Regionales | mundo | Mundial | trabajo

Es de Jovita y lo premiaron en Italia por su trabajo en reducción de residuos químicos

El ingeniero químico Fabricio Politano participó de la Escuela de Verano de Posgrado en Química Verde en Venecia. Se trata de una rama de la química que busca métodos más sustentables

Fabricio Politano es oriundo de Jovita, se recibió de Ingeniero Químico en la UNRC y realizó un Doctorado en la UNC y un posdoctorado en Connecticut (EEUU). Con la intención de seguir capacitándose, participó en la Escuela de Verano de Posgrado en Química Verde (química sustentable) en Venecia, Italia. Durante los días en los que transcurrió esta experiencia, se llevaron adelante diversas conferencias de reconocidos científicos y profesionales del mundo. En una de esas jornadas, se seleccionaron los cuatro mejores trabajos de investigación de alumnos becarios dentro del programa de desarrollo de capacidades en química verde. Esos cuatro se seleccionaron entre unos 150 participantes y entre ellos estuvo Fabricio con su trabajo “La versatilidad del Acetamida-TEMPO en la oxidación química y electroquímicamente activada de alcoholes”.

La capacitación durante el verano europeo se llevó adelante a mediados del mes pasado y se basó en lo que se llama química verde, “una rama de la química que se especializa en la búsqueda de métodos más sustentables para sintetizar compuestos orgánicos, algo tan urgente en los tiempos que corren”, señaló Fabricio durante una entrevista realizada en Buen Día Río Cuarto, programa que se emite por FM Digital 91.9.

El trabajo se basó en llevar a cabo reacciones con la menor cantidad posible de compuestos químicos a fin de reducir residuos químicos. El trabajo se basó en llevar a cabo reacciones con la menor cantidad posible de compuestos químicos a fin de reducir residuos químicos.

¿Cómo llegás a esta escuela en Venecia?

-Los interesados podían aplicar a esta escuela durante los meses de enero y febrero. Entre investigadores jóvenes de todo el mundo, seleccionaron unas 40 personas para participar presencialmente, pero había más de 150 participantes en total porque se llevó a cabo de manera híbrida, algo que nos ha dejado la pandemia. Éramos personas de más de 40 países de todo el mundo y 25 profesores, también de todo el mundo, que fueron quienes daban las clases y las charlas durante toda la semana que duró la experiencia. Yo actualmente resido en Córdoba Capital, estoy trabajando en la Universidad Nacional de Córdoba y para países en vías de desarrollo teníamos la posibilidad de recibir becas tanto para alojamiento como para comida. Pude venir por eso, ya que la temporada alta en Europa no es muy accesible.

¿En qué se basó tu trabajo?

-Se presentaban posters, es una manera muy típica de presentar los resultados de un trabajo. También pueden ser presentaciones orales. Yo presenté los últimos resultados de mi trabajo como investigador posdoctoral en Estados Unidos, en Connecticut. Estuve trabajando en el desarrollo de un compuesto en particular para llevar a cabo oxidaciones. Son una clase de reacciones muy comunes, muy utilizadas en la industria química, farmacéutica, de cosméticos, de polímeros. También es muy útil para llevar a cabo oxidaciones de compuestos, de alcoholes, aldehídos (que son distintas familias de compuestos). Nuestro objetivo fue llevar a cabo ese tipo de reacciones, que se utilizan todo el tiempo, usando la menor cantidad posible de otros compuestos químicos a fin de reducir la producción de residuos peligrosos (residuos químicos), llevando a cabo esas metodologías de manera más segura para el medio ambiente y para los operarios. Y eso acarrea una ventaja económica ya que se utiliza la menor cantidad de materiales posibles, en la jerga se habla de economía atómica, que sería: eso desde lo que se parte, tratar de usarlo todo y que quede (sobre) la menor cantidad de átomos posibles, por decirlo de alguna manera.

