Nacionales | Macri | ARA San Juan | inteligencia

Sobreseyeron a Macri: para la Cámara Federal no hubo espionaje sino seguridad presidencial

Desde las querellas de familiares de víctimas, que habían anticipado que la Cámara Federal porteña resolvería "en favor de Macri", anticiparon que apelarán el fallo

La Cámara Federal porteña sobreseyó hoy al expresidente Mauricio Macri y a los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de su gobierno tras considerar que las tareas de inteligencia que tuvieron como objeto a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, hundido en noviembre de 2017, no habrían sido ilegales, sino que encontrarían explicación en maniobras dispuestas para proteger la seguridad presidencial.

“Los informes que conforman los hechos de reproche, se evidencian claramente como actividades tendientes a preservar las instituciones constitucionales, entre las que se encuentra la figura presidencial y/o la seguridad interior”, aseguraron los jueces de la sala primera de la Cámara Federal porteña en el fallo de casi 30 páginas.

Los camaristas Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi convalidaron las explicaciones ofrecidas por la defensa de Macri y refirieron que las actividades tendientes a preservar la seguridad presidencial se disponen “frente a cualquier riesgo, como por ejemplo la supervisión de movilizaciones que podían circundar las visitas presidenciales y/o los acercamientos a su figura y/o a su residencia”.

Los informes que conforman los hechos de reproche, se evidencian claramente como actividades tendientes a preservar las instituciones constitucionales, entre las que se encuentra la figura presidencial y/o la seguridad interior Los informes que conforman los hechos de reproche, se evidencian claramente como actividades tendientes a preservar las instituciones constitucionales, entre las que se encuentra la figura presidencial y/o la seguridad interior

La justificación ofrecida por el expresidente en el marco de su declaración indagatoria había sido desechada por el juez que lo procesó, Martín Bava, que explicitó en la resolución emitida el 1 de diciembre pasado en el que remarcó que los informes de inteligencia sobre familiares de tripulantes del submarino San Juan no guardaban estricta relación temporal con actividades del entonces presidente vinculadas a esa temática.

“Salvo en los informes del 13 de julio del 2018 y el informe del 19 de octubre del 2018, los cuales se analizarán con mayor detenimiento más adelante, en ninguno de los veinticuatro documentos restantes se vuelcan cuestiones que tuvieran que ver con la seguridad presidencial”, había detallado el juez federal de Dolores.

“En ese sentido, en estos cuatro documentos que podrían hacer a cuestiones entendidas como 'de avanzada presidencial', con una simple lectura de ellos surge claramente su irregularidad, toda vez que su contenido y -por ende- su realización no apunta a la seguridad presidencial, sino más bien a conocer los movimientos que los familiares de los tripulantes del ARA San Juan se encontraban realizando en esos momentos”, sostuvo Bava en aquella resolución.

Salvo en los informes del 13 de julio del 2018 y el informe del 19 de octubre del 2018, los cuales se analizarán con mayor detenimiento más adelante, en ninguno de los veinticuatro documentos restantes se vuelcan cuestiones que tuvieran que ver con la seguridad presidencial Salvo en los informes del 13 de julio del 2018 y el informe del 19 de octubre del 2018, los cuales se analizarán con mayor detenimiento más adelante, en ninguno de los veinticuatro documentos restantes se vuelcan cuestiones que tuvieran que ver con la seguridad presidencial

“La temporalidad de los documentos permite desechar esa defensa. Así mientras en algunos casos se advierten documentos producidos con posterioridad a que el presidente se haya retirado de los lugares, hay otros documentos que se realizaron con una antelación que nada tiene que ver con cuestiones protocolares y/o de seguridad vinculadas a la coordinación existente entre la AFI y la Casa Militar”, sentenció el magistrado al procesar a Macri en diciembre pasado.

En el fallo de hoy, por el contrario, los jueces de la sala primera del tribunal de apelaciones porteño aseveraron que “existe suficiencia probatoria para afirmar que las actividades desplegadas tuvieron como único objetivo la seguridad presidencial y/o la seguridad interior, y por esa razón se encuentran justificadas”.

“La evidencia reunida permite tener por corroborado que la injerencia de este organismo en esta actividad –mediante los informes objeto de imputación- fue realizada en el marco de sus atribuciones, siendo que la potencial existencia de un riesgo contra la seguridad del Presidente es un objeto específico de la inteligencia nacional”, escribieron Llorens, Bruglia y Bertuzzi.

“Los informes que conforman los hechos de reproche, se evidencian claramente como actividades tendientes a preservar las instituciones constitucionales –entre las que se encuentra la figura presidencial y/o la seguridad interior-. Ello, frente a cualquier riesgo, como por ejemplo la supervisión de movilizaciones que podían circundar las visitas presidenciales y/o los acercamientos a su figura y/o a su residencia, todo lo cual resulta atendible dentro de los propósitos que inspiran a la inteligencia en este ámbito”, sostuvieron.

“Corresponde revocar los autos de procesamiento apelados y disponer la desvinculación definitiva de los encartados en este proceso, dejándose consecuentemente sin efecto las medidas cautelares fijadas”, concluyeron.

Corresponde revocar los autos de procesamiento apelados y disponer la desvinculación definitiva de los encartados en este proceso, dejándose consecuentemente sin efecto las medidas cautelares fijadas Corresponde revocar los autos de procesamiento apelados y disponer la desvinculación definitiva de los encartados en este proceso, dejándose consecuentemente sin efecto las medidas cautelares fijadas

Desde las querellas de familiares de víctimas, que habían anticipado que la Cámara Federal porteña resolvería “en favor de Macri”, ya anticiparon que apelarán el fallo.

En tanto, el expresidente presentó el último miércoles un escrito en el que advirtió que volverá a Buenos Aires el próximo lunes (procedente de Europa) y no el 29 de julio como tenía previsto; decisión que había sido leída por Valeria Carreras, abogada querellante, como un anticipo de lo que ocurriría hoy.

Entre los hechos que se investigan en esta causa está el seguimiento de personal de la AFI a Malvina Vallejos, hermana del tripulante del ARA San Juan Celso Vallejos, el 15 de enero de 2018 a las 19.20 horas cuando se encontraba en la Base Naval de Mar del Plata, en ocasión de celebrarse la misa por los dos meses de la desaparición del submarino.

En aquella oportunidad, a Vallejos le sacaron fotos junto a las demás personas que se encontraban allí y acompañaron las imágenes con un informe que quedó en el registro de los archivos de inteligencia de la AFI.

Esta causa tramitó ante la Justicia federal de Dolores hasta fines del 2021 cuando la Cámara de Casación Penal decidió que pasaran a los tribunales federales de Comodoro Py, arrastrados por el caso D´ Alessio que pasó a tramitar en el juzgado del juez Julián Ercolini.