Regionales | Nelfa Lucía Delacroce | María Luisa Succi | Coronel Moldes

María Luisa y Nelfa votaron hace 70 años y hoy con más de 90 años lo siguen haciendo

Tenían entre 21 y 22 años cuando recibieron la noticia de que iban a ser protagonistas de un hecho histórico. "No sabíamos qué teníamos que hacer", asumen.  "Había una larga cola de mujeres esperando", coinciden ambas en el recuerdo de aquel 11 de noviembre de 1951.

“Recibo en este instante de manos del gobierno de la Nación la ley que consagra nuestro derecho cívico, y lo recibo ante vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas”. Fue el mensaje que se escuchaba de la voz de Evita hace ya 70 años.

Y la noticia corría de boca en boca. Eran los hombres de la familia que llevaban la novedad a la casa. Así lo recuerdan Nelfa Lucía Delacroce (92 años) y María Luisa Succi (91), dos ciudadanas de Coronel Moldes que el 11 de noviembre de 1951 fueron protagonistas de tan importante logro histórico.

Tenían ambas poco más de 20 años y lejos de las grandes urbes, la política era un terreno desconocido para estas mujeres. Con la incertidumbre de cómo iba a ser el momento, ambas participaron y hoy muestran orgullosas sus libretas repletas de sellos, ya que no faltaron a ninguna votación.

“Me encanta ir a votar” “Me encanta ir a votar”

María Luisa Succi dialoga con Puntal y asegura que nunca faltó a una votación. “Me encanta votar, me encanta. Si fuera por mí, tendría que haber votaciones más seguido”, dice.

“Yo te digo de aquella primera votación me acuerdo de pocas cosas. Sé que fui sola, que había una cola larga de mujeres. Fuimos todas a la Municipalidad, creo que era para que nos entregaran la libreta. Fui sola y muy contenta, pero la verdad, cuando nos dieron la libreta no sabíamos qué teníamos que hacer. Pero te repito me encanta ir a votar”, señala.

El dato que menciona, así como al pasar que fue “sola”, no es menor. Es que en aquel tiempo la mayoría de las mujeres acudían acompañadas de sus esposos o padres.

Y aclara que nunca participó en política, pero que le gusta estar informada.

De las últimas elecciones detalla que siguió cada debate y cada instancia, tanto de las Paso como de las elecciones legislativas. “Te comento -dice con tono de complicidad- que yo creía que votábamos una semana antes (al 14 de noviembre último); y me preparaba para eso. Pero no dije nada, porque si no me empiezan a decir: ‘Ay mamá cuánto apuro’”.

Inclusive comparte que días anteriores visitó a una amiga: “Le pregunté si iba ir a votar y me dijo que no. Yo me enloquezco cuando veo que no quieren ir”.

Y tal como lo pregona, así cumplió el pasado domingo concurriendo a votar. Lo hizo acompañada de su yerno, quien documentó este momento en una fotografía.“Ay esa foto recorrió el mundo”, agrega la abuela.

Sobre su interés por la realidad del país dice: “Me gusta estar informada y saber qué pasa. Miro La Nación+. No miro otra cosa, ni novelas, ni otros programas. Estoy esperando la hora para ir a ver esos programas”.

Sobre la última elección de legisladores sostuvo: “Lo teníamos un poco charlado en la familia, ya sabía a quién iba a votar. Espero que cambie algo, que mejore el país. Que hagan algo bueno por la gente”.

A sus 91 años, María Luisa promete seguir participando y hacer valer su derecho como ciudadana. “Tenemos que participar para que las cosas cambien”, resalta.

La noticia llegó a casa

Nelfa Lucía Delacroce tiene 92 años y recuerda que con 22 años concurrió a votar, junto a sus hermanas y madre.

“En la casa no había radio así que nos enteramos por las noticias que traía mi papá que era el que salía. Estábamos con mis dos hermanas y mi mamá”.

De aquel momento también quedó grabada en su memoria la larga fila de mujeres que esperaban por tan importante acontecimiento.

Vestidas con sus mejores galas concurrieron a emitir el voto. “Unos días antes vinieron unas mujeres a la casa que traían los votos. Después nosotros fuimos y los pusimos en el sobre. Era muy temprano cuando llegamos a la escuela y había una cola larga de mujeres esperando. De la segunda mesa venía la cola hasta afuera y daba vueltas”, menciona.

Desde su primer voto hasta uno de los últimos que emitió hace unos 8 años, Nelfa concurrió a la escuela Nacional, hoy Fray Marcos Donatti a votar. “Yo había dicho que votaría 30 veces y después no más, así hice”, asegura.

Su hija María Baldovino acota que en realidad por su edad y por alguna dolencia de salud evitan que acuda a lugares muy concurridos.

Aún así, Nelfa Delacroce reitera que es importante la participación de la mujer en todos los estamentos de la sociedad.

Días pasados y en el marco del 70° aniversario del voto femenino, en Coronel Moldes la Municipalidad organizó un conversatorio, con la participación de estas dos ciudadanas.

Para ellas fue rememorar los tiempos de juventud. Para la comunidad, un ejemplo de compromiso social. En tiempos en que la apatía gana a la ciudadanía, y el porcentaje de votantes se reduce, la historia de estas mujeres inspira y convoca a la reflexión.