo de género

Durante la primera audiencia del juicio, ayer, declararon Carla Vizcarra, la madre de Lucía Mañez, y algunos de los amigos de la joven.

Una de las particularidades del debate oral fue que el acceso al público estuvo restringido. Al respecto, Rosa Sabena explicó que es por la aplicación de la perspectiva de género en el juicio. “Por eso no se permitió el ingreso de público, y por eso declaró Lucía mientras que a Camargo lo excluyeron de la sala”, detalló.

En el mismo sentido, indicó que luego tuvieron lugar las testimoniales de la madre, un amigo y una amiga de la joven.

Para hoy, en tanto, está prevista la declaración de César Mañez, el padre de Lucía, a partir de las 11 en Tribunales.

Después de la audiencia de este viernes, se pasará a un cuarto intermedio hasta el 2 de septiembre venidero, indicó Sabena, porque el tribunal tiene que sustanciar un juicio por jurados. En este sentido, explicó que una de las razones sería el comienzo del segundo debate por el crimen de Álvaro Zarandón en Laboulaye -comienza el miércoles próximo y tendrá en el banquillo al expolicía Maximiliano Celi-.

La abogada indicó que el juicio por el abuso sexual contra Lucía Mañez se aplazó dos veces por el proceso contra Marcelo Macarrón, que también estuvo a cargo de la Cámara del Crimen Primera.