Ministerio de Salud de la Nación | salud mental | Buenos Aires

"Las internaciones largas son dañinas para las personas y rentables para los privados"

El creador de la nueva ley de Salud Mental disertó en un conversatorio organizado por el Colegio de Psicólogos de Río Cuarto. En diálogo con Puntal, se refirió a los desafíos que debe encarar el sistema de sanidad para una mejor inclusión de quienes tienen estas patologías

En el marco de las actividades previstas desde el Colegio de Psicólogos por el Mes de los Psicólogos y de la Salud Mental, se realizó un conversatorio online con Leonardo Gorbacz, autor de la ley de Salud Mental y director nacional de Protección de Derechos de Grupos en Situaciones de Vulnerabilidad. En diálogo con Puntal, el reconocido psicólogo se refirió a los alcances en la actualidad de la legislación y la necesidad de la aplicación de la normativa, con toda la formación que implica y la inversión en infraestructura para poder desarrollarla.

“Pasaron casi 11 años de la nueva ley y estamos en un punto de inflexión, donde lo importante es la implementación concreta y efectiva, después de transitar en la consolidación del marco jurídico, porque la ley se completa con un nuevo Código Civil, y con la reglamentación, sumado a la construcción de los organismos de su aplicación: la Dirección de Salud Mental, el Consejo Consultivo Honorario, instancias de implementación a nivel nacional”, indicó Gorbacz, mientras que destacó que en la jornada de ayer el Ministerio de Salud de la Nación presentó el plan nacional de Salud Mental 2021-2025, “con lineamientos que tienen que ver con sustituir el modelo manicomial que tiene Argentina por uno de atención de base comunitaria”, explicó.

Pasaron casi 11 años de la nueva ley y estamos en un punto de inflexión, donde lo importante es la implementación concreta y efectiva, después de transitar en la consolidación del marco jurídico. Pasaron casi 11 años de la nueva ley y estamos en un punto de inflexión, donde lo importante es la implementación concreta y efectiva, después de transitar en la consolidación del marco jurídico.

En este sentido, señaló que se buscará trabajar en la formación de profesionales para pensar en la atención desde una nueva perspectiva que tiene a la persona como eje central.

- Además de la capacitación, es necesario invertir en la infraestructura para el desarrollo de la ley.

- Sí, necesitamos de muchas cosas, se debe trabajar también con los medios de comunicación para que no incurran en la estigmatización de las personas con padecimientos mentales, que muchas veces sucede; trabajar con las organizaciones de la sociedad civil, con el Poder Judicial, que tiene un rol fundamental en el campo de la salud mental, con la comunidad en general, incluso con las fuerzas de seguridad.

En este sentido, Gorbacz resaltó que es necesaria una capacitación a los agentes y puso el ejemplo de lo sucedido con el músico Chano Charpentier como una situación de crisis en salud mental que no fue bien abordada. “Fue una intervención desacertada de la fuerza de seguridad”, precisó.

Por otra parte, consideró que hay una mirada prejuiciosa que se ha instalado en la sociedad, de que las personas con problemas de salud mental no pueden vivir en comunidad y deben estar “encerradas en instituciones, algo que se debe modificar, hay que demostrar que los asilos no son buenos para la gente, se los aísla y aparta y terminan con más problemas que los que tenían al ingresar”, sostuvo.

Gorbacz destaca que hay otras herramientas para el tratamiento que implican el trabajo desde la inclusión social y que requieren una sociedad más receptiva, que no sea expulsiva, “la gente necesita de la comprensión desde distintos ámbitos”, consideró.

Con la pandemia, para las personas que estaban con tratamientos por condiciones más graves se generaron dificultades, pero también generó más aislamiento de quienes estaban en instituciones y tenían salidas. Con la pandemia, para las personas que estaban con tratamientos por condiciones más graves se generaron dificultades, pero también generó más aislamiento de quienes estaban en instituciones y tenían salidas.

- ¿Hay modelos que se pueden seguir como referencia de lo trabajado en esta nueva línea de salud mental?

- Hay referencias, pero no modelos, porque cada época y región es distinta. En Argentina, la provincia de Río Negro fue pionera en una transformación del sistema de salud mental, al igual que lo fue San Luis. En general, las provincias patagónicas que no tienen instituciones psiquiátricas y que atienden a las personas en el sistema de salud general. Buenos Aires, en tanto, está con un proceso importante al reducir el número de camas en los hospitales y con la habilitación de muchas casas con apoyo para que puedan ir a vivir las personas institucionalizadas sin familia. Del mismo modo, Italia ha tenido experiencias muy interesantes en materia de desmanicomialización y Brasil tuvo algunos avances durante el gobierno de Lula, aunque ahora se han puesto en crisis con Bolsonaro.

- ¿Cuánto ha afectado el período de la pandemia en el desarrollo de estos tratamientos y dificultando la aplicación de la nueva ley?

- Con la pandemia, para las personas que estaban con tratamientos por condiciones más graves se generaron dificultades, pero también generó más aislamiento de quienes estaban en instituciones y tenían permiso de salida o visita. Hoy, a pesar de estar en otra etapa, con menos restricciones, todavía hay instituciones privadas que siguen restringiendo las visitas de los organismos de control o los familiares, al igual que las salidas, pero terminan reforzando un modo de funcionamiento que ya tenían desde antes del Covid-19, que es el del encierro y la exclusión de las personas.

Consideró, en este sentido, que algunos sectores empresariales ofrecen resistencia al cambio de la nueva ley: “Tenemos un sistema de salud en el que el sector privado requiere adecuarse y que no lo hac,e más allá de las cuestiones ideológicas, por una cuestión económica”, señaló.

Finalmente, concluyó que “se deben contemplar estos cambios y no pueden ser un obstáculo para la aplicación de la ley, muchas veces, las internaciones prolongadas son dañinas para las personas pero resultan rentables para el sistema privado, se debe ver cómo resolvemos ese tema sin afectar la autonomía y la libertad de las personas”, sostuvo Leonardo Gorbacz.

Luis Schlossberg. Redacción Puntal