Ayer fue el primer día de la Cuaresma y se celebró la fiesta del Miércoles de Ceniza, una de las tradiciones más sagradas de la Iglesia.

El Miércoles de Ceniza es un día santo cristiano de oración y ayuno que está precedido por el Martes de Carnaval.

Dicho día marca el inicio de la Cuaresma, que a su vez finaliza en la Semana Santa del 2024, una fecha muy importante en el calendario católico.

La Cuaresma de 2024 se extiende del 14 de febrero al 28 de marzo, seguida del Triduo Pascual y, luego, el Domingo de Pascua el 31 de marzo.

El Miércoles de Ceniza es el día en el que comienza el tiempo de Cuaresma, cinco semanas que tienen como finalidad preparar a los fieles para la celebración de la Pascua.

En la misa, después del Evangelio y la homilía, se bendice y se imponen las cenizas de los ramos de olivo y otros árboles, bendecidos el año anterior al comienzo de la Semana Santa.

La ceniza se impone en la frente de los fieles.