Provinciales | Menem | Fábrica-militar | Río-Tercero

Definen situación de Menem: piden que vaya a juicio por la causa Río Tercero

Lo dijo a PUNTAL el abogado Aukha Barbero. La querella reclama que se confirme el procesamiento del expresidente. En cambio, la defensa solicita su sobreseimiento. En 30 días se dictará sentencia.

A casi 23 años de la explosión en la Fábrica Militar de Río Tercero, la Cámara Federal de Córdoba define la situación de Carlos Menem en medio del reclamo por parte de la querella de que el expresidente y actual senador vaya a juicio.

“Nosotros queremos que el expresidente Menem vaya a juicio oral”, dijo ayer a PUNTAL el abogado querellante Aukha Barbero. Y añadió: “Lo que pedimos en la audiencia fue que se confirme el procesamiento”.

“Si esto ocurre va a significar que Menem vaya a juicio”, señaló. Y acotó: “En 30 días hay que dictar sentencia”.

Por su parte, la defensa del expresidente apeló el procesamiento dictado por el juez federal Carlos Ochoa en la causa por la voladura de la Fábrica Militar.

Ahora la Cámara Federal deberá resolver en un mes si revoca el procesamiento de Menem, como corolario de la audiencia realizada el jueves en la causa por la explosión de 1995 en la Fábrica Militar, en la que se encuentra imputado como “instigador” del delito de “estrago doloso agravado por muerte de personas”.

En la ocasión, la Sala A llevó adelante la audiencia oral y pública de apelación en el marco de la causa “Legajo de Apelación de Menem, Carlos Saúl y otros s/ incendio y otro estrago con muerte de persona”.

El tribunal formado por los jueces Eduardo Ávalos, Graciela Montesi e Ignacio María Vélez Funes escuchó el informe del abogado Omar Daer, defensor de Menem, quien había apelado la prisión preventiva del expresidente dictada el 12 de agosto de 2013 por el juez Ochoa.

En ese dictamen, Ochoa acusó al exmandatario de haber sido instigador del delito de estrago doloso agravado por muerte de persona en la causa de la Fábrica Militar

Durante la audiencia, Daer pidió el sobreseimiento de Menem con el argumento de que la causa prescribió por haberse excedido el plazo razonable para su juzgamiento.

El defensor de Menem adujo además que no está probada la vinculación entre la causa por la venta de armas y las explosiones de 1995.

A su turno, el fiscal general Alberto Lozada pidió que se confirme el procesamiento del expresidente, como también lo hicieron los abogados querellantes Ricardo Monner Sans, Horacio Viqueira y Barbero, defensores de María Eugenia y María Julia Dalmasso Gritti.