Nacionales | Macri | asamblea-legislativa |

En el Congreso, el Presidente ratificó el “gradualismo” de las medidas

Macri garantizó ante los senadores y diputados que “no habrá un shock de ajuste” como le reclaman sectores ultraliberales. Aseguró que el país irá dejando de tomar deuda para "recibir inversiones”

El presidente Mauricio Macri garantizó ayer ante la Asamblea Legislativa que "no habrá un shock de ajuste" como le reclaman sectores ultraliberales, prometió que el país irá dejando de tomar deuda para "recibir inversiones", y dijo que hay un "crecimiento invisible", porque está ocurriendo aunque aún no se note en el día a día.

"Algunos me critican porque voy demasiado lento y otros por ir demasiado rápido", afirmó Macri, quien destacó que a los sectores que piden "un shock de ajuste" les dice: "Acá vinimos a reducir la pobreza y a que ningún argentino pase hambre".

Se quejó de que "los otros nos piden que nada cambie y yo les digo que si nada hubiese cambiado estaríamos como otro país hermano que está en una desintegración social", en aparente alusión a Venezuela.

Dijo que "ese crecimiento invisible sucedió. Es como cuando empezamos un edificio: en el pozo no se ve lo que estamos haciendo, pero esa base existe, está y sobre ella se construye el resto. Esto es lo que está sucediendo, los argentinos empezamos a ver los frutos de eso".

Sostuvo que "cada transformación está hecha sobre bases firmes y va a durar para toda la vida".

Metas

"Elegimos el cambio con gradualismo. Tenemos metas para bajar la inflación, reducir el déficit fiscal y se multiplicarán las inversiones en un país confiable, necesitamos templanza", señaló.

"Tenemos metas para bajar la inflación y reducir el déficit fiscal, y como las vamos a cumplir vamos a dejar de endeudarnos y se van a multiplicar las inversiones en un país confiable", aseguró el jefe de Estado, al disertar en la Asamblea Legislativa.

En ese marco, Macri resaltó: "No podemos gastar más de lo que tenemos, en esto nos pusimos de acuerdo con los gobernadores. Llegó el momento de ser serios con el desequilibrio fiscal".

Además, garantizó: "Vamos a dejar de endeudarnos y vamos a recibir las inversiones para ser un país confiable", uno de los puntos más críticos de su gestión y sobre el cual los economistas hacen más advertencias.

"Después de décadas de desorden, llegó el momento de ser serios con el equilibrio fiscal. Es la plata de los argentinos y administrarla con responsabilidad es nuestra obligación", subrayó el Presidente.

Con relación a la inflación, dijo: "Está bajando. La inflación de 2017 fue menor que la de 2016. La de este año va a ser más baja, y la del año que viene va a ser todavía menor que la de éste".

Inclusión laboral

Por otra parte, anunció la presentación de un proyecto de "inclusión laboral", con el objetivo de mejorar el trabajo registrado, sin que se pierda la antigüedad.

El jefe de Estado afirmó que en "el siglo XXI cada día se crean trabajos nuevos y otros se terminan", por lo que consideró que "podemos intentar resistirnos o asumir el momento que nos toca vivir".

Asimismo, destacó que en los últimos dos años aumentó "el trabajo registrado en casi 270.000 puestos, pero en la Argentina uno de cada tres trabajadores está en la informalidad".