Policiales | menores de edad | detenidos | asesinato

Tres menores de 14, 15 y 16 años, detenidos por el asesinato del remisero

El sangriento hecho ocurrió en las primeras horas del domingo en la esquina de Carlos Gaudard y 12 de Agosto. Los apresados habrían vendido el celular de la víctima poco después en el barrio Banda Norte. El caso estaría esclarecido, según los pesquisas

Tres menores de 14, 15 y 16 años fueron detenidos anoche, poco antes de las 23, acusados del homicidio de Facundo Pereyra, el remisero de 46 años que fue asesinado de un balazo en la espalda en las primeras horas del domingo en la esquina de Carlos Gaudard y 12 de Agosto, en el sur de la ciudad.

De acuerdo con la investigación, que está en pleno desarrollo, el mayor de los tres sospechosos habría sido el autor del disparo mortal que terminó con la vida del remisero en plena madrugada del domingo.

El raid habría comenzado en el centro de la ciudad con dirección al sur, pasada la medianoche. La hipótesis es que allí intentaron robarle y todo terminó con un disparo por la espalda y la huida de la escena. Los menores se habrían llevado el celular de la víctima y algunas otras pertenencias. Poco después, vecinos dieron aviso a la Policía, que se llegó al lugar y observó “un hombre desvanecido en el auto”. Manejaba un Fiat Uno blanco que se encontraba cruzado en el medio de la calle. Hubo un rápido traslado al Hospital San Antonio de Padua, pero nada se pudo hacer. El balazo había sido certero y a quemarropa. Después se supo que ingresó por la zona intercostal de acuerdo con lo informado por los médicos.

Los tres jóvenes serán trasladados a la capital provincial “de forma inminente”, de acuerdo con lo informado por fuentes del caso.

Mientras tanto, los adolescentes habrían ido hacia la zona de Banda Norte, donde vendieron el celular de la víctima para hacerse rápidamente de dinero en efectivo. Ese fue uno de los elementos que abrieron una hendija en la investigación que terminó horas más tarde con los allanamientos en las viviendas y las detenciones. Primero fueron los de 14 y 15 años y, finalmente, el presunto autor del disparo. También destacaron que las cámaras de seguridad ofrecieron elementos importantes para rastrear recorridos.

Hubo un importante despliegue de fuerzas de seguridad en la zona sur donde fueron encontrados los tres sospechosos, cerca de donde ocurrió el homicidio.

Fuentes del caso confirmaron anoche a este diario que los tres jóvenes, que tendrían antecedentes, serán trasladados de forma inminente a la capital provincial, a un instituto de menores. Cabe aclarar que, en el caso del acusado de 16 años, sería imputable. “El traslado no se va a demorar, va a ser lo más rápido que se pueda”, explicaron sobre la decisión de enviarlos lejos del escenario del crimen.

“El caso está esclarecido y ahora resta el proceso judicial correspondiente”, explicaron fuentes relacionadas con la investigación que se llevó adelante de manera vertiginosa y que arrojó resultados positivos antes de la finalización de la jornada.

Cuando el homicidio se conoció, en las primeras horas de la mañana, los remiseros de la empresa Remises Ya, para la que trabajaba Pereyra, y luego el resto de los trabajadores del volante iniciaron la organización de la protesta que llevarán adelante en la jornada de hoy, desde muy temprano.

Fueron también muchos los que se llegaron hasta el sepelio del trabajador fallecido, que continuará hasta las 10.30 de hoy en la esquina de Sobremonte y Alejandro Roca. Allí se vivieron momentos de profundo dolor a lo largo de todo el domingo, especialmente en el seno familiar. Pereyra tenía tres hijos. Hoy recibirá sepultura en el Cementerio de la Concepción.

Según trascendió, el autor del disparo habría sido el mayor de los tres detenidos, que tiene 16 años y que contaría con antecedentes policiales.

“Hay mucha bronca con lo que pasó. No es nuevo, los que trabajamos a la noche lo podemos decir porque siempre está el peligro alrededor. En este caso fue extremo y tenemos que manifestarnos para que no vuelva a pasar esto de que por un celular matan a un trabajador que sale a ganarse su dinero a la madrugada”, explicó uno de los remiseros que estuvieron a la mañana en la comisaría de Banda Norte.