fabricio politano 4.jpg

La sustentabilidad y reducción de residuos desde los inicios de los procesos…

-Exactamente, este tipo de cosas ahora son muy necesarias. Si bien los procesos desde el punto de vista químico no son procesos que sean nuevos, las formas de llevarlos a cabo, las recetas por medio de las cuales se llevan a cabo ese tipo de procesos sí tienen que ser modificadas. Otro punto es que, si bien a escala laboratorio (que es como nosotros trabajamos) uno puede pensar que el impacto es bajo o casi nulo, los procesos en realidad cuando terminan siendo aplicados se usan a escala kilos, escala toneladas, entonces ahí sí, una mínima cantidad de desechos se multiplica por varios ceros y se crea un daño importante. En la situación en la que nos encontramos, con los problemas ambientales que tenemos a nivel mundial, este fue uno de los tópicos principales en los que se enfocaba esta Escuela de Verano, el desarrollo de métodos químicos y sintéticos más sustentables, es uno de los eslabones fundamentales.

¿Cuál es tu mirada sobre la sustentabilidad en el mundo?

-Es la gran discusión a nivel mundial, no hay forma de lograr frenar un poco el calentamiento global que no sea cambiando la matriz energética en todo el mundo y esto no tiene que ver solo con algunos países o potencias mundiales, son necesidades ambientales que atraviesan a todas las naciones y deben ser la preocupación de todos los gobiernos del planeta. Pero también es cierto que los métodos de producción hoy no están a la altura de la demanda energética que los países podemos tener, entonces estamos siendo un poco esclavos de los combustibles fósiles aún. Había muchos trabajos sobre desarrollo de celdas solares. Hay que apuntar a eso, pero cómo lograr hacerlo de la manera más equilibrada posible. No podemos decir ‘desde hoy no usamos más petróleo’ porque eso colapsaría todas las economías del mundo. Europa que está tendiendo un problema gravísimo de suministro de energía, porque el mayor suministro viene de Ucrania y Rusia y eso peligra.

El joven profesional dijo que la sustentabilidad es la gran discusión a nivel mundial y que las investigaciones apuntan en ese sentido. El joven profesional dijo que la sustentabilidad es la gran discusión a nivel mundial y que las investigaciones apuntan en ese sentido.

Ves que el mundo científico va en este sentido…

-La gran mayoría de la investigación en esta área apunta a eso, reducir el dióxido de carbono atmosférico y tratar de usarlo como una fuente de nuevos compuestos químico y, a la vez se ve la búsqueda de fuentes de energía más sustentables como mejorar la energía solar o usar hidrógeno verde como combustible, pero hay que apurarse porque no estamos muy holgados de tiempo.

fabricio politano 2.jpg

¿Cuál fue el premio que recibiste?

-El premio fue otorgado por FosAgro, la mayor productora de fertilizantes a base de fosfato de Europa y también mayor productora mundial de roca fosfórica de alto grado. La verdad que fue una sorpresa para mí, no me esperaba ser premiado. Los cuatro premiados que participamos en persona, en Venecia, recibimos un premio de 500 Euros. Fue una gran noticia para ayudar a pagar el viaje, más ahora teniendo tarjeta de crédito argentina. Más allá de eso, muy contento por el premio y la participación.

¿Cómo valorás la educación argentina que recibiste?

-Yo siempre opiné lo mismo, me parece que la educación que recibí es de excelentísima calidad, participé en cursos y clases en Estados Unidos y en Europa y considero que el nivel de las clases dictadas por los profesores que tuve, tanto en educación de grado como posgrado, es de primerísimo nivel. Tenemos limitaciones en logística y materiales, sobre todo en carreras caras porque tenemos insumos, reactivos y equipos que son costosos, pero más allá de eso la formación es excelente. Apartando mi opinión, esto se pone en evidencia con la cantidad de científicos argentinos que tiene grupos de investigación exitosos en todas partes del mundo y en el país también. No tenemos nada que envidiar a otras universidades de otras partes del mundo.