Regionales | nena | pileta | bombero

Héroe en Pascanas: le salvó la vida a una nena que se había caído en una pileta

Matías Rosales es bombero y vecino de la pequeña de dos años. Si bien no estaba de servicio, no dudó en socorrer a Julieta, que se encontraba sin signos vitales. Realizó las maniobras de RCP y logró reanimarla

Hay momentos en los que la persona indicada en el instante indicado puede salvar una vida. Así sucedió el pasado miércoles con una pequeña de 2 años oriunda de Pascanas. La nena cayó a una pileta y su familia entró en pánico porque al sacarla del agua no tenía signos vitales. Un vecino, Matías Rosales, se enteró de lo ocurrido y corrió a ayudar. El joven bombero estaba de civil pero rápidamente se dispuso a realizar las maniobras de RCP, que lograron reanimarla. Hoy Julieta se recupera satisfactoriamente en su casa y no tiene secuelas.

Así lo relató a Puntal el integrante del cuerpo activo de la población y protagonista de esta historia con final feliz. El pascanense tiene 21 años y hace 6 que forma parte del cuartel de su localidad.

El accidente ocurrió cerca de las 20 horas del pasado miércoles en la vivienda de una familia que vive a la vuelta de la casa del joven.

“Yo estaba de civil en ese momento porque estoy de licencia. La nena se cae a la pileta de la casa. La mamá la encontró ya flotando, no se movía. Yo me entero cuando salgo a comprar, porque veo mucha gente en esa casa. Siempre solía ver nenes jugando ahí. Me acerco y sale corriendo el padre de la bebé. Entonces supuse que había pasado algo, me volví hacia donde estaba la gente y vi a la nena tirada en el piso”, relató Matías.

Yo estaba de civil en ese momento porque estoy de licencia. La nena se cae a la pileta de la casa. La mamá la encontró ya flotando, no se movía. Yo me entero cuando salgo a comprar, porque veo mucha gente en esa casa. Siempre solía ver nenes jugando ahí. Me acerco y sale corriendo el padre de la bebé. Entonces supuse que había pasado algo, me volví hacia donde estaba la gente y vi a la nena tirada en el piso Yo estaba de civil en ese momento porque estoy de licencia. La nena se cae a la pileta de la casa. La mamá la encontró ya flotando, no se movía. Yo me entero cuando salgo a comprar, porque veo mucha gente en esa casa. Siempre solía ver nenes jugando ahí. Me acerco y sale corriendo el padre de la bebé. Entonces supuse que había pasado algo, me volví hacia donde estaba la gente y vi a la nena tirada en el piso

Explicó sobre ese momento: “Le miré la carita y estaba morada, tenía los labios negros. La bebé no tenía ni pulso ni respiraba”.

En medio de ese panorama desesperante, contó que inició las maniobras de RCP y pasados unos instantes “ella abrió sus ojos”. “La di vuelta, la puse de costado para que si llegaba a vomitar no se tragara el vómito y además para que pudiera largar el agua”, narró.

“La nena empezó a largar el agua y comenzó a mover la cabecita, miró para todos lados y ahí lloró. Ya ahí se tranquilizaron todos”, describió el bombero.

pascanas Julieta.jpg

Julieta ya está en su hogar y se recupera favorablemente.

Señaló que luego arribó a la vivienda de la nena la jefa del cuartel de Bomberos de Pascanas, Claudia Rúa, y más adelante llegó el móvil del cuartel, que trasladó a la pequeña al Hospital.

Sin secuelas

“Gracias a Dios la bebé está bien, ya está en Pascanas porque estuvo internada en Bell Ville. Ahí le hicieron estudios y se determinó que no quedó con ninguna secuela”, dijo emocionado Matías y agregó que desde el accidente se mantuvo en permanente contacto con los papás de Julieta para saber cómo se encontraba.

“Fue un milagro lo que pasó. La doctora le dijo a la mamá que cuando la sacaron de la pileta estaba muerta. Pero gracias a Dios la pudimos salvar y está re bien”, subrayó.

Fue un milagro lo que pasó. La doctora le dijo a la mamá que cuando la sacaron de la pileta estaba muerta. Pero gracias a Dios la pudimos salvar Fue un milagro lo que pasó. La doctora le dijo a la mamá que cuando la sacaron de la pileta estaba muerta. Pero gracias a Dios la pudimos salvar

Asimismo, el bombero afirmó que los papás de la nena le dijeron “que no dude en pedirles lo que sea”, pero él aclaró: “Yo no pido nada para mí, lo que hice fue por vocación porque ser bombero es lo que más me gusta”. No obstante, manifestó que sí le solicitó a la familia poder ver a la pequeña cuando retornara a su hogar.

Por último, Matías admitió que esta fue la primera experiencia límite que le tocó atravesar, ya que como bombero no había vivido una situación similar. “Es la primera vez que salvo una vida así y más teniendo en cuenta que era una bebé”, remarcó.