Río Cuarto | mutuales | Estado | ayuda

Con problemas para recaudar, las mutuales enfrentan una grave crisis

Algunas han recibido ayuda del Estado, pero otras no. Hay complicaciones para cobrarles las cuotas a los socios y se han restringido servicios. La mayor caída se debe a que no pueden alquilar sus salones porque no hay eventos

Las mutuales de la ciudad están atravesando una situación compleja producto de la caída en la recaudación. Si bien el panorama de las entidades de este tipo ya era complicado antes del inicio de la pandemia, a partir de la emergencia sanitaria declarada por la Nación, por la que se implementó la cuarentena, las dificultades se profundizaron.

Néstor Garis, titular de la Unión de Mutuales de Río Cuarto, manifestó a Puntal que algunas instituciones han recibido ayuda del Estado para pagar los sueldos de los trabajadores, pero remarcó que no todas han accedido al beneficio.

“Todas las mutuales que tienen salones para eventos no han podido alquilarlos en estos últimos meses, por lo que se ha perdido una fuente de ingresos importante. Tampoco se han podido desarrollar talleres culturales y deportivos. Es todo un problema”, aseguró Garis.

A propósito del tema de los establecimientos destinados a celebraciones, en varias oportunidades se ha dicho que es casi imposible que vuelvan a permitirse las fiestas, ya que no es factible respetar la distancia social necesaria para evitar el contagio de coronavirus.

De hecho, los organizadores de eventos son los que se han manifestado varias veces por las calles de la ciudad para pedir una ayuda del Estado, ante la imposibilidad de trabajar.

Cobranzas

-¿Qué ha sucedido con las cobranzas a los socios?, le preguntó Puntal a Garis.

-La cobranza regular ha tenido problemas. Cuando arrancó la pandemia, los locales de las mutuales tuvieron que cerrar. Algunas han reabierto y otras todavía no. Se buscaron algunas alternativas como las transferencias bancarias, pero se ha complicado por la imposibilidad de salir. Hay atrasos en los pagos.

-¿Qué sucede con los panteones del Cementerio de la Concepción?

-El ingreso al Cementerio se habilitó hace muy poco tiempo, por lo que los trabajadores no se presentaron a cumplir con su tarea. De todas formas, a todos se les tuvo que pagar sus salarios. También tuvimos que seguir abonando los servicios.

-¿Han recibido ayuda del Estado?

-Sí, algunas mutuales han conseguido la ayuda del Estado para el pago de los sueldos, pero hay otras que no.

-La situación que están atravesando, ¿los obliga a buscar otras fuentes de financiamiento?

-Es complicado el tema. No es fácil conseguir nuevos socios cuando los servicios a prestar están restringidos. Por ejemplo, los médicos no están autorizados para atender. En definitiva, las mutuales, como cualquier otra actividad dentro del país, están atravesando un momento muy duro. De todas formas, le estamos poniendo el pecho y vamos a salir adelante, pese a que nos va a costar. Todos estamos aportando un granito de arena.