Policiales | Misiones | estudiantes | abuso sexual

Abuso de menor riocuartense en Misiones: imputarían a los directivos del colegio

La Justicia de Leandro N. Alem investiga las denuncias de los padres de un alumno de nuestra ciudad y de otro adolescente de la provincia de Santa Fe. Los hechos habrían ocurrido en el baño del Instituto Superior Adventista

La Justicia de Misiones no descarta imputaciones para los directivos y preceptores del Instituto Superior Adventista de la localidad de Leandro N. Alem tras la denuncia de los padres de dos alumnos de primer año por abusos sexuales. Uno de los estudiantes damnificados es de nuestra ciudad, mientras que el otro adolescente es oriundo de la comuna santafesina de Gato Colorado.

Las denuncias fueron presentadas por los padres de ambos estudiantes el lunes pasado ante la fiscal María Gisela Casafús, quien precisó que los casos ocurrieron en el primer cuatrimestre del año y durante las vacaciones relataron que eran víctimas de abuso sexual y amenazas por parte de sus compañeros de segundo y tercero.

En el caso del alumno santafesino, los padres habían enviado una nota sobre la gravedad de los hechos, pero no se tomaron medidas, por lo que ante esta situación podrían ser imputados.

Casafús explicó que en el caso del alumno de 13 años de Río Cuarto “les manifestó a sus padres durante las vacaciones que fue abusado sexualmente”, al comentar que “se bañan todos juntos” y en ese momento aprovechan para cometer los abusos.

“Los más chiquitos, que son los de primer año, están cansados de que los toquen los órganos genitales y los obliguen a hacer cosas que no les gustan”, señaló la funcionaria judicial.

Los más chiquitos que son los de primer año, están cansados de que los toquen los órganos genitales y los obliguen a hacer cosas que no les gustan Los más chiquitos que son los de primer año, están cansados de que los toquen los órganos genitales y los obliguen a hacer cosas que no les gustan

Agregó que “si los alumnos se quejan con los directivos, después sufren represalias como golpes de puño o amenazas porque todos viven en el hogar”.

Cambios

La fiscal indicó que la investigación se encuentra en la etapa inicial, por lo que no se descarta que también haya acceso carnal.

Casafús explicó que la causa podría pasar al Juzgado Correccional de Oberá.

Aclaró que, en caso de ser determinada la responsabilidad, los menores de 16 años son inimputables, aunque debe resolver la situación de los directivos y los preceptores del establecimiento educativo.

Los directivos y preceptores serían “encubridores” de la situación. “Porque conocían y tomaron medidas tibias, no pusieron fin a la cosa y tampoco denunciaron”, expresó la fiscal.

Tras la denuncia, los padres de las supuestas víctimas ingresaron al colegio con personal judicial para retirar los elementos de sus hijos y el pase escolar para continuar los estudios en sus lugares de origen.

Casafús indicó que también se dispondrá una serie pericias y testimonios que se irán sumando a la investigación, que en una primera etapa se encuentra a cargo del Juzgado de Alem.